Todo lo que necesito saber de mi tarjeta de crédito

La tarjeta de crédito es uno de los medios de pagos que más se utiliza en la actualidad. En el siguiente artículo vamos a conocer consejos y cosas a tener en cuenta en relación con nuestra tarjeta de crédito: intereses y cobros, pagos, deudas y otras cuestiones relacionadas con la administración de la tarjeta. 

Todo lo que necesito saber de mi tarjeta de crédito

 

 

 

Índice

 

¿Qué debo saber para administrar correctamente mi tarjeta?

Para una buena administración de la tarjeta de crédito hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • Debes conocer en todo momento cuál es el cupo de tu tarjeta de crédito, es decir, el monto máximo disponible en pesos y en dólares. 
  • También es importante conocer cuál es el monto de dinero que se puede obtener mediante avances en efectivo. 
  • Saber de qué fecha a qué fecha va el período de facturación de la tarjeta de crédito, ya que el banco considera una fecha de inicio y una de término para las compras y demás operaciones realizadas con la tarjeta. El período de facturación suele ser, generalmente, de 30 días. 
  • Conocer la fecha de vencimiento del pago, es decir, la fecha límite para pagar el total o parte de la deuda. Recuerda que el titular de la tarjeta de crédito deberá pagar intereses por la parte no pagada. 

 

Intereses y cobros por el uso de mi tarjeta de crédito

Existen algunas compras o usos de la tarjeta de crédito por las que deberás pagar intereses inmediatamente. Son las transacciones de cargo inmediato, es decir, aquellas que pagan interés en forma diaria desde que se realizan hasta la fecha de pago. Ejemplos de estas transacciones son:

  • Compras en casinos de juego y juegos de azar (tanto presencialmente como en línea).
  • Pagos al Servicio de Impuestos Internos (SII) (excepto el pago del impuesto a la renta y las contribuciones).
  • Traspaso a pesos de la deuda facturada en dólares, en el caso que la deuda no sea pagada al vencimiento de la facturación. 
  • Avances en efectivo desde cualquier canal. 

Hay que especificar que al pagar con tarjeta de crédito algunos servicios, el pago no se refleja de inmediato, por lo que si se paga al límite de la fecha de pago se puede producir el corte del servicio o una reposición que no sea inmediata, pues generalmente esos pagos se ven reflejados 24 horas después. 

 

Además, también existen cobros por uso y mantención de la tarjeta de crédito. Son los siguientes: 

  • Cobros de administración o mantención, que pueden ser anuales, mensuales o semestrales. 
  • Comisiones transaccionales:
    • Por compras y/o avances de dinero en el extranjero. 
    • Por uso de la tarjeta de crédito para efectuar avances de dinero en efectivo en cajeros automáticos, sucursales del banco o por internet. 
  • Tasa de interés. Se pagan intereses por:
    • Comprar en cuotas
    • Realizar avances
    • Por el saldo de deuda no pagado que se traspasa de un periodo de facturación a otros.
  • Impuesto de timbres y estampillas: es el impuesto que se aplica a todas las operaciones de crédito de dinero. El impuesto es recaudado por la entidad bancaria, la cual se encargará de pagarlo al Fisco. 

 

Intereses y cobros por el uso de mi tarjeta de crédito

 

¿Dónde pago la deuda de mi tarjeta de crédito?

La deuda nacional de la tarjeta de crédito es informada a través del "estado de cuenta nacional". El pago se puede realizar en cualquier sucursal del banco emisor de la tarjeta, a través de internet, banca móvil, banca telefónica y/o cajeros automáticos. También es posible pactar con el banco el pago automático desde la cuenta corriente o cuenta vista. 

Si se realizan compras u operaciones en el extranjero, la deuda internacional es informada en el "estado de cuenta internacional", que debe ser pagada en dólares o el equivalente en pesos. El pago también se puede realizar en las sucursales o a través de internet. Algunos bancos también ofrecen la posibilidad de pagar la deuda internacional en cuotas expresadas en pesos. 

 

¿Qué pasa si no uso mi tarjeta?

Hay que tener en cuenta que aunque la tarjeta de crédito no se use, puede generar una comisión de mantención. Por ello, es importante que consultes al banco emisor de la tarjeta de crédito si cobrarán dicha comisión y cuál es su monto. 

También debes verificar que esta comisión aparezca escrita específicamene en el contrato del producto. 

No es obligatorio aceptar una tarjeta de crédito que no has pedido o que no quieres tener. 

Por último, recuerda que al recibir una tarjeta de crédito, estás aceptando tener disponible un crédito, lo cual implica una serie de costos. 

Para complementar esta información, también te puede interesar: ¿Qué pasa si no uso mi tarjeta de crédito?

 

En este post has podido conocer algunas cuestiones a tener en cuenta para la adminsitración de tu tarjeta de crédito. Recuerda que si tienes alguna pregunta o requieres de más información puedes comentar a continuación y te ayudaremos encantados. 

 

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!