¿Si soy aval puedo pedir crédito hipotecario en Chile?

¿Si soy aval puedo pedir crédito hipotecario en Chile?

Ser aval para garantizar el crédito de otra persona es una gran responsabilidad ya que te compromete a pagar la deuda en caso de que el solicitante no lo haga. Básicamente te convierte en partícipe de la deuda, por lo que tu capacidad de endeudamiento se verá afectada de cierta forma. Por esto puede que te preguntes, ¿si soy aval puedo pedir un crédito hipotecario?

 

¿Si soy aval puedo pedir crédito hipotecario en Chile?

 

 

¿Puedo pedir un crédito hipotecario si soy aval?

Lo primero que debes tomar en cuenta es cómo afecta tu capacidad de endeudamiento el ser aval de un crédito. Según lo establecido por la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras de Chile (SBIF), una persona no puede endeudarse en más de 30 a 40% de sus ingresos. De manera que cuando una persona solicita un crédito su capacidad de endeudamiento disminuye, y cuando se convierte en aval de otra deuda ocurre igual.

Cuando un cliente se dirige a una entidad financiera para solicitar un crédito hipotecario, ésta hace una evaluación completa del cliente, lo que incluye si está endeudado en otros créditos, cuánto son sus ingresos y qué parte de ellos está comprometido, si tiene deudas pendientes y si es aval de otro crédito. Si alguno de estos aspectos indica al banco o entidad financiera que no eres un sujeto apto porque tu capacidad de endeudamiento sea reducida, podrían negarte el crédito hipotecario hasta que salgas de la situación que te hace ser un cliente de alto riesgo.

Si eres aval es muy probable que no puedas solicitar un crédito hipotecario en Chile, ya que estás comprometido en otra deuda, aunque no sea tuya, y por ende ya tienes una parte de tus ingresos comprometida legalmente, por lo que prestarte una gran suma de dinero en estas condiciones supone un alto riesgo para el banco, riesgo que no están dispuestos a asumir.

En este caso, es probable que el banco te solicite una garantía aún mayor por tu crédito hipotecario para asegurarse de que podrás respaldar tu deuda. Sin embargo, el banco no está en la obligación de otorgarte el crédito hipotecario si considera que tu capacidad de endeudamiento ya está mermada por ser aval en otro crédito, de acuerdo a sus normativas internas. En otras palabras, el banco se reserva el derecho de admisión en cuanto a asumir riesgos se refiere.

 

En resumen, si eres un aval tus posibilidades de solicitar un crédito hipotecario en Chile disminuyen considerablemente, de manera que debes plantearte seriamente el asunto antes de decidir convertirte en aval du un crédito. Si aún no tienes una vivienda propia y deseas adquirirla a través de un crédito hipotecario, lo más conveniente sería no convertirte en aval de ninguna deuda. Así, tu capacidad de endeudamiento seguiría intacta y tendrás más probabilidades de acceder a tu crédito hipotecario.

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!