¿Cómo elaborar un presupuesto personal?

¿Cómo elaborar un presupuesto personal?

Si está interesado(a) en mejorar tus finanzas personales, lo mejor para comenzar es elaborar un presupuesto personal, el cual es una excelente herramienta para cuantificar los ingresos y egresos (gastos) que tienes en un determinado espacio de tiempo, por lo general cada mes. En el siguiente post te mostraremos de forma sencilla cómo elaborar un presupuesto personal. 

¿Cómo elaborar un presupuesto personal?

 

¿Qué es un presupuesto personal?

Si tienes un objetivo como viajar, ahorrar, comprar una casa o mejorar tus finanzas, puedes hacer uso de un presupuesto personal, el cual es un plan financiero en donde se registran los ingresos, gastos, ahorros y deudas, para luego cuantificar y determinar cuánto dinero consumes en tu día a día y cuánto dinero ahorras.

El objetivo de un presupuesto personal es que permite que la persona planifique un mejor uso del dinero, además lo ayuda a adquirir la disciplina necesaria para poder cumplir con una meta de ahorro, con la cual pueda realizar un proyecto mayor.

Utilizar un presupuesto personal te permite analizar si necesitas más ingresos, identificar gastos innecesarios o muy elevados los cuales puedes reducir o eliminar, evaluar si necesitas limitar la adquisición de deudas, así como planificar si puedes ahorrar. A continuación, veremos cómo elaborar un presupuesto personal.

 

¿Cómo elaborar un presupuesto personal?

Elaborar un presupuesto personal no requiere mayor cantidad de pasos, pero si requiere de ser disciplinado y responsable para poder cumplir con los objetivos propuestos.

Existen 5 pasos para elaborar un presupuesto personal:

 

1-Establecer  el objetivo

Es primordial establecer qué es exactamente lo que buscas lograr, ya que todo presupuesto debe ser elaborado con algún tipo de objetivo a cumplir.

Una vez seleccionado el objetivo, se desprenderá el plazo para lograrlo y este puede ser de dos tipos, a largo plazo (5 años o más) o cortó plazo (menor a 2 años).

 

2-Calcular ingresos versus egresos

Este punto es importante, ya que requiere de ser completamente honestos con la información para hacer un buen presupuesto. En el caso de los ingresos, se debe sumar todos los ingresos fijos que logre durante un determinado tiempo.

En el caso de los egresos, se debe sumar todos los gastos como deudas, pago de servicios, arriendos, gastos recurrentes y ocasionales. Al finalizar el cálculo de ambos  entonces debes cotejar ambos cifras y así podrás evaluar si tus ingresos son suficientes para afrontar tus gastos y ahorrar.

 

3-Evaluar los gastos y hacer reajustes

Este paso está relacionado con el segundo, ya que si los gastos son mayores a los ingresos entonces el presupuesto no tendrá ninguna razón de ser porque para lograr el objetivo o meta se requiere de ahorrar.

Se aconseja que los gastos, incluyendo los fijos y los ocasionales, no superen el 90% de los ingresos, para poder ahorrar, como mínimo el 10% restante cada mes, y poder destinarlos al presupuesto personal.

Así que si los gastos superan a los ingresos entonces tiene dos opciones, la primera es aumentar los ingresos y la segunda es reducir o priorizar los gastos, es decir, debe priorizar entre gastos fijos obligatorios  (hipoteca, prestamos), gastos variables necesarios (comida, ropa, electricidad) y gastos discrecionales (todos los demás gastos).

No olvides los llamados “gastos hormiga”, es decir, aquellos que son pequeños, que no notamos, pero que juntos pueden sumar una gran cantidad de dinero. En este caso, puedes reducir estos gastos cambiando de hábitos, por ejemplo, comer menos afuera y cocinar más en casa, no dejar electrodomésticos encendidos sin necesidad, entre otros.

 

4-Aplicar el nuevo presupuesto y hacer un seguimiento

En este paso se debe confeccionar el presupuesto y comprometerse a cumplirlo. Recuerda que en este punto se debe tener control de los gastos para no exceder los ingresos. Puede que al principio no te resulte fácil, pero una vez que has elaborado tu presupuesto personal, verás más claramente en dónde haces gastos innecesarios y podrás reducirlos o eliminarlos.

 

5-Revisa el presupuesto periódicamente y hace los ajustes necesarios

A lo largo de los días es necesario revisar varias veces el presupuesto para ver si se ajusta a la realidad.  Recuerda que si tus ingresos aumentan, no dejes que tus gastos aumenten por igual importe. Otro detalle importante al elaborar un presupuesto personal es contar solo con los ingresos fijos para los gastos fijos. De esta manera no tendrás sorpresas de iliquidez para cumplir con tus compromisos de pago.  

 

Conclusión

En resumen, elaborar un presupuesto personal requiere de tener un objetivo en mente y de allí tomar la decisión de cómo lograr financiar dicho objetivo y en cuánto tiempo. Cabe destacar, que una vez hecho el presupuesto personal es esencial que no se gaste más dinero del que se ingresa, y para ello debe controlar los gastos que realiza.

 Además, es importante ajustar el presupuesto en la medida en que factores como los ingresos o los compromisos cambian. Lo ideal es que nuestro presupuesto siempre no dé margen para ahorrar, a fin de tener un fondo que nos permita cubrir gastos inesperados o bien realizar algún proyecto.

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!