Rankia Chile Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
#1

Condenan a concesionaria Bruno Fritsch a pagar $20 millones de indemnización

Álvaro Jéldrez

La justicia chilena condenó a la empresa concesionaria Bruno Fritsch a pagar una indemnización de $20 millones a un consumidor por infracción a la Ley de Protección a los Derechos de los Consumidores (LPC).

Se trataba de un vehículo marca Hyundai, modelo Tucson, por la que el afectado pagó $14.190.000 el año 2014. Al llevarse el automóvil, el consumidor se percató que los focos traseros se encontraban desnivelados, además de presentar tonalidades de pintura distintas. El propietario contrató los servicios de un perito judicial, quien además de los hallazgos anteriores, estableció que el tubo de escape había sido reparado.

El consumidor acudió al taller de Hyundai, donde se le informó que el vehículo no era nuevo, sino que había sido reparado, y que los problemas venían desde la fábrica en Corea, y que al llegar a Chile el control de calidad de Bruno Fritsch no detectó el problema. Pese a estos hechos, en el taller sólo le ofrecieron gestionar el cambio por un nuevo vehículo, pero de menor valor y con tecnología inferior, posibilidad que el afectado rechazó.

Producto de esta negativa, el afectado solicitó a Bruno Fritsch la devolución del dinero o el cambio del automóvil por otro igual, petición que también fue descartada por la empresa. Además, el vehículo presentaba otros problemas, como vibración del volante al circular por sobre los 80 km/h.

La compañía desestimó todos los reclamos, afirmando que carecían fundamento, incluso después de la intervención del Sernac. El consumidor tuvo que recurrir ante la justicia para exigir sus derechos, interponiendo una denuncia ante el Juzgado de Policía Local de Paine, instancia donde el Servicio se hizo parte.

El tribunal estableció que la empresa infringió la Ley de Protección de los Derechos de los Consumidores (LPC), al no entregar información veraz y oportuna al consumidor, al no respetar las condiciones ofrecidas al momento de adquirir el vehículo y al negar el derecho a la garantía legal, en este caso, el cambio o la devolución del dinero, debido a que la camioneta no era apta para el uso normal.

Incluso después del claro fallo de primera instancia, la batalla judicial continuó en la Corte de Apelaciones, tribunal que ratificó el fallo de primera instancia. Finalmente, Bruno Fritsch interpuso un recurso de queja ante la Corte Suprema, el cual fue desestimado.

En definitiva, la justicia condenó a la concesionaria al pago de una indemnización de $14.190.000 al afectado por daño directo, esto es, el monto que pagó por el vehículo, además de $6.000.000 por daño moral, debido a las molestias que padeció debido a este problema. Finalmente el consumidor tuvo que devolver el vehículo a la empresa.

 

Álvaro JéldrezIngeniero ComercialPontificia Universidad Católica de Chile