Rankia Chile
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Análisis del IPSA
Seguimiento de la bolsa de valores de Santiago de Chile y sus empresas
¿Buscas mejorar tu formación? Descarga este manual para aprender a hacer movimientos en el mercado.

¿Cuántos tipos de derivados financieros hay?

Lo derivados financieros son contratos que tienen un valor dependiendo de un activo subyacente, el cual es variable y hace que, en consecuencia, sus derivado financieros varíen junto con él; es decir, se clasifica dentro de los instrumentos de capitalización, o valores de renta variable. Pero, ¿cuántos tipos de derivados financieros hay? Conócelos en el siguiente post.

 

¿Cuántos tipos de derivados financieros hay?

 

 

¿Cuántos tipos de derivados financieros hay?

Los derivados financieros pueden estar enlazados con activos subyacentes como acciones, instrumentos de renta fija, índices bursátiles, materias primas, bonos de deuda privada, índices macroeconómicos, tasas de interés, divisas, entre otros.

En base a esto se establecen dos tipos de derivados financieros:

 

¿Cuántos tipos de derivados financieros hay? Futuros

Los Futuros son derivados financieros o contratos estandarizados, es decir, aquellos que se negocian por medio de la bolsa de valores. En este tipo de derivados el comprador no tiene que invertir ni pagar nada al momento de la contratación. Sin embargo, el contratante debe predisponer una garantía ante el pago.

Al contratar un Futuro se contrae una obligación de pago sobre los derivados financieros adquiridos contra una garantía que asegura a la contraparte el cumplimiento del acuerdo. Los Futuros sirven como contratos de garantía entre las empresas para mantener el precio de un activo subyacente y no sufrir pérdidas ante la fluctuación de la oferta y la demanda que se pueda generar al momento de la compra

 

¿Cuántos tipos de derivados financieros hay? Opciones o CFD

Los Contratos por Diferencia (CFD), también conocidos como Opciones, son aquellos en los que se paga una pequeña prima, y en algunos casos suscribir además una garantía de pago. Estos contratos garantizan que, en caso de pérdidas por el valor del activo subyacente, las pérdidas no superen el límite del valor de la prima, mientras que si existen ganancias, no tendrán límite.

 

Tipos de derivados financieros según el lugar de contratación

Por otra parte, según el lugar donde se contrate y negocie el derivado financiero, existen dos tipos principales de contrato:

  • Los derivados OTC (Over The Counter): Estos son acuerdos que se pactan entre grandes bancos y empresas, es decir, se realizan fuera del mercado bursátil, por lo que no hay intermediarios.
  • Los derivados EDT (Exchange Traded Derivatives): Son aquellos que se negocian en los mercados financieros. Estos derivados son muy líquidos y su operatividad es de tipo especulativo, por lo que pueden ser objeto de “trading” hasta la fecha de vencimiento.

 

Tipos de derivados financieros según su activo subyacente

Los tipos de derivados financieros vienen determinados por el tipo de activo subyacente al cual están unidos, ya que este es el que determina al final el valor del derivado, es decir, el valor del activo subyacente es independiente mientras que el del derivado financiero es dependiente de este valor. A este respecto, los tipos de derivados financieros según el activo subyacente son:

  • Derivados de tipo de interés: Su valor subyacente son las tasas de interés, por lo que son bastante fluctuantes.
  • Derivados “forex”: Son aquellos que invierten en divisas y su valor dependerá del valor de la misma.
  • Derivados sobre “equities y commodities”: Su activo subyacente se intercambia en la bolsa de valores, como los bonos o acciones. Pero también se pueden basar en materias primas como el petróleo o el oro.
  • Derivados de crédito: Se utilizan para garantizar los créditos y se refieren al riesgo del mismo.
  • Otros derivados: Como derivados de inflación, emisiones de CO2, etc.

 

Los tipos de derivados financieros vendrán dados en función de su objetivo, tipo de contrato,  tipo de activo subyacente al que esté adscrito y al mercado en que se realice la negociación. Por esto, cada empresa e inversionista evalúa sus opciones, los activos sobre los que quiere invertir y las ventajas que espera obtener para así determinar el tipo de derivado financiero que le conviene.

 

Curso en Santiago: ¡Trading para principiantes!

¿Quieres aprender a operar? Aprenderemos a realizar análisis técnico y a establecer si debemos comprar o vender en el mercado.

  • Sesiones a cargo de profesionales de mercados financieros
  • Formación gratuita por reservar plaza en Rankia