Rankia Chile Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

¿Cómo funcionan las tarjetas de crédito?

¿Cómo funcionan las tarjetas de crédito? Casi todos nosotros tenemos, por lo menos, una tarjeta de crédito, y probablemente más. Al momento de obtener una cuenta corriente con un banco es común que esta cuenta tenga asociada una tarjeta de crédito. Además, es relativamente fácil conseguir una con las empresas de retail chilenas, como Falabella, Cencosud o Ripley, por nombrar algunas. Pero pese a su popularidad, puede que no tengamos claro cómo funcionan las tarjetas de crédito. Este es el tema que pasaremos a analizar en esta columna.

¿Cómo funcionan las tarjetas de crédito?

 

¿Qué es una tarjeta de crédito?

Una tarjeta de crédito es un instrumento emitido por un banco u otra institución financiera, como las empresas de retail que mencioné antes, a través de la cual la entidad autoriza a la persona para que utilice como medio de pago en cualquier negocio adherido al sistema.

Es, por lo tanto, un medio de financiamiento que conlleva un compromiso que adquirimos, como clientes, a devolver el monto utilizado, además de pagar los intereses, comisiones bancarias y otros gastos que correspondan.

Al momento de su emisión, la institución financiera nos dará un cupo monetario, que es el máximo de dinero que podemos cargar a nuestra tarjeta de crédito.

Una de las grandes ventajas de este sistema de pago, es que podemos realizar las compras en cuotas, las que pueden ir de 3 a 24 cuotas o más, dependiendo del tipo de tarjeta.

Las tarjetas de crédito más utilizadas y populares en el mundo son Visa, MasterCard y American Express.

Tarjetas de crédito

 

¿Cómo funcionan las tarjetas de crédito?

A modo general, las tarjetas de crédito funcionan como una especie de préstamo, donde tú puedes utilizar la cantidad que desees (sin sobrepasar el máximo) y que tendrás que pagar cuando se cumpla el período de liquidación, que usualmente es de un mes desde la fecha de compra. O sea, puedes realizar todas tus compras, aunque no dispongas de dinero en tu cuenta corriente, y a final de mes deberás cancelar los gastos que hayas realizado. Pero esto es sólo en el caso de que hayas realizado la compra sin cuotas (en verdad, es a 1 cuota, pero se entiende).

En caso de realizar una compra con cuotas, a fin de mes (generalmente los bancos te dejan elegir la fecha en que quieres que venza el pago) la institución financiera te hará llegar una boleta que contemplará cuánto has gastado en el mes, en cuantas cuotas compraste o pagaste cada ítem, y el cálculo de la cuota mensual que te corresponde pagar en este período.

Toda esta información viene en el Estado de Cuenta que te deben enviar mes a mes, de forma física o por internet. Sin embargo, existe una opción adicional: en vez de pagar el total de tu cuota actual, los bancos te dan la alternativa de pagar el mínimo; esto es, una cuota inferior a lo facturado mensualmente, pero que si la cancelas se dan por cumplidos tus compromisos financieros del mes.

Ahora, por supuesto, esta opción no es gratis. Al pagar menos de lo facturado mensual generas mayores intereses, y por lo tanto tu deuda con la institución aumenta.

 

¿Cómo funcionan las tarjetas de crédito? Consejos y recomendaciones

Ahora que ya sabemos de forma general cómo funcionan las tarjetas de crédito, veamos qué conclusiones podemos sacar, y cuáles son algunos de los consejos que deberías tener en cuenta:

  • No dejes pasar la fecha de pago: el castigo en interés es bastante grande, y sólo lograrás aumenta tu deuda.
  • Evita realizar el pago mínimo de tu cuenta. En lo posible, realiza abonos adicionales en el mes, lo que te generará un ahorro en los intereses y además contribuirá a que mantengas un buen historial crediticio, lo que te puede ser muy útil en el futuro.
  • Antes de solicitar una tarjeta de crédito, exige toda la información necesaria relacionada con los costos, tasas de interés, plazos y comisiones. Como siempre, es muy importante informarse antes de contratar.
  • Una tarjeta de crédito puede ser una herramienta muy útil, ya que equivale a un préstamo de fácil y rápido acceso, pero dependerá de que la utilicemos con responsabilidad.

Espero que esta columna te sea de ayuda. De todas formas, te recomiendo recorrer nuestra página donde podrás encontrar muchos más artículos sobre tarjetas de crédito.

¡Sé el primero en comentar!
Comentar