blog Análisis del IPSA
Seguimiento de la bolsa de valores de Santiago de Chile y sus empresas

Importancia de la gestión del riesgo en las inversiones

Al realizar inversiones, cada persona asume un nivel de riesgo por ellas debido a los movimientos del mercado, la naturaleza de los instrumentos financieros el ambiente externo en el que se desarrolla la economía y muchos otros aspectos que influyen a la hora de invertir en los mercados financieros. Es por esto que es necesario realizar siempre una gestión de riesgo, en la que se establezcan los pros y contras de determinada inversión antes de hacerla. En el siguiente post destacaremos la importancia de la gestión del riesgo en las inversiones.

 

Importancia de la gestión del riesgo en las inversiones

 

 

Importancia de la gestión del riesgo en las inversiones

Antes de entrar en el punto es necesario destacar que cada inversionista tolera un nivel de riesgo en sus inversiones de acuerdo a su perfil. A este respecto, podemos definir tres perfiles básicos de inversionistas:

  • Conservador: Este tipo de inversionista tolera el mínimo riesgo en sus inversiones y valora la seguridad y el conocimiento exacto de cuánta ganancia le generará su inversión. En palabras simples, sólo le gusta irse por lo seguro y sólo invierte en renta fija.
  • Moderado: Estos inversionistas toleran un poco más el riesgo, pero sin exceder un límite. Les gusta tener la mayor parte de su capital seguro en instrumentos de renta fija, pero apuestan a ganar un poco más colocando un porcentaje, que varía entre uno y otro inversionista, en instrumentos de renta variable de empresas muy líquidas para generar mayor rentabilidad, pero siempre con mucha cautela. Son los que más se preocupan por hacer un análisis de gestión de riesgo en las inversiones.
  • Agresivo: Este tipo de inversionistas buscan la mayor rentabilidad, asumiendo riesgos más grandes ya que ponen una gran parte de su capital de inversión en instrumentos de renta variable. Suelen ser personas jóvenes, solteros y/o sin hijos y con altos ingresos productos de otras actividades. También se preocupan por hacer la gestión del riesgo de sus inversiones, pero en muchos casos pagan la asesoría para esto.

 

Teniendo este punto en cuenta, realizar una gestión del riesgo de las inversiones dependerá de tu perfil como inversionista y del riesgo que estés dispuesto a tolerar. Recordemos que “riesgo” implica que se puede perder el dinero que se ha invertido o que no genere la rentabilidad esperada, por lo que a quienes no les afecta mucho perder el dinero que han empleado son los más propensos a tener un perfil agresivo.

Los que tienen un perfil moderado son más minuciosos en su análisis de gestión del riesgo de las inversiones ya que no están en posición de perder su capital pero también quieren obtener mejores ganancias.

La importancia de la gestión del riesgo en las inversiones radica en que, dependiendo del tipo de instrumento financiero en el que inviertas,  las empresas en las que compres acciones, si inviertes en bonos de moneda local o en dólares, el tiempo de la inversión, etc., existe un porcentaje de incertidumbre en el que puedes llegar a perder tu dinero, un resultado desfavorable incluso para el más osado de los inversionistas.

De manera que tomar el tiempo para analizar los riesgos del mercado, y más específicamente, de la transacción que deseamos realizar, es de vital importancia para reducir este nivel de riesgo al mínimo. Claro que no se disipa al 100%, pero actuar a la ligera puede aumentar muchísimo la probabilidad de perder el capital, mientras que si se analizan con cuidados los riesgos, la inversión aumenta su probabilidad de ser exitosa.

 

Tipos de riesgos financieros

Con base en lo anterior, es importante identificar los riesgos a los que estamos expuestos ante una inversión:

  • Riesgo de cambio: El mercado nunca es estático, está en constante movimiento, y están asociados a los cambios de valor en las divisas.
  • Riesgo de tipo de interés: Los movimientos en los tipos de interés tanto del mercado local como el internacional pueden afectar una inversión dependiendo de hacia dónde esté orientada.
  • Riesgo de mercado: Es uno de los que primero se analiza en la gestión de riesgo de las inversiones y se relaciona con la volatilidad de los activos financieros, algo que va muy ligado a la solidez y liquidez de las empresas en las que se invierte.
  • Riesgo de crédito: Esto tiene que ver con el apalancamiento, es decir, cuando inviertes con dinero que no tienes. Si pierdes la operación, perderás capital que ni siquiera tenías.
  • Riesgo de liquidez: Tiene que ver con el riesgo de que la empresa que vendió las acciones, por ejemplo, no tenga la liquidez necesaria para saldarlas al inversionista en el momento que lo requiera.
  • Riesgo operativo: Supone la posibilidad de pérdidas financieras por los movimientos del mercado, las tendencias, los procesos, etc.
  • Riesgo sistemático: Es el riesgo intrínseco de una inversión. Por ejemplo, las acciones tienen un mayor riesgo sistemático que los instrumentos de deuda, pero no todas las acciones tienen el mismo nivel de riesgo de mercado, ya que dependerán de la liquidez de la empresa que las emite.
  • Riesgo país; Por último, las relaciones políticas y comerciales con otros países pueden aumentar o disminuir el riesgo de una operación.

 

Pirámide de riesgo de la inversión

Uno de los conceptos con los que se realiza la gestión del riesgo de las inversiones es la pirámide de riesgo, que se realiza una vez el inversionista determine cuánto está dispuesto a perder para ganar y lo usa para armar su portafolio de inversión. Se divide en tres partes:

  • La base: Corresponde a la base de la inversión, lo que es seguro. Incluso el inversionista más arriesgado debe tener al menos un 50% de su capital de inversión puesto en renta fija para garantizar su seguridad.
  • La parte central: Corresponde a las inversiones de las que se espera más rentabilidad previo análisis de mercado. Constituyen un nivel de riesgo moderado de acuerdo al tipo de instrumento, la empresa en que invierta, el momento de la empresa, etc.
  • La cima: Estas son las inversiones de mayor riesgo, pero también las de mayor rentabilidad esperada. El dinero puesto en estas inversiones puede estar propenso a perderse, por lo que solo debe estar conformado por excedentes de capital. Pero si el estudio de mercado resulta acertado, las ganancias serán mucho mayores.

 

La rentabilidad y el riesgo son directamente proporcionales, por lo que muchos inversionistas cometen el error de ser impulsivos y dejarse llevar por la emoción de un proyecto o proyección, y en ocasiones esto no resulta bien. De allí la importancia de la gestión del riesgo en las inversiones, ya que hacer dicho análisis te ayudará a determinar si la relación riesgo rentabilidad es buena y si la operación tiene propensión al éxito.

 

Curso en Santiago: ¡Trading para principiantes!

¿Quieres aprender a operar? Aprenderemos a realizar análisis técnico y a establecer si debemos comprar o vender en el mercado.

  • Sesiones a cargo de profesionales de mercados financieros
  • Formación gratuita por reservar plaza en Rankia