Rankia Chile Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Colombia Rankia España Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder
Encuentra el mejor broker
¿Qué son los derivados?

¿Qué son los derivados?

EDITOR's CHOICE

El deseo de la gente de invertir va en aumento. Este creciente interés se debe a la facilidad con la que los individuos pueden realizar estas actividades gracias a Internet. Y teniendo en cuenta esto, es fundamental tener un conocimiento completo a la hora de invertir o participar en cualquier mercado con total confianza. Los llamados derivados financieros no son nuevos; siempre han formado parte del mercado financiero. Conocer qué son los derivados financieros y cómo funcionan es vital antes de comenzar a invertir. 

¿Qué es exactamente un derivado financiero y por qué lo necesita el inversor? Los derivados son instrumentos financieros cuyo valor depende del valor de otro activo donde el comprador se compromete a comprar el activo en un momento y a un precio específicos en una fecha determinada. En el artículo de hoy profundizaremos en las características de los derivados financieros y sus principales usos.

¿Qué son los derivados?

¿Qué son los derivados? Características

El método más sencillo para explicar un derivado es que se trata de un contrato entre dos partes en el que uno de los términos se basa en el valor de un activo, valor o índice subyacente. Las acciones, las divisas, las materias primas, los bonos y los tipos de interés son algunos de los muchos activos subyacentes que pueden estar comprometidos en diversos instrumentos financieros.

Existen muchas alternativas de activos subyacentes, pero los más usados son: 

Otras características de los derivados financieros son:

  • No requieren una gran inversión inicial, o ésta es pequeña en relación a la inversión necesaria para adquirir directamente el activo subyacente.
  • Se liquidan, generalmente, en una fecha futura. O sea, son a un plazo determinado.

Los principales tipos de derivados son:

Tipos de derivados financieros

Tipos de derivados financieros

Los principales usos que se les da a los derivados financieros son:

Cobertura: 

  • Para reducir el riesgo asociado a la fluctuación del precio del activo subyacente. Sirven como una especie de "seguro" para evitar grandes pérdidas por posibles subidas o bajadas del precio del activo. Importadores y exportadores los usan para cubrirse ante grandes fluctuaciones del tipo de cambio del dólar americano, por ejemplo.

Especulación:

  • Buscan obtener un beneficio por las diferencias previstas en las cotizaciones, minimizando el aporte de fondos a la inversión. Por el alto grado de apalancamiento que suponen, el efecto multiplicativo tanto en las posibles ganancias como pérdidas es muy importante.

Arbitraje: 

  • Una operación genuina de arbitraje se basa en la ejecución de una estrategia cruzada de intercambios en la que se produce un beneficio neto positivo. Suelen tener un carácter temporal corto y obedecen a ineficiencias del mercado.

Para qué se usan los derivados financieros

Un derivado es cualquier título cuyo valor se deriva del valor de otro activo. Hay varios tipos básicos de derivados que se negocian con frecuencia en todo el mundo. Los futuros y las opciones son dos ejemplos de derivados comúnmente negociados. Sin embargo, no son los únicos disponibles; hay muchos otros.

Los derivados se emplean con frecuencia en el comercio de materias primas, como el petróleo, la gasolina o el oro. Las divisas son un tipo de activo. Las acciones y los bonos pueden utilizarse para crear derivados. Los tipos de interés son otra fuente potencial de derivados.

Cómo es el mercado de derivados

Se estima que el mercado de derivados mueve un valor de más de 1 billón de dólares. Dado que los derivados pueden utilizarse para protegerse de diversos riesgos, pueden utilizarse para muchos activos diferentes, como bonos, acciones, materias primas y divisas, entre otros. Muchos inversores prefieren utilizar los derivados en lugar del activo subyacente.

El mercado de derivados se divide en dos tipos: OTC (over-the-counter) y bursátil. Los derivados extrabursátiles, o OTC, son instrumentos que no se publican en una bolsa y se negocian directamente entre las partes.

Los derivados que se negocian en las bolsas, como la Bolsa Mercantil de Chicago, se conocen como derivados bursátiles. Los derivados OTC de acceso público suelen ser utilizados por los grandes inversores institucionales, mientras que los pequeños inversores individuales prefieren utilizar los derivados bursátiles para sus transacciones.

Los bancos comerciales, los fondos de cobertura y las empresas patrocinadas por el gobierno suelen adquirir derivados OTC de las empresas de banca de inversión.

¿Qué son los derivados financiertos?

No te pierdas este vídeo donde Rankia explica qué son los derivados financieros de forma dinámica y visual. Si te ha gustado este artículo, ¡dínoslo en comentarios

¿Buscas un bróker para invertir? Mira nuestras recomendaciones:

eToro

Depósito mínimo $200. App sencilla

Ver más
Interactive brokers

Broker con más de 1.5 millones de clientes

Ver más
Capital.com

Spreads muy bajos en divisas. Integración con TradingView

Ver más
XTB

Oficina en Chile. Academia de trading valorada en más de $200 mensuales

Ver más
  • derivados
  • Bolsa
  • inversión
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!
Encuentra el mejor broker