¿Cómo hacer tu portabilidad financiera? Santander, BCI, Banco Estado y Scotiabank

¿Cómo hacer tu portabilidad financiera? Santander, BCI, Banco Estado y Scotiabank

Si estás pensando en realizar portabilidad financiera dentro de los Bancos Santander, BCI, Banco Estado y Scotiabank, en este post te explicaremos como acceder al servicio en cada entidad.

Como hacer tu portabilidad financiera

¿Cómo hacer tu portabilidad financiera? Santander, BCI, Banco Estado y Scotiabank

En primer lugar, es necesario indicarte que la portabilidad financiera es un servicio al cual pueden acceder todos los usuarios de servicios financieros.

La portabilidad financiera es la posibilidad que tienen los usuarios del sistema bancario o financiero para poder trasladar la totalidad de los productos financieros, como por ejemplo créditos o hipotecas, de un banco a otro; este último entregará algunos beneficios al consumidor o tomador del beneficio.

 

¿Como funciona esta medida en los principales Bancos?

La portabilidad financiera funciona de manera diferente en cada banco, aunque el objeto es el mismo en todos:

 

Portabilidad financiera: Banco Santander

Para el caso de Bancos como Santander, para acceder a este servicio es necesario adelantar los siguientes pasos:

  1. Escanea el código QR que se encuentra en el Sitio web de la entidad con tu celular. Este código te remitirá a un link.

  2. Una vez accedas al link, deberás ingresar tu documento y esperar que el sistema te reconozca tu rostro.

  3. Una vez validada la información, se te permitirá diligenciar un formulario.

  4. Diligenciado el formulario, podrás ingresar tus datos y seleccionar los productos que deseas trasladar, para lo cual es necesario que señales el banco de origen.

 

Portabilidad financiera: Banco BCI

Por otra parte, para obtener la portabilidad financiera en el Banco BCI, solo debes ingresar a la página web de BCI y diligenciar el formulario dispuesto, indicando el tipo de producto y el banco de origen.

Una vez enviado este formulario, el Banco revisará la solicitud y se pondrá en contacto contigo para informarte sobre el estado de la portabilidad financiera.

 

Portabilidad financiera: Banco Estado

En el caso de Banco Estado, tendrás que adelantar los siguientes pasos para acceder a la portabilidad financiera:

  1. Diligenciar el formulario, indicando los productos a trasladar y el banco de origen.

  2. Aceptar la oferta: Una vez obtengas respuesta favorable, el banco te informará los beneficios que obtendrás al realizar la portabilidad financiera y tú decides si acepar o no esta oferta.

  3. Firmar el contrato: Una vez aceptes la oferta, podrás firmar el contrato, para que se pueda realizar el traslado del producto o los productos que tengas a cargo.

 

Portabilidad financiera: Scotiabank

Finalmente, en el caso de Scotiabank para poder ser beneficiario de la portabilidad financiera, se hace indispensable cumplir con los siguientes requisitos:

  1. Ingresa a la página de Scotiabank y selecciona la opción pórtate aquí.

  2. Una vez al ingresar el sistema te pedirá ingresar tu cédula de identidad y luego de ello seleccionar la opción del producto que deseas portar.

  3. Termina de diligenciar el formulario con los datos requeridos.

  4. Después de diligenciado el formulario el sistema te seleccionará las ofertas y beneficio que obtendrás por hacer uso de la portabilidad financiera.

  5. Una vez elegida la oferta, te aparecerán los productos a portar con su respectivo banco de origen, elige los que desees.

  6. Finalmente confirmarás la portabilidad y un asesor del banco se comunicará para continuar con el trámite.

  7. Luego de ello recibirás las ofertas de portabilidad y en este caso, deberás decidir si aceptar o no la portabilidad financiera.

 

Por último, recuerda que todos los bancos tienen esta figura por lo que cada entidad financiera tiene sus políticas propias, están sujetas a estudios de crédito y a verificación de historial crediticio; decidir la mejor opción depende de ti y del previo estudio de las ofertas que te ofrecen las entidades.

No olvides comparar cada entidad financiera, los requisitos que te piden y las tasas de interés y demás costos que tienen establecidos, para así tomar la mejor decisión.

 

¡Sé el primero en comentar!