¿Cómo analizar tendencias, soportes y resistencias?

¿Cómo analizar tendencias, soportes y resistencias?

Las zonas de soporte y resistencia son muy importantes a la hora de hacer trading con análisis técnico ya que permiten establecer patrones de cambios de tendencia y los momentos oportunos para entrar o salir de una operación Veamos a continuación cómo analizar tendencias, soportes y resistencias y cuáles son los indicadores más usados para analizar bajo estos parámetros.

¿Cómo analizar tendencias, soportes y resistencias?

 

¿Cómo analizar tendencias?

Uno de los tres principios básicos del análisis técnico es que el mercado se mueve en tendencias, ya sean largas o cortas, lo que permite determinar en qué momento es bueno abrir o cerrar una operación de compra o venta. De manera que analizar tendencias es uno de los fundamentos del analista técnico por lo que debe dominar muy bien este aspecto si quiere realizar operaciones exitosas.

Pero, ¿cómo analizar las tendencias en una cotización? Pues bien, la clave está en anticiparse a los movimientos del mercado para determinar si una tendencia será alcista o bajista y en qué temporalidad estará activa. Para ello se utilizan los indicadores técnicos de tendencia, los cuales le permiten al trader analizar cuándo está ante una tendencia y aprovecharla abriendo una posición más acertada.

Los indicadores de tendencia son aquellos cálculos matemáticos que sirven para detectar tendencias en el mercado, tanto alcistas como bajistas, a fin de detectar con anticipación qué dirección tomarán las cotizaciones de un activo en un determinado período. Es importante destacar que estos indicadores son útiles cuando nos encontramos ante un mercado de tendencia y no de rango. Veamos cuáles son algunos de los indicadores de tendencia más utilizados y su principio básico de funcionamiento.

 

Average Directional Movement Index (ADX)

El ADX es un indicador de tendencia muy popular ya que indica la fuerza de la tendencia que tienen las cotizaciones de un activo, mas no su dirección. Esto significa que primero se establece una tendencia y luego el ADX arroja su señal sobre la fuerza de la misma.

Este indicador de tendencia tiene un rango de 0 a 100 y de acuerdo a su nivel podemos determinar si una tendencia es fuerte o débil:

  • Por debajo de 20 indica una tendencia débil y la posibilidad de que se produzca un breakout, es decir, una ruptura del precio fuera de los niveles de soporte y resistencia.
  • Por encima de 40 indica una tendencia fuerte.
  • Por encima de 50 nos encontramos ante una tendencia extremadamente fuerte.

El ADX está formado por tres líneas, la del indicador, la cual debe estar por encima de 25 para establecer una tendencia como tal y que se conforma por el cruce de otras dos líneas:

  • Línea +D: Si esta línea se encuentra por encima de la –D sugiere una tendencia alcista.
  • Línea –D: Si esta línea se encuentra por encima de la +D sugiere una tendencia bajista.

 

Bandas de Bollinger

Este indicador de tendencia también es muy usado porque además de indicar la tendencia de un precio también lo relaciona con su volatilidad. De hecho, las estadísticas con este indicador refleja que un 95% del tiempo el precio se mantiene dentro de estas bandas, por lo que es una herramienta muy práctica en el análisis técnico.

Otro punto a favor de las Bandas de Bollinger es que pueden usarse tanto en un mercado de tendencia como en un mercado de rango, lo que aumenta su efectividad. Están representadas por dos líneas que se mueven por encima y por debajo de la media móvil central, por lo que las bandas cubren el precio.

  • En un mercado de tendencia: Si se cruza el límite superior indica una señal potencial de compra. Si se cruza el límite inferior es una señal potencial de venta.
  • En un mercado de rango: Si se cruza el límite superior indica una señal potencial de venta. Si se cruza el límite inferior es una señal potencial de compra.

Ahora bien, cuando una vela está por encima del límite superior estamos ante una tendencia alcista, mientras que si la vela está por debajo del límite inferior indica una tendencia bajista.

Otros indicadores de tendencia

Existen otros indicadores que nos ayudan a determinar cuándo estamos ante una tendencia alcista o bajista y cuál es su fuerza:

  • Ichimoku Kinko Hyo, considerado uno de los mejores indicadores de tendencia.
  • Envelopes, que indica presión de compra o venta en un período determinado.
  • Medias móviles, son promedios que toman un rango de precios en un determinado período y trazan una curva de relación entre ellos.
  • SAR parabólico, utilizado para identificar señales de entrada y salida del mercado ante los inicios de una tendencia.

 

¿Cómo analizar soportes y resistencias?

Por su parte, el análisis de soportes y resistencias forma parte fundamental del análisis técnico y está muy relacionado con el análisis de tendencia, por lo que si unimos estos dos conceptos podremos tener una visión más acertada de cómo se moverá el precio de un activo en el futuro cercano o lejano.

Estas dos zonas de precio reflejan puntos clave en la relación de compradores y vendedores (oferta y demanda) y pueden indicar el final o inicio de una tendencia:

  • El nivel de soporte es aquel donde el precio frena su descenso y comienza a subir nuevamente. Es decir, marca el final de un movimiento bajista y comienza una tendencia alcista.
  • El nivel de resistencia marca el punto en el que los vendedores frenan el alza de un precio y este comienza a bajar.

El hecho de que el mercado tenga memoria, otro de los principios básicos del análisis fundamental, indica que los compradores y vendedores suelen tener respuestas psicológicas parecidas ante situaciones similares, de manera que mientras más veces un precio toque las zonas de soporte y resistencia, más acertado será el análisis de los movimientos futuros que tendrá el precio.

Existen tres tipos de soportes y resistencias, y cada analista decide cuál resulta más acertado para su sistema de trading:

 

Soportes y resistencias con niveles fijos

Son aquellos que no se modifican a menos que ocurra un breackout. Para analizar soportes y resistencias bajo estos parámetros se deben tener en cuenta los niveles psicológicos del precio, máximos y mínimos de velas, máximos y mínimos anuales y apertura y cierre de velas.

Cuando hablamos de nivel psicológicos nos referimos a la forma de operar más usual. Por ejemplo, los precios en los que los niveles de soporte y resistencia son más fuertes son en aquellos con más ceros al final, porque por lo general al trader le gusta redondear precios. Es más fácil decir 1.8000 que 1.8236. También se pueden dar estas zonas en precios con dos ceros (ejemplo 1.2300).

 

Soportes y resistencias con niveles dinámicos

Como su nombre lo indica, este tipo de zonas de soporte y resistencia pueden variar en función de las nuevas zonas que los precios van dibujando. Estos niveles se calculan automáticamente, por lo que el trader utilizará el nuevo nivel que se ha creado y no el anterior para fijar su entrada o salida del mercado.

Para analizar estos soportes y resistencias se pueden usar indicadores como medias móviles o el SAR parabólico.

 

Soportes y resistencias con niveles semi-dinámicos

Se encuentran en un punto medio entre los fijos y los dinámicos y son muy apreciados por los traders para establecer relaciones de tendencia. En esta categoría se mantienen los niveles de soporte y resistencia fijos pero además los niveles semidinámicos cambian en un ratio constante.

Algunos de los indicadores más usuales para analizar este tipo de niveles son las líneas de tendencia, los niveles de Fibonacci, y los puntos pivote.

Al analizar soportes y resistencias se pueden dibujar líneas horizontales para marcar niveles máximos y mínimos de precio, dibujar líneas de tendencia que formen canales alrededor del movimiento del precio, dibujar niveles psicológicos o utilizar indicadores como los que hemos mencionado.

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!