¿Cuál es la diferencia entre riesgo y rentabilidad?

¿Cuál es la diferencia entre riesgo y rentabilidad?

Conocer cuál es la diferencia entre riesgo y rentabilidad es un tema importante para aquellos empresarios que desean invertir en diversos negocios, de tal manera que se encuentren conscientes de los obstáculos, consecuencias, debilidades, fortalezas y demás condiciones que puedan afectarle a un proyecto antes de invertir tiempo y dinero en él.

A continuación, analizaremos cuál es la diferencia entre riesgo y rentabilidad y cómo se relacionan estos dos conceptos entre sí.

 

¿Cuál es la diferencia entre riesgo y rentabilidad?

 

 

Diferencia entre riesgo y rentabilidad

Contrario a los que se suele asumir, riesgo y rentabilidad no significan lo mismo, aunque sí se encuentran relacionados, por lo que es importante tener una idea clara de sus conceptos e identificar las diferencias que tienen entre sí.

  • Riesgo: Cuando se habla de riesgo, se refiere a las probabilidades que tiene un negocio de no generar los ingresos esperados, no superar el nivel de inversión o no avanzar de forma satisfactoria, generando mayor cantidad de pérdida que de ganancias. En toda inversión existe un margen de riesgo el cual se debe correr, y de acuerdo con el perfil de cada inversionista este estará dispuesto a tolerar cierto nivel de riesgo en sus inversiones. Además, es bueno tomar previsiones para evitar tomar riesgos innecesarios que terminen en pérdidas que pudieron ser previsibles.

  • Rentabilidad: Se refiere al dinero que es capaz de generar un negocio y se expresa en modo de porcentaje en relación a la inversión realizada. La rentabilidad varía de acuerdo al negocio y la situación a la que se exponga el mismo y sirve para evaluar el rendimiento de una inversión, producto o empresa.

Estos conceptos por lo general son directamente proporcionales en una dirección, ya que mientras mayor sea la rentabilidad mayor será los riesgos que deban asumirse. No así con la dirección contraria, ya que, como hemos analizado, no siempre un alto nivel de riesgo quiere decir que la inversión será muy rentable. Podríamos estar asumiendo un riesgo muy grande en una empresa que claramente no tiene buena rentabilidad y esto sería un desastre potencial. Es por esto que ambos conceptos se analizan juntos, pero no son iguales.

 

¿Existe la rentabilidad sin riesgos?

Una vez aclarada la diferencia entre riesgo y rentabilidad es lógico pensar que tomar riesgos en un negocio no es una buena opción. Sin embargo, no existe negocio que esté libre de riesgos. Aun así, la cantidad de riesgo que sea pertinente y beneficioso asumir dependerá a la rentabilidad que el proyecto presente.

En este punto podemos hacer una comparación en lo que respecta a los valores de renta fija y reta variable. Sabemos que los valores de renta fija tienen un bajo nivel de riesgo, pero también tienen baja rentabilidad. Mientras que las acciones pueden generar mucha más rentabilidad pero con la particularidad de que se deben asumir más riesgos.

Ahora bien, en vista de la diferencia entre riesgo y rentabilidad cabe destacar que no siempre tomar un mayor nivel de riesgo significa que la rentabilidad estará garantizada. Es por esto que el análisis financiero de la empresa o del valor que queramos adquirir debe basarse en más que el rendimiento que esperamos adquirir. El riesgo de la inversión dependerá de qué tan fuerte sea la empresa o qué tan sólido sea su crecimiento.

Por supuesto, puede encontrarse un equilibrio para estos dos conceptos, para ello se deben evaluar los factores que generan la rentabilidad en un negocio. Cada empresa es distinta lo cual hace difícil lanzar una fórmula general para lograr el equilibrio. Sin embargo, está claro que debe ir respaldado con herramientas y análisis que comenzarán a evaluar y probar si la rentabilidad es mayor que los riesgos y si el negocio podrá seguir adelante.

Se deberán tomar en cuenta inversiones que puedan generar rentabilidad a mediano y largo plazo como también herramientas de financiación a corto plazo lo que ayudara a la sustentabilidad del negocio. Todo esto va a depender de las situaciones financieras a las que cada negocio esté expuesta, las herramientas y estrategias variarán para lograr un mayor equilibrio entre la rentabilidad y el riesgo a tomar.

 

Entonces al conocer estos conceptos y analizarlos podemos tomar conciencia de cuál es la diferencia entre riesgo y rentabilidad y cómo equilibrarlos al momento de tomar la decisión de invertir en un negocio, proyecto o valor.

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!