Tipos de depreciación y cómo se calculan

La depreciación es el mecanismo mediante el cual se calcula la pérdida de valor de un bien o activo con el paso del tiempo o desgaste de la vida útil del mismo. De manera que si un activo es usado para generar ingresos, a estos ingresos se les debe restar el valor de la depreciación ya que de lo contrario al momento de reemplazarlo no habrá un fondo para hacerlo. Ahora bien, ¿cuáles son os tipos de depreciación y cómo se calculan?

 

Tipos de depreciación y cómo se calculan

 

Depreciación de activos - Conceptos

Antes de de entrar en materia, veamos algunos conceptos que debes manejar para entender cómo se calcula la depreciación de un activo:
 

  • Activo fijo: Es un bien tangible o intangible adquirido por la empresa y que no pretende convertirse en líquido en el corto plazo. Son bienes en los que se invierte para el funcionamiento y crecimiento de la empresa, por lo que no se destinan a su venta. Pueden ser inmuebles, maquinarias, vehículos, equipo informático, etcétera. Los activos pueden ser:
    • Tangibles
    • Intangibles
  • Vida útil: Es el plazo de tiempo en el que el activo pretende ser utilizado sin que dicho bien incurra en vencimiento, deterioro u obsolescencia. Durante este plazo, el activo se depreciará, siendo posible pactar un precio de rescate por él. 
  • Depreciación: Es el mecanismo mediante el cual el bien adquirido se desgasta, deteriora o queda obsoleto, lo que representa una pérdida de valor. Al realizar el cálculo de cuánto se deprecia un activo fijo durante su vida útil, es posible distribuir el costo de dicho activo de forma equitativa a través de los años, lo que permite saber cuánto del presupuesto se dedicará al retorno de la inversión.

 

Tipos de depreciación y cómo se calculan

El cálculo de la depreciación es muy importante al momento de adquirir un activo que se utilice para generar ingresos, ya que desde el momento en que se pone en servicio comienza a depreciarse por varias razones, entre las que figuran, el desgaste debido al uso, el paso del tiempo y la vejez. Este procedimiento contable permite distribuir de manera sistemática el costo de los activos fijos tangibles durante toda la vida útil del mismo, incluyendo esta depreciación en los costos. Es por esto que es necesario saber cuáles son los tipos de depreciación y cómo se calculan. 
 
Ahora bien, existen varios métodos para calcular la depreciación, entre ellos se encuentran:  
 
 

Tipos de depreciación – Método de la línea recta

El método de depreciación en línea recta es el más sencillo de calcular, y es por ello que es uno de los métodos más utilizados  por las empresas para calcular la depreciación de un activo, ya que solo requiere de una simple operación aritmética, la cual consiste en dividir el valor del activo entre los años de vida útil del mismo.
 

Esto se hace conociendo el tiempo de vida útil del activo, que por lo general es de unos 20 años para los bienes inmuebles, 10 años para los bienes muebles como maquinaria, trenes, aviones, etcétera, y de 5 años para vehículos o dispositivos electrónicos como computadoras.

En algunos casos, es necesario considerar el precio de rescate del activo, es decir, el precio que tendrá cuando haya agotado su vida útil. Veamos dos ejemplo, uno sin valor de rescate y otro con rescate.

Ejemplo 1: Sin rescate

Luis compra para su Pyme una nueva máquina empacadora porque necesita incrementar la producción de su línea de comida congelada. La máquina tiene una vida útil de 10 años, de acuerdo con las especificaciones del fabricante, y tuvo un costo total de $30.000, incluyendo el traslado y la instalación.

Al agotarse su vida útil, Luis no venderá la máquina, pero para efectos de recuperar el valor de la máquina, calculará cuánto se depreciará en los 20 años que tiene de vida útil recomendada por el fabricante e incluirá esto en el informe financiero de la empresa. Para calcular cuánto se depreciará la máquina, el cálculo es muy sencillo (ya que no está considerando un precio de rescate)
 

Depreciación anual: Sin rescate



Esto quiere decir que la empacadora se depreciará un total de $1.500 por año durante sus primeros 20 años. Una vez finalizado el plazo, el costo de la máquina se habrá recuperado por completo.

Ejemplo 2: Con rescate

María tiene taller de confección de prendas de vestir para caballeros, y debido al crecimiento de su marca decide invertir en un vehículo para vender su mercancía al mayor en varias tiendas. El auto tiene un valor de $26.000, pero planea usarlo solo durante 5 años, manteniéndolo en buenas condiciones para luego venderlo a precio de rescate de $15.000.

En este caso, María debe calcular la depreciación lineal del vehículo tomando en cuenta el valor de rescate.
 

Depreciación anual: Con rescate


 

Esto quiere decir que el vehículo se depreciará $2.200 por año, asumiendo que el precio de rescate sea el fijado. 

 

Tipos de depreciación – Método de depreciación de la suma de los dígitos anuales

Este método para calcular la depreciación se suman los números correspondientes a los años de vida útil del activo para obtener un común divisor aplicable a todos los años el cual dé como resultado un porcentaje aplicable al monto a depreciar. Volvamos al ejemplo del activo con costo de USD 20.000 que al cabo de 5 años costará USD 5.000.
 

En este caso la suma de los años sería igual a 15 (1+2+3+4+5=15), y se aplicará a cada año contando desde el último y se multiplicará por el valor depreciable. Es decir:
 

  • Año 1: 15.000 * 5/15 = 5.000
  • Año 2: 15.000 * 4/14 = 4.000
  • Año 3: 15.000 * 3/15 = 3.000
  • Año 4: 15.000 * 2/15 = 2.000
  • Año 5: 15.000 * 1/15 = 1.000


Estas serán las cantidades que se deberán restar cada año del valor del activo, lo que al final da como resultado el 100% del valor depreciable, (5/15+4/14+3/15+2/15+1/15 = 1 ó 100%), es decir, los USD 15.000 que perderá el activo durante toda su vida útil.
 

 

 Tipos de depreciación – Método de las unidades de producción

En este método para el cálculo de la depreciación se divide el valor del activo entre el número de unidades que producirá durante su vida útil. De esta manera en cada período de un año se multiplica el número de unidades que produjo por el costo de depreciación de cada unidad para saber en cuánto se depreció el activo. Por ejemplo, una máquina cuyo costo es de $350.000 y que tiene una vida útil de 5 años producirá un total de 50.000 unidades por año, es decir que producirá un estimado de 250.000 unidades durante su vida útil. Entonces:
 

 Tipos de depreciación – Método de las unidades de producción

 

Quiere decir que cada vez que la máquina produzca una unidad se depreciará en en $1,4, un total de depreciación por año de $70.000.

 

Tipos de depreciación – Método de reducción de saldos

Por último, el método de reducción de saldo para calcular el valor de la depreciación de un activo permite calcular una depreciación acelerada. En este método se usa el valor de rescate y se utiliza la siguiente fórmula:
 

Tipos de depreciación – Método de reducción de saldos

 

Donde “n” es la vida útil del activo. Pongamos el ejemplo de un activo que costó $20.000 y que, al cabo de 5 años de vida útil, tendría un valor de rescate de $5.000.
 

 

Una vez determinada la tasa de depreciación, se debe multiplicar dicha tasa por el valor del activo sin depreciar para calcular la depreciación del primer año:
 

20.000 * 0,24214 = 4.842,8
 

Esta será la cantidad que se depreciará el activo en el primer año. Para el segundo año el valor sin depreciar será el valor del activo menos lo que ya se depreció, es decir, 20.000 – 4.842,8 = 15.157,2, por lo que la depreciación del segundo año será:
 

15.157,2 * 0,24214 = 3.670,1
 

Y así sucesivamente hasta completar los años de vida útil del activo. En este caso debes sumar la depreciación del primer año más la del segundo para calcular el tercero.

 

Importancia de calcular la depreciación 

Como se mencionó al inicio del artículo, la depreciación permite calcular o medir la reducción de valor que van sufriendo los activos o bienes tangibles con el paso del tiempo (ejemplo: la disminución del valor de los equipos de fábrica cada año a medida que se utilizan y se desgastan). Y es en este punto en donde radica la importancia de calcular la depreciación, ya que te permite saber cómo distribuir de manera equitativa tu inversión sin perder dinero por el desgaste que irá sufriendo el bien. 
 

En otras palabras, calcular la depreciación permite evaluar la pérdida de valor de un activo durante sus años de vida útil a causa del envejecimiento, la obsolescencia o el desgaste. Esto además te permitirá planificar la compra del equipo o maquinaria que tendrá que reemplazar al que estás usando de ser necesario. 
 

Claro está, esto no implica necesariamente que debas deshacerte del equipo cuando haya alcanzado su vida útil. Es probable que aún lo puedas usar para mantener la producción o la actividad en tanto adquieres un nuevo bien que lo sustituya, incluso para que produzca la diferencia de precio que pueda tener un modelo más nuevo y moderno, de manera que el propio equipo produzca el coste del siguiente. 
 

Es importante destacar, que la depreciación no solo sirve como forma de calcular la pérdida de valor de los bienes materiales, sino que también conlleva a realizar deducciones de impuestos para las empresas, lo que implica, que su cálculo sea un proceso detallado y muy organizado. 
 

 

En conclusión, la depreciación de un activo implica su pérdida de potencial de servicio, lo que incurre en una disminución de su valor comercial o pérdida de valor. De manera que saber determinar los tipos de depreciación y saber cómo se calculan resultará de gran utilidad para evitar el error de no incluir en la contabilidad la pérdida de valor de un activo y que, por ende, no se hayan apartado los recursos necesarios para reemplazarlo cuando agote su vida útil. En definitiva, realizar el cálculo de las depreciaciones es muy útil para cualquier empresa, porque les permite prever y deducir gastos futuros.  
 

Si te ha parecido interesante el artículo te invitamos a visitar nuestro blog en el que aprenderás mucho más sobre ahorro, inversión, los mejores productos financieros y métodos para llevar a cabo tu negocio. También puedes dejar un comentario con tus dudas sobre este tema, estaremos atentos a responderte. 

 
  1. #2
    29/04/20 17:49
    En algunos casos los ejemplos se encuentran errados, aunque la explicación es muy clara. ejm: en el ejercicio de método de depreciación por línea recta con valor residual, se habla de 10 años, pero luego el ejercicio se hace de acuerdo a 5 años.  en el método de depreciación de la suma de los dígitos, en el ejercicio de cálculo donde se divide por el factor "15", en el año dos escribieron "14".
     
  2. #1
    17/12/19 16:27

    En tipos de depreciación en línea recta el artículo está pésimamente explicado.