blog Los mejores créditos hipotecarios
Simulador, requisitos y tasas

Tipos de depreciación y cómo se calculan

La depreciación es el mecanismo mediante el cual se calcula la pérdida de valor de un bien o activo con el paso del tiempo o desgaste de la vida útil del mismo. De manera que si un activo es usado para generar ingresos, a estos ingresos se les debe restar el valor de la depreciación ya que de lo contrario al momento de reemplazarlo no habrá un fondo para hacerlo. Ahora bien, ¿cuáles son os tipos de depreciación y cómo se calculan?

 

Tipos de depreciación y cómo se calculan

 

 

Tipos de depreciación y cómo se calculan

El cálculo de la depreciación es muy importante al momento de adquirir un activo que se utilice para generar ingresos. Este procedimiento contable permite distribuir de manera sistemática el costo de los activos fijos tangibles durante toda la vida útil del mismo, incluyendo esta depreciación en los costos. Es por esto que es necesario saber cuáles son los tipos de depreciación y cómo se calculan:

 

Tipos de depreciación – Método de la línea recta

El método de depreciación en línea recta es el más sencillo de calcular y es uno de los más utilizados por las empresas para calcular la depreciación de un activo. Consiste en dividir el valor del activo entre los años de vida útil del mismo. Esto se hace conociendo el tiempo de vida útil del activo, que por lo general es de unos 20 años para los bienes inmuebles, 10 años para los bienes muebles como maquinaria, trenes, aviones, etc.; y de 5 años para vehículos o dispositivos electrónicos como computadoras.

Por ejemplo, un activo tiene un valor de USD 10.000 y tiene una vida útil de 5 años. La depreciación anual por el método de línea recta sería:

10.000 / 5 = 2000

Es decir, el activo se depreciará USD 2000 por año de vida útil. Esto asumiendo que no tenga un valor de rescate o valor residual. Es por eso que en este método también se toma en cuenta el valor residual del bien o activo, es decir, lo que costará este activo cuando haya pasado su vida útil. Por ejemplo, imagina que una empresa ha comprado una maquinaria por un valor de USD 20.000, la cual tiene una vida útil de 10 años y al final de este tiempo la máquina costará sólo USD 5.000. Entonces tenemos que:

20.000 – 5.000 = 15.000

15.000 / 5 = 3.000

De manera que el activo se depreciará en razón de USD 3.000 por año de vida útil hasta llegar a su valor de rescate.

 

Tipos de depreciación – Método de depreciación de la suma de los dígitos anuales

Este método para calcular la depreciación se suman los números correspondientes a los años de vida útil del activo para obtener un común divisor aplicable a todos los años el cual dé como resultado un porcentaje aplicable al monto a depreciar. Volvamos al ejemplo del activo con costo de USD 20.000 que al cabo de 5 años costará USD 5.000.

En este caso la suma de los años sería igual a 15 (1+2+3+4+5=15), y se aplicará a cada año contando desde el último y se multiplicará por el valor depreciable. Es decir:

  • Año 1: 15.000 * 5/15 = 5.000
  • Año 2: 15.000 * 4/14 = 4.000
  • Año 3: 15.000 * 3/15 = 3.000
  • Año 4: 15.000 * 2/15 = 2.000
  • Año 5: 15.000 * 1/15 = 1.000

Estas serán las cantidades que se deberán restar cada año del valor del activo, lo que al final da como resultado el 100% del valor depreciable, (5/15+4/14+3/15+2/15+1/15 = 1 ó 100%), es decir, los USD 15.000 que perderá el activo durante toda su vida útil.

 

Tipos de depreciación – Método de las unidades de producción

En este método para el cálculo de la depreciación se divide el valor del activo entre el número de unidades que producirá durante su vida útil. De esta manera en cada período de un año se multiplica el número de unidades que produjo por el costo de depreciación de cada unidad para saber en cuánto se depreció el activo. Por ejemplo, una máquina cuyo costo es de USD 1.000.000 y que tiene una vida útil de 5 años producirá un total de 100.000 unidades. Entonces

1.000.000 / 100.000 = 10

Quiere decir que cada vez que la máquina produzca una unidad se depreciará en USD 10. Ahora supongamos que en su primer año produjo 30.000 unidades; entonces se multiplicarán estas 30.000 unidades por el valor de depreciación de cada unidad para saber cuánta de su capacidad productiva perdió la máquina:

30.000 * 10 = 300.000 (fue el valor que perdió la máquina en el primer año de producción)

 

Tipos de depreciación – Método de reducción de saldos

Por último, el método de reducción de saldo para calcular el valor de la depreciación de un activo permite calcular una depreciación acelerada. En este método se usa el valor de rescate y se utiliza la siguiente fórmula:

Tasa de depreciación = 1 – (valor de rescate / valor del activo)1/n

Donde “n” es la vida útil del activo. Volvamos al ejemplo del activo que costó USD 20.000 y que al cabo de 5 años tendría un valor de rescate de USD 5.000.

Tasa de depreciación = 1 - (5.000 / 20.000)1/5 = 0,24214

Ahora multiplicamos esta tasa por el valor del activo sin depreciar para calcular la depreciación del primer año:

20.000 * 0,24214 = 4.842,8

Esta será la cantidad que se depreciará el activo en el primer año. Para el segundo año el valor sin depreciar será el valor del activo menos lo que ya se depreció, es decir, 20.000 – 4.842,8 = 15.157,2, por lo que la depreciación del segundo año será:

15.157,2 * 0,24214 = 3.670,1

Y así sucesivamente hasta completar los años de vida útil del activo. En este caso debes sumar la depreciación del primer año más la del segundo para calcular el tercero.

 

La depreciación de un activo implica su pérdida de potencial de servicio, lo que incurre en una disminución de su valor comercial o pérdida de valor. De manera que saber determinar los tipos de depreciación y saber cómo se calculan resultará de gran utilidad para evitar el error de no incluir en la contabilidad la pérdida de valor de un activo y que, por ende, no se hayan apartado los recursos necesarios para reemplazarlo cuando agote su vida útil.

 

Simulador de créditos hipotecarios

Averigüe si el banco le concederá su crédito hipotecario. Comparamos entre más de 50 créditos de 15 bancos diferentes y, teniendo en cuenta su situación personal y laboral, le mostraremos los créditos hipotecarios que mejor se adapten a su perfil. Es una simulación gratuita y sin compromiso. Cuando esté listo ¡empezamos!

Empezar simulación