Rankia Chile Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

¿Qué es la bonificación fiscal de las APV?

Con el Ahorro Previsional Voluntario (APV) tienes la opción de incrementar tu pensión futura, o generar las cotizaciones suficientes para solicitarlas antes de la fecha de tu jubilación, además de contar con atractivos beneficios tributarios con los cuales puedes aumentar estos ahorros. Entre estos beneficios tributarios se encuentra la bonificación fiscal de las APV. En el siguiente post analizaremos qué es y cómo obtener la bonificación fiscal de las APV.

 

¿Qué es la bonificación fiscal de las APV?

 

 

¿Qué es la bonificación fiscal de las APV?

Cotizar en el Ahorro Pensional Voluntario les permite a los trabajadores realizar aportes para incrementar o adelantar lo que será su pensión por jubilación, una medida importante para asegurarse una vejez tranquila. Conforme a ello, para incentivar a los ciudadanos a iniciar su ahorro pensional, las APV cuentan con beneficios tributarios que variarán de acuerdo al régimen tributario escogido, A o B.

Particularmente entre los beneficios que ofrece el régimen tributario A, se destaca la bonificación fiscal de las APV. Esta consiste en una bonificación anual que realiza el Estado con relación a tus ahorros aportados durante el año.

La bonificación fiscal de las APV es equivalente al 15% del Ahorro Pensional Voluntario generado durante todo un año, y se deposita por el Estado en tu cuenta APV al año siguiente, como una contribución para incrementar tu pensión.

Sin embargo, la bonificación fiscal de las APV no supera los 6 UTM, lo cual convierte al régimen A en una la alternativa adecuada para aquellas personas cuya tasa de ahorro y renta sean nivel promedio o bajo, menos al 15% de impuesto a la renta.

 

¿Cómo obtener la bonificación fiscal de las APV?

Para recibir la bonificación fiscal de las APV debes acoger tu cuenta de Ahorro Previsional Voluntario en el régimen tributario A, el cual tributa por la base imponible del impuesto único de segunda categoría, sino por la rentabilidad total de los APV aportados, por lo que no tendrán que pagar impuestos por el retiro de sus aportes, y además reciben una bonificación del 15% del total ahorrado por el trabajador, teniendo un tope máximo de 6 UTM.

Es importante señalar que si el trabajador realiza un retiro de sus aportes en la APV, se descontará esta bonificación fiscal del 15%, la cual será reintegrada a la Tesorería General de la República.

Por su parte, las cuentas APV acogidas en el régimen tributario B, no se benefician con la bonificación fiscal de las APV. El beneficio tributario de este régimen es que te permite disminuir los impuestos generados por el APV aportado, pues estos aportes se rebajan de la base imponible del impuesto único de segunda categoría, por lo que, al realizar retiro de tus aportes, se aplica una retención del 15% del monto retirado, saldo que se abonará al SII.

 

En resumen, optar por el régimen tributario A para obtener la bonificación fiscal de las APV es una buena alternativa para incrementar tu pensión de jubilación cuando los aportes anuales en la APV y la rentabilidad laboral se determinan saldos bajos o intermedios.

 

  1. en respuesta a Carlostorres1
    #2
    Jotixh
    15% de lo ahorrado en el año anterior, con tope 6 UTM. 
  2. #1
    Carlostorres1

    El 15% de bonificación del estado en qué momento se realiza? Y en los años siguientes ese 15% de bonificación se aplica sobre el monto que hemos ahorrado en dicho año o en el monto total que llevemos ahorrado?