Blog Los mejores créditos hipotecarios
Simulador, requisitos y tasas

¿Para comprar con subsidio la casa debe estar regularizada?

Los subsidios para la compra de vivienda son beneficios económicos otorgados por el Estado para las familias con situación económica vulnerable. En estos casos el proceso comienza desde que se postula al subsidio hasta que se adquiere la vivienda, período en el cual se deben resolver todos los requisitos legales intrínsecos a esta operación. Por eso muchos se preguntan si para comprar con subsidio, la casa debe estar regularizada.

 

¿Para comprar con subsidio la casa debe estar regularizada?

 

 

¿Para comprar con subsidio la casa debe estar regularizada?

Lo primero que debemos destacar es qué es regularizar una vivienda. Pues bien, la regularización de una vivienda es el trámite mediante el cual el propietario de una vivienda debe actualizar la información disponible sobre la infraestructura de la casa en caso de que se le realice una ampliación o modificación, ya sea:

  • Obra menor: Aquella ampliación cuya superficie sea menor a 100 m2.
  • Obra nueva: Aquella ampliación o nueva edificación cuya superficie sea mayor a 100 m2.
  • Ley del Mono: Es una disposición transitoria para viviendas sociales hasta 140 m2 totales construidos.

En esta última legislación nos enfocaremos para responder la pregunta, ya que desde 2016, y hasta febrero de 2019 se había aplicado un beneficio abreviado que permite regularizar las modificaciones de una vivienda hechas sin previo permiso municipal. Esta es la Ley 20.898, también conocida como Ley del Mono”, que ahora se extiende hasta febrero de 2022. Este nombre se le dio ya que cuando se originó, en 1998, sólo bastaba un croquis hecho a mano alzada, lo que se conoce coloquialmente como “mono”, en lugar de planos para regularizar la vivienda. En la actualidad ya no es posible, claro está.

 

Para regularizar una vivienda acogida con la Ley del Mono es necesario que la autoconstrucción (aquellas construcciones que se hayan realizado sin un previo permiso de la municipalidad, pasando por alto todos los estándares de seguridad, estabilidad y habitabilidad), cumpla los siguientes requisitos:

  • Superficie menor a 140 m2.
  • Tasación fiscal inferior a 2.000 UF.
  • No tiene reclamos ante JPL, DOM, etc.
  • Construcción previa a la publicación de la Ley (febrero de 2016).
  • No se encuentra emplazada en áreas de riesgo.
  • Para las viviendas con superficie menor a 90 m2 y que o sobrepasen los 1.000 UF de tasación fiscal.

 

Para la persona que valla a comprar una vivienda usada con subsidio habitacional y que haya tenido ampliaciones hechas por el propietario actual, debe tener presente que la casa debe estar regularizada, es decir, debió acogerse a la Ley del Mono. El regularizar la vivienda le permite al dueño:

  • Optar por un subsidio de ampliación y de mejoramiento de vivienda otorgados por el Estado.
  • Se puede vender el inmueble a precio real por medio de subsidios habitacionales y créditos hipotecarios.
  • Evita multas y órdenes de demolición por construir sin permiso de la municipalidad.
  • Se puede hipotecar la casa a un mejor precio.
  • Ningún vecino podrá hacer reparos de la vivienda, ya se esta se encontrará bajo normativa vigente.
  • Las viviendas que no están regularizadas pueden recibir reclamos de sus vecinos.

 

Pasos para regularizar una vivienda

Para regularizar una vivienda debes seguir los siguientes pasos:

  • Llenar el Formulario de Solicitud de Regularización.
  • Obtener Certificado de Informes Previos en la municipalidad (Certificado de Avalúo Fiscal).
  • Tramitar el Permiso de Edificación respectivo, para lo cual debes presentar a la municipalidad los planos (firmados por un Arquitecto) y documentos requeridos para cada caso.
  • Comenzar la tramitación de la Recepción Final.

Para el trámite de regularización de la vivienda, el arquitecto o profesional competente visitará la casa y verificará si está cumpliendo con los requisitos para aplicarse a la Ley. Hará un levantamiento planimétrico de la construcción y una carpeta con informes y especificaciones técnicas. Luego, entregará la carpeta a la Dirección de Obras y hará la gestión para que el propietario obtenga la recepción definitiva de su construcción.

Es fundamental que toda construcción, sea nueva o usada, que vaya a ser comprada con un subsidio, crédito hipotecario, o cualquier otro método de financiamiento, se encuentre debidamente regularizada, ya que es un requisito esencial para el proceso de compraventa de inmuebles, y para la obtención de patentes comerciales, en caso de locales comerciales, los cuales también deben estar regularizados.

 

Los subsidios para viviendas no solo están creados con el fin de que las familias chilenas obtengan un inmueble propio, sino que también tienen como finalidad estimular y propiciar la construcción de nuevas viviendas como elemento impulsor de la economía del país; por lo que lo más común es otorgar subsidios para la compra de viviendas nuevas que estén regularizadas.

Sin embargo, si vas a comprar una casa usada con tu subsidio, esta debe estar de igual forma regularizada en caso de haber tenido ampliaciones por el propietario original, ya que esto evitará problemas futuros con la municipalidad y los trámites legales asociados a la vivienda y además te permitirá obtener en un futuro un subsidio para ampliación o mejoramiento de la casa.

 

Simulador de créditos hipotecarios

Averigüe si el banco le concederá su crédito hipotecario. Comparamos entre más de 50 créditos de 15 bancos diferentes y, teniendo en cuenta su situación personal y laboral, le mostraremos los créditos hipotecarios que mejor se adapten a su perfil. Es una simulación gratuita y sin compromiso. Cuando esté listo ¡empezamos!

Empezar simulación