blog Fondos Mutuos - AGF
Mejores fondos mutuos y AGF en Chile

¿Qué son los instrumentos de capitalización?

Invertir en Fondos Mutuos es una excelente opción para obtener rentabilidad por tu dinero, y está al alcance de personas tanto naturales como jurídicas. Cabe destacar que cada inversor tiene su propio perfil y su propia tolerancia al riesgo, por lo que existen una gran variedad de fondos mutuos que invierten en instrumentos de renta fija y variable en diferentes proporciones. En el siguiente post conocerás qué son los instrumentos de capitalización en los fondos mutuos.

 

¿Qué son los instrumentos de capitalización?

 

 

¿Qué son los instrumentos de capitalización?

El objetivo de los fondos mutuos es ofrece al cliente una cartera o portafolio de inversión diversificado que le permita obtener una buena rentabilidad por sus aportes. Cada inversor coloca una determinada cantidad de capital que, al final del plazo, genera las ganancias correspondientes al tipo de fondo mutuo en que se invirtió.

Existen dos tipos de instrumentos en los que invierten los fondos mutuos: instrumentos de deuda e intermediación financiera, e instrumentos de capitalización. En el caso de los primeros, también llamados Fondos Mutuos de renta fija, la rentabilidad es estable, fija y conocida desde el inicio del plazo. Pero, ¿qué son los instrumentos de capitalización?

Al igual que en el mercado de valores, los instrumentos de capitalización son aquellos cuya rentabilidad varía dependiendo de las condiciones del mercado al momento de finalizar el plazo, por lo que el inversionista no sabe de antemano cuánto va a ganar con su inversión, si ganará o no.

Los instrumentos de capitalización, o valores de renta variable, se fundamentan en la inversión de acciones de sociedades anónimas abiertas, cuotas e fondos de inversión, cuotas de otros fondos mutuos, etc. Esto hace que el valor de los activos invertidos se encuentre en constante movimiento.

Las personas que invierten en fondos mutuos con un alto porcentaje de instrumentos de capitalización son más tolerantes al riesgo, ya que a costa de esta incertidumbre apuestan a ganancias más altas que las obtenidas con los instrumentos de deuda, o valores de renta fija.

A este respecto, los fondos mutuos se clasifican en 8 tipos. Los primeros tres tipos no incluyen instrumentos de capitalización, ya que están dirigidos a los inversionistas conservadores que no desean asumir riesgos con su capital y prefieren conocer de antemano cuánta rentabilidad generará su dinero. A partir de ese punto, los fondos mutuos incluirán en su portafolio un porcentaje de instrumentos de capitalización:

  • Fondo tipo 4 – Mixto: En estos fondos existe un porcentaje del capital que se invierte en instrumentos de deuda para garantizar la seguridad del capital, y el resto se invierte en instrumentos de capitalización para maximizar la rentabilidad. Dentro de este tipo de fondo existen diferentes proporciones para cada tipo de inversionista.
  • Fondo tipo 5 – De capitalización: Tienen un porcentaje mayor de inversión en instrumentos de capitalización, lo que los hace más rentables pero más riesgosos. El porcentaje de inversión en renta variable de estos fondos no deberá exceder el 90% del valor de los activos del fondo.
  • Fondo tipo 6 – De libre inversión: Aunque se encuentra regulada, la política de inversión de este tipo de fondo mutuo puede invertir en ambos instrumentos en distintas proporciones.
  • Fondo tipo 7 – Estructurado: Este tipo de fondos establecen un equilibrio para obtener una determinada rentabilidad, ya sea fija o variable, al cabo de un plazo específico. Siempre cuentan con una boleta de garantía, por lo que también se denominan “garantizados”, “asegurados” o “afianzados”.
  • Fondo tipo 8 – Dirigido a inversionistas calificados: Son parecidos a los de libre inversión y su política está establecida por el reglamento interno del fondo mutuo correspondiente.

 

Los instrumentos de capitalización ofrecen al inversionista la posibilidad de acceder a mayores ganancias por sus aportes y están diseñados para aquellos que puedan soportar un margen de riesgo más alto que los inversionistas conservadores.

En todo caso, la selección de empresas en las que invierte la administradora del fondo es conocida y permite ofrecer mayor seguridad al cliente a la hora de seleccionar un fondo mutuo que invierta en instrumentos de capitalización.