Este contenido tiene más de 2 años

¿Eres emprendedor? ¿Te preguntas cómo crear una startup? Aquí te contamos como comenzar el sueño de todo emprendedor, pues todos fantasean con la idea de que su empresa pueda llegar a ser exitosa y renombrada en todo el mundo. Todos queremos ser Bill Gates, que se nos ocurra una idea super innovadora, y hacernos millonarios y reconocidos por ello. Para ello, vamos a comenzar por cómo crear una empresa startup. 

 

¿Cómo crear una empresa startup?

 

 

¿Qué es una Startup?

Comencemos por el principio, sabiendo de que hablaremos.  Una empresa "Startup" es una empresa emergente, generalmente con un alto componente tecnológico, que se caracteriza a grandes rasgos por sus grandes posibilidades de crecimiento y que, por lo general, se respaldan en una idea innovadora que sobresale de la línea general del mercado. Esto es lo que queremos lograr todos: rápido crecimiento, ideas innovadoras, gran retorno económico.

Ahora que sabemos que es lo que queremos, el siguiente paso es saber como hacerlo. Y aquí es donde la innovación hace su aparición, siendo el componente más importante de este tipo de empresas.

 

¿Cómo crear una empresa startup?

La pregunta que nos hacemos todos los que queremos tener éxito en nuestros emprendimientos es como comenzarlos de la mejor maner. Para ello, crear una empresa startup no difiere mucho de crear un emprendimiento normal. Lo que diferencia una PyME de una Startup es, básicamente, el alto componente de innovación y tecnología aplicada en el negocio, y el objetivo del horizonte de crecimiento.

 

Hay una serie de pasos para crear una Startup que seguir para los primeros pasos de la creación de la empresa_ 

Tener una idea innovadora

Necesitas tener bien definida tu idea innovadora antes de empezar, saber bien de qué manera tu producto o servicio se diferencia de otros que ya estén en el mercado y que puedan competir con el tuyo. Tienes que diferenciarte con algo nuevo, y si tu idea no está definida con claridad, los consumidores pueden sentir que es una copia de otra idea que ya existe.

 

Identifica el problema que solucionará tu idea

Si tu producto o servicio no se dirige a un problema, necesidad o deseo identificable por los consumidores, no lograrás que las personas lo usen. Debes identificar bien para que servirá tu idea, como ayudará a los consumidores y de que manera aplicarla.

 

Transmite una idea clara, con palabras claras

En un mundo donde el tiempo vuela, debes buscar palabras claras y poderosas para definir tu producto. Vende tu producto como si fuera el mejor del mundo, tanto a tus clientes como a los  inversionistas potenciales que necesitaras.

 

Investiga el mercado

Antes de lanzarte a la piscina, investiga detenidamente el mercado. ¿Eres el primero con esta idea o tienes competencia? No quieres descubrir que alguien más hizo algo similar antes que tu o que tendrás una competencia descarnada una vez que invertiste tu tiempo y dinero en ello.

 

Define a tus clientes potenciales

No puedes dirigirte a todo el mundo a la vez. Debes tener en claro quienes adoptarán tu producto o servicio en la primera etapa. Una pregunta muy importante es ¿Los consumidores realmente querrán lo que ofreces, o requieres educarlos para convencerlos? Existe una gran diferencia de tiempo y costo en ello.

 

Determina que recursos necesitaras

La pregunta fundamental es ¿Qué necesitas para iniciar tu actividad económica? Aquí tienes que tener en cuenta los recursos materiales, como herramientas o materiales, los recursos tecnológicos, por ejemplo, es desarrollo de un sitio web, apps, etc, y los recursos humanos, si necesitas tener un equipo y que tipo de equipo de personas es lo que necesitas para comenzar a trabajar. Y no nos olvidemos de algo muy importante: que recursos financieros necesito, quien los va a proveer, como lo podemos financiar, etc...

 

Construye el prototipo del producto o servicio

Si estás creando un servicio, tu prototipo puede ser un mapa de procesos que detalle al consumidor los puntos de contacto. Un prototipo físico de un producto debe ser funcional e incluir una explicación clara de los requerimientos de funcionabilidad y producción. Si no puedes construir un prototipo real, al menos diséñalo en computadora. Este es, se podría decir, un paso previo para obtener inversionistas, que querrán saber que es lo que produces.

 

Haz un análisis finaciero

El plan financiero debe incluir una proyección realista y convincente, así como los costos que lo acompañan. Debes poder detallar el punto de equilibrio y las ganancias futuras. Es fundamental para saber si este será un negocio que de dinero o no.

 

Haz un plan de acción a corto, mediano y largo plazo

Debes tener un plan para hacer realidad la idea que tienes en tu empresa. Seguramente el plan cambiará a lo largo del tiempo, pero tener una idea del objetivo final y del tiempo que nos llevará llegar es muy importante para levantarse cada mañana y saber cual es el camino. El plan debe ser flexible y dinámico, teniendo en cuenta las modificaciones que nos traerán los distintos contextos a los que nos enfrentaremos.

 

Una Start Up debe cumplir, si o si, con esta serie de pasos iniciales. Si alguno de ellos no se cumple, no tienes una StartUp, sino una simple PyME, que no es un detalle menor.

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!