Aterrizaje forzoso de la economía chilena - Economía Chile

0 respuestas
Aterrizaje forzoso de la economía chilena - Economía Chile
Aterrizaje forzoso de la economía chilena - Economía Chile
#1

Aterrizaje forzoso de la economía chilena - Economía Chile

En 10 meses hemos pasado de ser el "oasis" de América Latina a ser uno más de los países que aspiran a lograr algún día ser desarrollados. Nuestros indicadores nos posicionaban en lo más alto (comparado con nuestros vecinos): el PIB per cápita estuvo cercano a los 15 mil dólares desde comienzos de la década, una inflación anual envidiable que el IPC reflejaba en escasas ocasiones mayor al 5% al menos desde la crisis sub prime, la deuda pública si bien al alza no era nada tan escandaloso, país de inversión y de sanas cuentas fiscales, país OCDE. Las preguntas son entonces ¿qué genero el descontento que se manifestó en octubre del año pasado? y ¿por qué la pandemia en 5 meses ha dejado en situación tan vulnerable a una población que, según estos indicadores debería tener una buena calidad de vida?.

Las respuestas pueden ser varias para cada pregunta, pero se puede intentar resumir en una sola frase: eramos el país de la felicidad estadística. 

Cuando el ex Ministro de Salud se sinceraba y hablaba acerca el desconocimiento que tenia sobre la precariedad en la que gran parte de la población de la Región Metropolitana vivía, evidenció lo obvio, no conocen la realidad del país que dirigen. La lectura que puede hacerse con indicadores en mano difiere mucho a la que se obtendría si hiciesen un recorrido por las poblaciones de Santiago, por las localidades rurales de las distintas regiones del país o sin ir más lejos, por una avenida muy transitada en horario punta: personas estresadas, tristes, endeudadas, que colman la locomoción colectiva, muchos viven con ingresos para el día otros de prestamos formales en instituciones bancarias y otros de otros prestamos. 

El 10% dio un golpe fuerte a los defensores del actual modelo de pensiones, quienes nuevamente con datos e indicadores en mano cuestionaban todo tipo de propuesta que involucrara tocar estos fondos, pero hizo a otros desligarse de esta forma de respuesta fría y basada en números, algunos notaron el descontento y el sentir de las personas que dicen representar. Si bien puede ser un mal proyecto en lo técnico, su peso social inclinaba la balanza a favor.

Se sentó un precedente, ¿dejaremos de ser un país en que los números reflejan bienestar, pero las caras por la calle son de angustia y cansancio'? en un par de años podremos responder esta pregunta, lo que si se sabe es que el juego ahora es distinto y el que no sepa entenderlo hará un mal partido.