¿Cómo saber si tengo tarjetas aprobadas?

Las tarjetas de crédito son medios de pago muy útiles para los usuarios dentro y fuera de su país, que también sirven para costear gastos imprevistos y constituyen una herramienta eficaz para mantener un óptimo historial crediticio.
Tarjetas aprobadas
Tarjetas aprobadas


Es posible que en algunos casos el cliente tenga tarjetas aprobadas y no lo sepa. ¿Por qué ocurre esto? Veamos seguidamente las causas de esta situación, cómo podemos saber sobre la existencia de estas tarjetas y cuándo podremos usarlas, y qué hacer si tenemos más plásticos de los necesarios.

¿Por qué tengo tarjetas aprobadas y no lo sé?

Puede suceder a veces que el cliente haya cambiado de domicilio, empleo o datos de contacto y no lo haya notificado al banco, por lo que la entidad financiera no ha podido comunicarse para informarle acerca de la aprobación de esta tarjeta. Igualmente, algún cliente pudo haber dado datos erróneos involuntariamente, por lo que el banco no puede establecer comunicación por los canales regulares.

En otras ocasiones, la entidad se comunica en primer lugar con algunos clientes específicos, por lo que otros reciben esta notificación luego de un tiempo determinado.

También existe la posibilidad de que el cliente haya sido seleccionado para recibir un plástico en la modalidad de tarjeta de crédito preaprobada, lo que significa que cumple con los requerimientos de la entidad financiera para recibir una tarjeta de crédito, pero no se lo ha informado porque el proceso para la aprobación definitiva no se ha completado.

Es de suma importancia leer todos los contratos y folletos informativos entregados por el banco, pues es posible que hayamos aceptado alguna oferta que implique la recepción de una tarjeta de crédito en un plazo determinado. También es importante saber que todas las entidades bancarias están obligadas por ley a informar a todos sus clientes sobre las condiciones de entrega y funcionamiento de las tarjetas de crédito que ofrecen, sus tasas de interés y límites. 

¿Cómo puedo saber que estas tarjetas fueron aprobadas?

Un modo de saber si tenemos tarjetas de crédito aprobadas es ingresar por nuestra cuenta a la aplicación o página de internet de nuestro banco y consultar las tarjetas de crédito que ya tenemos activas en la sección de productos financieros disponibles o tarjetas de crédito.

Igualmente, es importante comunicarse con la entidad bancaria para saber si hemos sido seleccionados para recibir una tarjeta de crédito preaprobada u otra de cualquier clase, ya que el banco podría estar cobrando comisiones por costos de mantención u otros cargos relacionados con la emisión o manejo del plástico, independientemente de su uso. 

En ese sentido, debemos conocer las fechas a partir de las cuales las tarjetas se activan, ya que en algunos casos este proceso comienza luego de una fecha determinada por la entidad bancaria (por ejemplo, 15 días). También es posible que el banco reporte estas deudas negativas, lo que afectaría nuestro historial de crédito.

Adicionalmente, puede suceder que recibamos una tarjeta que no hayamos solicitado. En ese caso, es importante reportarlo a nuestra entidad bancaria y pedir un reporte de nuestro historial crediticio, ya que alguien pudo haber clonado nuestra identidad y abrir cuentas o solicitar tarjetas a nuestro nombre.

Existe otra posibilidad: que el banco haya decidido entregarnos una tarjeta porque cumplimos los requisitos dentro de una promoción por tiempo limitado o intercambiado información con otra institución financiera y esta haya considerado que cumplimos los requisitos para recibir un nuevo plástico.

Si eso ocurre, es importante que evaluemos si realmente es adecuado tener una nueva tarjeta o estamos incurriendo en nuevos gastos que afectarán nuestras finanzas y no necesitamos.

¿Qué hago si tengo más tarjetas de las que necesito?

Un uso sano de nuestras finanzas implica usar y solicitar solo las tarjetas de crédito que realmente necesitamos. Si tenemos más tarjetas de las que necesitamos, lo mejor que podemos hacer es:
  • Cancelar la totalidad de las deudas, comenzando por las mayores, las más antiguas y las que tengan una tasa de interés más altas.
  • No solicitar nuevas tarjetas ni activar aquellas que lleguen sin haber sido solicitadas.
  • Usar las tarjetas al mínimo, evitando incurrir con ellas en gastos menores, pues también generan interés.
  • Evitar pedir nuevos préstamos mientras existan deudas altas con los plásticos.
  • Establecer un plan de pago adecuado a nuestra capacidad financiera. Podemos comunicarnos con nuestros bancos para saber si dispone de algún mecanismo para reestructurar la deuda.

En resumen, es importante estar en contacto con nuestro banco y revisar la aplicación o nuestro usuario en línea para saber si tenemos nuevas tarjetas, cuáles son las condiciones establecidas para estas y si realmente nos convienen.

También es de suma importancia estar al tanto de todos los términos y condiciones de los servicios financieros que contratamos y conocer si estos han cambiado o variarán en corto plazo. 
  1. #1
    30/09/21 20:42
    Cómo puedo acceder a tarjetas para dueña de casa sin tantos requisitos x favor me alludan