Rankia Chile Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Colombia Rankia España Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder
Encuentra el mejor broker
¿Qué son las acciones de una empresa? Definición, tipos, características

¿Qué son las acciones de una empresa? Definición, tipos, características

Qué son las acciones es una pregunta que ha cruzado la mente de todos al ingresar al mundo de las finanzas. Eso es porque siempre escuchamos sobre dividendos, renta variable y vivir de la renta. Todos estos conceptos están ligados a las acciones, las inversiones y el mercado de valores.

Las acciones son un porcentaje de una empresa. Cuando un inversor compra una acción, se convierte en accionista de esa empresa. Sin embargo, existen varios tipos de acciones y es importante conocerlas antes de realizar tus inversiones.

¿Qué son las acciones?

Las acciones son un instrumento de participación en la propiedad de una empresa. En particular, una acción representa la participación mínima en que se divide el capital de una empresa o sociedad.

Al comprar una sola acción, te conviertes en el propietario de la empresa, aunque sea por una fracción muy pequeña. De esta forma, pasas a formar parte del capital social de la sociedad y adquieres determinados derechos económicos y financieros.

Entre estos derechos podemos mencionar la posibilidad de percibir dividendos si así lo decide la dirección, y derechos administrativos, por ejemplo, ejercer el derecho de voto en las distintas juntas de accionistas, afectando así las decisiones de la empresa.

¿Por qué las empresas emiten acciones?

La emisión de acciones por parte de la empresa le permite obtener dinero para diferentes proyectos que pueden incluir:

  • Pagos de deudas
  • Lanzamiento de nuevos productos
  • Expansión a nuevos mercados o regiones
  • Ampliación de instalaciones o construcción de nuevas

Características de las acciones

Entre las características que distinguen las acciones tenemos:

  • Significado: La acción es la unidad más pequeña del capital social total de una empresa.
  • Propiedad: El propietario de la acción se denomina accionista y es dueño de la parte de la empresa que representa la acción
  • Evidencia de título: Se emite un certificado de acciones de la empresa bajo su sello común. Es un documento de título de propiedad de las acciones. Una acción no es ninguna cosa visible. Se muestra mediante certificado de acciones.
  • Valor de una acción: Cada acción tiene un valor según el momento en que se negocie.
  • Derechos: Una acción confiere ciertos derechos a su titular, como el derecho a recibir dividendos, el derecho a consultar los libros estatutarios, el derecho a asistir a las asambleas de accionistas y el derecho a votar en dichas asambleas, etc.
  • Ingresos: Un accionista tiene derecho a obtener una participación en los beneficios netos de la empresa. Se llama dividendo.
  • Transmisibilidad: Las acciones de una sociedad anónima son libremente transmisibles en la forma prevista en los Estatutos Sociales.

Tipos de acciones

Es común que las empresas tengan diferentes clases de acciones, cada una de las cuales confiere diferentes derechos a los accionistas, como el poder de voto y el derecho a dividendos o capital.

Dentro de los distintos tipos de acciones que existen, los más destacados y comunes son los siguientes:

Acciones ordinarias

Estas representan los derechos de voto básicos de la empresa y son el reflejo de la propiedad accionaria de una empresa.

Las acciones ordinarias por lo general tienen un voto por acción y cada acción le da el mismo derecho de dividendos a los accionistas. Otra característica de las acciones ordinarias es que dan derecho a la distribución del patrimonio de la sociedad en caso de liquidación o venta.

Los derechos adjuntos a las acciones ordinarias se definen generalmente en los estatutos de la empresa.

Acciones preferentes

Las acciones preferentes otorgan a su titular un derecho preferencial a una cantidad fija de dividendo, lo que significa que recibirá dividendos antes que los accionistas ordinarios.

Los accionistas preferenciales también tienen un reclamo de mayor prioridad sobre los activos de la empresa en caso de insolvencia.

Debido a que esta clase de acciones conlleva muchos beneficios y garantías, se emite principalmente a inversores, por ejemplo, a capitalistas de riesgo, que invierten en nuevas empresas. Sin embargo, los accionistas preferenciales por lo general no tienen derecho a voto.

Dentro de las acciones preferentes se encuentran las acciones preferentes rescatables, que son una forma común de financiar un negocio. Permiten que una empresa recompre sus acciones en el futuro (por ejemplo, si las tasas de interés caen y la empresa quiere emitir nuevas acciones con una tasa de dividendo más baja), al tiempo que brindan a los inversores la posibilidad de recuperar su dinero a un precio previamente acordado.

¿Por qué hay diferentes tipos de acciones?

Las empresas generalmente quieren tener diferentes clases de acciones para:

  • Atraer inversores
  • Empujar los ingresos por dividendos en una dirección determinada
  • Eliminar o aumentar los poderes de voto de ciertos accionistas
  • Motivar al personal para que permanezca en la empresa (por ejemplo, a través de planes de acciones para empleados)

Las diferentes clases de acciones confieren diferentes derechos a los accionistas. Por lo tanto, tener diferentes tipos de acciones no solo otorga diferentes poderes, sino que también ayuda a diferenciar fácilmente entre estos diferentes poderes.

Algunos de los derechos más comunes que las empresas pueden desear diferenciar incluyen el derecho a voto son los siguientes:

  • Asistir a las juntas generales
  • Votar las resoluciones de la empresa
  • Recibir pagos de dividendos
  • Participar en la distribución de capital en la liquidación de la empresa

¿Cuál es el valor de las acciones de una empresa?

Cuando hablamos sobre el valor de las acciones de una empresa, debemos tener en cuenta que existen diversos tipos de valor de las acciones en función de qué aspectos se tengan en cuenta en la valoración de las acciones:

  • Valor nominal de una acción: El resultado de dividir el capital social de la empresa entre el número de acciones emitidas.
  • Valor de mercado de una acción: El precio de cotización de la empresa en el mercado de valores, resultado de la oferta y la demanda, por lo que varía continuamente.
  • Valor de mercado de una empresa: Su capitalización bursátil, es decir, el precio de cotización de una acción multiplicado por el número de acciones emitidas.
  • Valor contable de una empresa: Es el patrimonio neto de una empresa, es decir, el valor de los recursos propios que aparecen en balance.
  • Valor contable de una acción: Es el valor contable de la empresa dividido entre el número de acciones emitidas. Normalmente, el precio de una acción es mayor que su valor contable, pero no siempre.
  • Valor de liquidación de la empresa: Es el precio de venta estimado en el caso de que se liquidaran sus activos y se cancelaran sus deudas. Para un inversor, que suele buscar empresas con capacidad para generar beneficios en el futuro, el valor de liquidación tiene poco interés.
  • Valor actual: Es el valor, en el día de hoy, de la corriente de flujos futuros que se espera de una inversión, a un tipo de interés determinado.
  • Valor fundamental o intrínseco: No se trata de un valor exacto, ya que depende de previsiones futuras de beneficios que pueden variar según el analista que las realice. Para su cálculo, un tanto complicado, se analizan una serie de “fundamentos” empresariales, incluyendo ventas, beneficios, recursos propios, activo, perspectivas de negocio, etc.

¿De qué depende el precio de las acciones?

Las acciones como lo mencionamos son una unidad de propiedad de una empresa, que se suele poner a la venta de los inversores o accionistas, como una estrategia para recaudar fondos e invertirlos para elevar el valor total de la empresa.

El precio de las acciones no es estático y suele variar en el tiempo dependiendo de la inversión del dinero y del comportamiento del mercado. Si bien es cierto que las acciones en el mercado suelen tener un comportamiento que puede considerarse volátil, podemos considerar lo siguiente:

  • Oferta y Demanda: a medida que exista un mayor número de compradores dispuesto a adquirir acciones de una empresa y un menor número de ofertas, la acción elevará su valor, por el contrario, si son más los accionistas dispuestos a vender que los interesados en adquirir las acciones, estas bajaran su valor.
  • Beneficios: el dinero recibido por la venta de acciones son invertidos con un beneficio esperado, si este es mayor de lo esperado, las acciones suben y si, por el contrario, son menores a lo estimado, las acciones bajan su valor.
  • Sentimiento: y es que así se refieren los accionistas a la proyección del comportamiento de las acciones del mercado y esto define la tendencia y las expectativas que se tienen de las acciones y que están condicionadas por muchos factores, entre los que destacan cambios en la legislación, la confianza pública en el equipo directivo de la empresa o el estado general de la economía, entre otros.

¿Dónde se negocian las acciones de una empresa?

La negociación de acciones, bien sea para la compra o para la venta, puede hacerse a través de dos tipos de mercado, el primario y el secundario:

  • Mercado primario de acciones: En el mercado primario, la empresa crea acciones nuevas e invita a los inversores a comprarlas, convirtiéndolos en socios propietarios (accionistas) y resolviendo así sus problemas de financiación. Ocurre siempre que se constituye la sociedad o que se amplía capital, para lo que se aumenta el número de acciones en circulación.
  • Mercado secundario de acciones: El mercado secundario donde se pueden negociar acciones son las diferentes bolsas de valores. Son empresas que cotizan en dichos mercados y negocian acciones cotizadas ya en circulación con otros inversores que las quieren vender o comprar. La inmensa mayoría de las transacciones se dan en este mercado secundario.

¿Cuáles son los beneficios de invertir en acciones?

Como se mencionó, cuando compras una acción te conviertes en propietario de una parte de una empresa. Así, las ventajas de invertir en acciones son las mismas que las de ser propietario de una empresa, destacando dos:

¿Cuáles son los riesgos de comprar acciones?

La compra de acciones también trae asociada una serie de riesgos. Al invertir en una empresa, apuestas por su crecimiento en el futuro y sabemos que el futuro es inherentemente incierto. Por lo tanto, es posible que corras algunos riesgos que se pueden traducir en la pérdida de parte o la totalidad del capital invertido. Algunos riesgos de invertir en acciones pueden ser:

  • La incertidumbre asociada a las propias operaciones de la empresa, el éxito de su estrategia de negocio y la solidez de su modelo de negocio, entre otros. Este es el riesgo específico de esa acción o empresa.
  • Si la empresa tiene un rendimiento inferior o el mercado funciona en su contra, el valor de sus acciones podría bajar, por lo que podría recuperar menos de lo que invirtió.

¿Por qué comprar acciones?

Comprar acciones puede ser una forma de invertir tus ahorros en los mercados financieros en un instrumento cuya rentabilidad varía según los resultados de la empresa.

Las acciones ofrecen al inversionista la oportunidad de tomar decisiones de inversión en línea con sus estrategias o de acuerdo a su tolerancia al riesgo.

Para ello, recomendamos leer un par de artículos sobre Mejores brokers Chile 2022 y Mejores brokers online para comprar acciones en Chile.

¿Buscas un bróker para invertir? Mira nuestras recomendaciones:

eToro

Depósito mínimo $200. App sencilla

Ver más
Interactive brokers

Broker con más de 1.5 millones de clientes

Ver más
Capital.com

Spreads muy bajos en divisas. Comisión de 0%

Ver más
XTB

Oficina en Chile. Academia de trading valorada en más de $200 mensuales

Ver más
  • Bolsa
  • Empresas Chile
  • Guia Bolsa
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!
Encuentra el mejor broker