¿Qué es y cómo funciona el leaseback de activos?

El leaseback es una herramienta de financiamiento muy útil para las empresas, ya que les permite transformar un activo fijo (inmuebles, vehículos) en liquidez inmediata. Si tienes una empresa y estás interesado en obtener financiamiento mediante el leaseback, pero aún no sabes cómo utilizarlo,  en el siguiente artículo definiremos qué es y cómo funciona el leaseback de activos. 

 
¿Qué es y cómo funciona el leaseback de activos?
¿Qué es y cómo funciona el leaseback de activos?
 

¿Qué es y cómo funciona el leaseback de activos?

El leaseback es una excelente alternativa para empresas que cuentan con mucho activo fijo y poco capital, es un tipo de leasing. El leaseback es un contrato financiero que las empresas utilizan para obtener liquidez a partir de sus activos fijos. En la práctica, una institución financiera compra los activos de una empresa, para luego arrendárselos a esta misma por un período determinado. 

En otras palabras, el leaseback es una operación de negocios que se emplea para vender un activo, que posteriormente será arrendado al mismo vendedor de ese activo. Con este método se está llevando a cabo una especie de venta con retroarrendamiento que permite obtener recursos financieros inmediatos al vendedor arrendatario. 


¿Cómo funciona el leaseback de activos?

El leaseback es una alternativa de financiamiento utilizado mayormente por las empresas, cuando tiene necesidad de conseguir liquidez inmediata. Es por ello, que esta modalidad ofrece la posibilidad de transformar los activos fijos (inmuebles, maquinas o vehículos) en capital de trabajo. 

Ahora bien, el leaseback funciona de una manera sencilla, el interesado (empresa) debe recurrir a un banco o institución financiera privada que trabaje con leaseback, y ofrecer su bien o activo como garantía. Para que el proceso pueda ser positivo se debe realizar un estudio y tasación del activo, el cual será evaluado en su estado actual, considerando la expectativa de depreciación. Así, se podrá pactar con el banco el precio de venta correspondiente al activo. 

Como el interesado (empresa) tiene que seguir empleando dicho activo en la actividad comercial, el banco o institución financiera lo entrega en arriendo, mediante un contrato con plazo determinado, que generalmente puede ir de 12 a 72 meses. 

Al final de este período de arriendo, queda disponible una cuota llamada opción de compra, mediante la cual el activo vuelve a pertenecer a la empresa. Es decir, como vendedor del activo, obtienes una fuente de liquidez y a la vez tienes asegurada la recuperación del mismo a través del arrendamiento financiero. 

Nota: el análisis para el leaseback suele ser más flexible que un crédito convencional. Además, la opción de compra es cedible, permitiendo que al final del período o contrato  el activo fijo sea puesto  a disposición de su dueño original.
 

¿Cuáles son las ventajas y desventajas del leaseback?

El leaseback presenta alginas ventajas y desventajas frente a otras modalidades de financiamiento. Entre ellas están:


Ventajas: 

  • Permite la liberación de activos fijos para obtener liquidez inmediata. Como es una operación sencilla, los activos pueden ser muebles o inmuebles, los cuales se convierten en dinero rápido para la empresa. De esta manera, el vendedor obtiene una inyección de liquidez a la vez que mantiene el activo en el patrimonio empresarial y lo sigue utilizando en su actividad económica como y como fuentes de ingresos.  
  • No requiere de mucho papeleo.  
  • El plazo de pago fluctúa entre los 12 a 72 meses, lo que lo convierte en una modalidad de financiamiento de largo plazo.  
  • El monto a financiar puede estar entre el 70% y  el 90% de los activos, mobiliarios o inmobiliarios.  
  • Se puede adquirir el activo (bien) al final del contrato.  
  • Inembargabilidad, es decir, que los bienes vendidos, al estar arrendados, no pueden ser embargados. Desde el punto de vista financiero es una ventaja, ya que se adquiere un activo con rentabilidad segura y un nivel de riesgo bajo.  
  • Con el leaseback, los niveles de deuda no se ven afectados, ya que no se considera un préstamo o crédito por pagar. 


Desventajas: 

  • El activo o bien utilizado en el leaseback no puede ofrecerse como garantía de otra operación financiera, como por ejemplo un préstamo, ya que no es propiedad de la empresa.  
  • Para el leaseback no cualquier activo o bien puede ser objeto de una operación de este tipo, se tiene que tomar en cuenta factores como su antigüedad, estado de conservación, su valor. En definitiva, estos factores son los que van a determinar que una entidad financiera acceda a celebrar un contrato de esta naturaleza o no. 
  • Aunque la utilización de activo sea en concepto de arrendamiento, la empresa está obligada a asumir gastos de mantenimiento, conservación, averías e incluso la pérdida total del activo. 

 

En resumen, conocer qué es y cómo funciona el leaseback de activos  le permite a las empresas tener  una herramienta financiera o producto para transformar su activo fijo en capital de trabajo a través de la venta de maquinarias o cualquier activo fijo, para posteriormente arrendarlo por un tiempo determinado, y finalmente, adquirirlo al final del contrato de arrendamiento. 

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!