¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Fondos de pensiones - AFP

Mejores fondos de pensiones

guia forex

APV: consejos, beneficios y regímenes

¿Qué es un Ahorro Previsional Voluntario (APV)? ¿Y cuáles con los beneficios y regímenes de esta modalidad de ahorro para la pensión? En este artículo pretendemos responder estas preguntas y además aconsejarte al momento de elegir un APV. Todo esto y más en APV: consejos, beneficios y regímenes.

APV: consejos, beneficios y regímenes

APV: consejos, beneficios y regímenes - ¿Qué es un APV?

El Ahorro Previsional Voluntario (APV) es una forma de ahorro adicional a lo que cotizas obligatoriamente a través de tu Administradora de Fondo de Pensiones (AFP),cuyo propósito es permitir, tanto a trabajadores independientes como dependientes, a aumentar sus fondos y que te permitirá acceder a un monto de pensión mayor al momento de jubilarte.

Las instituciones que ofrecen un APV son:

  • AFP
  • Compañías de Seguros
  • Administradoras de Fondos Mutuos
  • Administradoras de Fondos de Inversión
  • Administradoras de Fondos para la Vivienda
  • Administradoras General de Fondos
  • Corredores de Bolsa
  • Agentes de Valores
  • Bancos

Además al ahorrar para tu pensión con un APV cuentas con una multitud de beneficios, entre estos, bonificaciones estatales y beneficios tributarios.

APV: consejos, beneficios y regímenes - Regímenes

La forma de ahorro a través de APV tiene importantes beneficios tributarios, y permite que tú elijas el régimen que deseas que afecte a tus aportes, dependiendo del pago o exención de impuestos, en el momento del aporte o en el que retires tus recursos de ahorro voluntario.

Como afiliado puedes optar por uno de los siguientes regímenes tributarios:

Régimen A: Régimen Tributario Impuesto al Ahorrar

El régimen A es una alternativa de tributación, bajo este régimen al momento de ahorrar pagas los impuestos correspondientes, y por lo tanto, cuando decidas retirar el ahorro, no tributas por éste, sino que sólo lo haces por la rentabilidad real obtenida. 

APV: consejos, beneficios y regímenes - Régimen A

Además, bajo esta modalidad tienes derecho a una bonificación por parte del Estado, que equivale al 15% del ahorro anual que has realizado. Este bono anual no puede superar las 6 UTM (aproximadamente $270.000 al día de hoy).

En tanto, los aportes que realices no se rebajan de la base imponible del impuesto único de segunda categoría. La AFP o Institución Autorizada en que contrates el APV te informarán sobre la rentabilidad de los retiros a ti y al SII, para tu declaración de impuestos. El retiro de los aportes que hagas, no serán gravados tributariamente. 

Régimen B: Régimen Tributario Impuesto al Retirar

El régimen B es la opción más tradicional de APV. Bajo este régimen no pagas impuestos al momento de hacer el ahorro, dado que los aportes se rebajan directamente de la base imponible del impuesto único de segunda categoría. Dependiendo de tu tramo de renta, tus aportes al APV tienen una rebaja de impuestos entre el 5% y el 40%.

En el momento en que los fondos son retirados desde la AFP (o de la Institución Autorizada en que tengas contratado tu APV), te son retenidos el 15% de su monto en calidad de impuesto único.

Si llegas a retirar estos recursos (total o parcialmente), sin ser destinados a anticipar o mejorar tu pensión de jubilación, debes pagar impuesto en el momento que retiras los fondos, con un sobrecargo en la tasa que varía según el tramo de impuesto.

En todo caso, bajo cualquiera de los dos regímenes, tus aportes por sobre las 50 UF ($1.296.650 al día de hoy) mensual o 600 UF ($15.559.800 al día de hoy) anual, se rebajarán de tu base tributable si los utilizas para mejorar o anticipar tu pensión (evitando la doble tributación).

APV: consejos, beneficios y regímenes - Beneficios

Además de los beneficios tributarios y fiscales de los APV que hemos mencionado en el apartado anterior, existen varios beneficios asociados a esta forma de ahorro de pensión voluntaria:

  • Gracias al APV puedes adelantar y aumentar tu pensión.

  • Es flexible, ya que tú eliges el monto que deseas aportar, el tiempo durante el que ahorrarás y cuándo aumentarlo o eliminarlo definitivamente.

  • Como ya vimos, obtienes beneficios tributarios dependiendo del régimen que elijas: A o B.

  • Tu APV puede ser invertido en hasta dos de los cinco multifondos, y así recibir las rentabilidades asociadas a cada uno de ellos (Fondos A, B, C, D, E).

  • En comparación con otras formas de ahorro, tiene un costo relativamente bajo de administración. Sólo un 0,56% anual sobre saldo administrado.

  • En caso de fallecimiento, el ahorro en tu cuenta de APV puede pagarse como pensión de sobrevivencia y herencia.

  • Puedes retirarlo en cualquier momento antes de pensionarte si lo llegas a necesitar, pero recuerda que pagas una sobretasa de entre 3% y 7% dependiendo de tu tramo de impuestos.

APV: consejos, beneficios y regímenes - Beneficios

APV: consejos, beneficios y regímenes - Consejos

Ahora que ya hemos examinado los regímenes y beneficios del APV, es momento de sacar algunas conclusiones. Nuestras recomendaciones serían:

  • Quiero dejar esto lo más claro posible: ¡Comienza a ahorrar ahora! Mientras más joven empieces a ahorrar estarás mayor tiempo acogido a los beneficios tributarios y fiscales, y verás tus ahorros crecer exponencialmente. Esta es tu mejor opción para que al momento de pensionarte obtengas un ingreso similar a tu renta.
  • Si eres mujer. recuerda que te jubilarás a los 60 años, 5 años antes que los hombres, por lo tanto ten en cuenta que son 5 años menos de ahorro previsional. Además las expectativas de vida de la mujer son más altas que para los hombres, por esto creo que es muy importante que te acogas a un APV lo antes posible.
  • Si tu renta bruta es inferior a $1.800.000, al momento de pensionarte recibirás aproximadamente un 70% de tu renta imponible como pensión. Para evitar esto, un APV es claramente lo más razonable.
  • En general, la institución más conveniente para tomar un APV es la misma AFP en que estás afiliado, ya que tienden a cobrar comisiones más bajas por ya ser un cliente. Pero esto no es una máxima absoluta, por eso recuerda siempre cotizar antes de elegir. 
  • Los especialistas suelen sugerir que elijas el régimen A para rentas imponibles hasta $1.800.000 y el régimen B para rentas superiores. De esta forma optimizas tu ahorro tributario. 

Como hemos visto, una APV no es sólo una buena opción de ahorro pensando en tu jubilación. Yo lo considero esencial para cualquier persona con la capacidad de ahorro requerida. Si tienes la renta suficiente par acogerte a un APV no dudes en hacerlo, en el futuro agradecerás haber tomado esta precaución.

Y recuerda, entre más joven empieces mejor, ya que repercutirá más fuerte en tu pensión. Pero que esto no te desanime si ya estás próximo a jubilarte: aunque sea 10 ó 5 años de APV igual mejorará tu pensión, por lo que no dejes que tu edad te persuada de hacerlo.

Ojalá este artículo sea de tu gusto y te sirva al momento de decidir y elegir un APV. ¿Tienes más dudas o preguntas? Por favor, comenta en este blog y responderemos cualquier consulta que tengas.

 

Manual para planificar tu jubilación

Si quieres conocer todas las claves para conseguir una buena jubilación aquí podrás descargarte un manual con la información necesaria sobre qué son los fondos de pensiones, ventajas, desventajas, tributación...

Descargar manual 

 

Autor del blog

  • Rankia

    Portavoz oficial de la empresa editora de este sitio web Rankia

Envía tu consulta