Rankia Chile Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
¿Cuáles son las partes de una póliza de seguro?

¿Cuáles son las partes de una póliza de seguro?

En este artículo vamos a conocer las partes de una póliza de seguro. La póliza es uno de los elementos principales del contrato de seguro porque contiene todos los derechos y obligaciones que asumen cada una de las partes que intervienen en el mismo. 

 

¿Cuáles son las partes de una póliza de seguros?

 

 

Índice

 

Un seguro, es un documento que sirve para que, una compañía se comprometa a responder por un riesgo determinado a la persona que lo contrata. Entre los términos clave del seguro se encuentra la póliza y ésta debe contener siempre, al menos, dos apartados: las condiciones generales y las condiciones particulares. Además, muchas de las pólizas de seguro contienen también un apartado de condiciones  especiales. 

 

Partes de una póliza de seguro: Condiciones generales

Las condiciones generales contienen las normas básicas que rigen la relación entre las partes que intervienen en el contrato de seguro. 

Las condiciones generales. también denominadas cláusulas o estipulaciones generales, se identifican con la nomenglatura POL. 

Estas condiciones deben contener, al menos, estipulaciones relativas a:

  • La cobertura del seguro y materia asegurada.
  • Exclusiones.
  • Obligaciones y declaraciones del asegurado. 
  • Agravación o alteración del riesgo. 
  • Prima del seguro y consecuencias de su impago. 
  • Procedimiento de denuncia del siniestro. 
  • Terminación del seguro. 
  • Comunicación entre las partes.

Las condiciones generales de las pólizas de seguros pueden ser impositivas o dispositivas, según la especie o ramo de seguro, aplicables a todos y cada uno de los títulos contratos que celebre el asegurador. Las impositivas son las que ordenan la ejecución de determinados actos o la abstención de hacerlos, bajo sanción establecida en la propia póliza. Las dispositivas, por su parte, regulan situaciones para el supuesto de no haber normas específicas en la ley.

 Todas las condiciones generales de la póliza de seguro deben ser aprobadas por la Superintendencia de Bancos antes de ponerlas en vigor.

 

Partes de una póliza de seguro: Condiciones particulares

Las condiciones particulares de la póliza de seguro son todas aquellas estipulaciones que regulan aspectos que, por su naturaleza, no son materia de las condicione generales y son convenidas por mutuo acuerdo de las partes. 

Permiten la singularización de las pólizas de seguro, especificando partiuclaridades tales como:

  • Requisitos de aseguramiento. 
  • Especificación de la materia asegurada. 
  • Individualización del asegurador, contratante, asegurado y beneficiario, si corresponde. 
  • Descripción, destino, uso y ubicación del objeto o materia asegurada. 
  • Monto asegurado. 
  • Prima convenida y su forma de pago. 
  • Franquicias. 

Las condiciones particulares de las pólizas de seguro, por su naturaleza. son variables y por tanto, pueden ser libremente modificadas por consentimiento de las partes, a través de un anexo modificatorio. Los anexos modificatorios deben contener la identificación precisa de la póliza a la cual se incorporan, la fecha de suscripción y las firmas de los contratantes. Las últimas modificaciones suscritas por los contratantes. prevalecen sobre las anteriormente convenidas.

Además, las condiciones particulares no están sujetas a depósito y no requieren de la aprobación previa de la Superintendencia de Bancos para ponerlas en vigor.

Partes de una póliza de seguro: condiciones particulares

 

Partes de una póliza de seguro: Condiciones especiales

Las condiciones especiales de las pólizas de seguro son las que amplían, condicionan, delimitan, modifican o suprimen riesgos, o extienden o restringen las coberturas previstas en las condiciones generales de las pólizas, o incluyen nuevas condiciones de protección.

 Las condiciones especiales necesitan, obligatoriamente, ser aprobadas por la Superintendencia de Bancos previamente a su puesta en vigencia. Además, es importante destacar que, una vez aprobadas, prevalecerán sobre las condiciones generales. 

 

En este artículo has podido conocer las partes de las que se compone una póliza de seguro. Recuerda que si tienes alguna pregunta o requieres de más información, puedes comentar a continuación y te atenderemos con la mayor brevedad posible. 

 

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar