Rankia Chile
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Mejores créditos, becas y préstamos
Los mejores créditos, becas y préstamos de consumo, estudios...
Descubre los pasos para contratar un crédito hipotecario.

¿Qué es mejor un crédito de consumo o hipotecario?

Tener una vivienda propia o mejorar la que ya tienes es un proyecto propio de quienes quieren tener estabilidad y un lugar cómodo qué ofrecerle a su familia. Pero para lograr esto muchas veces es necesario recurrir a financiamiento bancario que nos ofrezca una buena suma de dinero. Si estás en esta situación y te preguntas: ¿qué es mejor, un crédito de consumo o hipotecario?, te mostramos algunos puntos que debes considerar.

 

Qué es mejor, ¿un crédito de consumo o crédito hipotecario?

 

 

¿Crédito de consumo o hipotecario?

Al momento de decidir cuál opción es más conveniente, si un crédito de consumo o hipotecario es necesario que analices tus necesidades y circunstancias personales:

 

¿Para qué necesitas el dinero?

Si necesitas el crédito para comprar una vivienda nueva lo más recomendable es que pidas un crédito hipotecario, ya que no solo te ofrecerá una cantidad mayor para este tipo de gasto sino que el plazo será mucho mayor, permitiéndote reducir las cuotas.

Ahora bien, si necesitas dinero para remodelar o ampliar tu casa, un crédito de consumo puede ser suficiente para cubrir los gastos. Recuerda que un crédito hipotecario tiene un plazo mínimo de 5 años, pero los créditos de consumo pueden ser cancelados en 2 años, y mientras menor sea el tiempo que estés endeudado mejor.

Otro aspecto con respecto a este punto es el destino del dinero. Mientras que en el crédito hipotecario el dinero debe ser únicamente para la adquisición de la vivienda, el crédito de consumo te da mucha más libertad ya que puedes usar el dinero a tu conveniencia y en lo que quieras. Así, si se presenta algún gasto adicional que no está vinculado con la vivienda específicamente, podrás tomar dinero de tu crédito de consumo sin problemas.

 

¿En cuánto queda la cuota?

Otro de los aspectos que debes evaluar a la hora de elegir entre un crédito de consumo o hipotecario es cuánto deberás pagar como cuota mensual. Supongamos una cantidad similar entre un crédito hipotecario y uno de consumo, la cuota será menor en el caso del crédito hipotecario ya que el plazo es mayor.

Sin embargo, como mencionamos anteriormente, mientras menos tiempo tardes pagando un crédito será mejor ya que pagarás menos intereses. Si la cantidad que necesitas puede ser cubierta con un crédito de consumo y tus ingresos alcanzan para cubrir cómodamente una cuota mayor, es preferible que escojas esta opción. Pero si tus ingresos están comprometidos con otras responsabilidades y necesitas pagar una cuota menor, puedes solicitar el crédito hipotecario.

En este punto es importante destacar las diferencias entre las tasas de interés. Es cierto que en el caso de los créditos de consumo los intereses son mayores que los del crédito hipotecario. Pero ten en cuenta que en cuanto a plazos de refiere, terminas pagando más por un crédito hipotecario que por uno de consumo del mismo valor, aun cuando debas hacer un esfuerzo adicional y pagar una cuota más alta.

 

¿Cumples con los requisitos para un crédito hipotecario?

Otro punto que debes tomar en cuenta al decidir entre los tipos de créditos es si cumples con los requisitos que el banco exige para aprobarte el crédito, los cuales puedes verificar fácilmente ingresando a la página del banco o entidad financiera donde ofrezcan estos tipos de crédito.

Debes tener en cuenta que los requisitos para solicitar un crédito hipotecario son mayores y más exigentes, y si no cumples alguno de ellos el banco podría negarte el crédito. Incluso si los cumples, pero consideran que, por tu capacidad de endeudamiento, eres un sujeto de alto riesgo para este tipo de crédito, no te lo aprobarán.

Por el contrario, los créditos de consumo son muchos más accesibles en cuanto a requisitos y documentación se refiere, y lo mejor es que puedes usar el dinero de este crédito a voluntad, sin necesidad de explicar para qué será o que deba ser exclusivamente para la vivienda.

 

¿Cuánto dinero necesitas?

Evidentemente, los créditos hipotecarios te ofrecen sumas de dinero mayores que los créditos de consumo. Pero si evalúas tus necesidades y consideras que sólo necesitas una cantidad moderada de dinero y que está dentro de los límites de un crédito de consumo, es preferible que escojas esta opción. Y, como mencionamos anteriormente, de acuerdo a cómo queden tus cuotas podrás elegir el menor plazo posible para pagar menos intereses, si tus ingresos pueden cubrirla cómodamente.

 

Al evaluar qué es mejor, si un crédito de consumo o hipotecario lo importante son tus necesidades personales. Recuerda que debes buscar un equilibrio entre el mejor financiamiento pero también las mejores condiciones para pagarlo. Mientras menos intereses pagues por tu préstamo y en la medida en que puedas limitar el dinero que pedirás será mejor para tu bolsillo ya que no te verás ahogado en una deuda interminable o difícil de pagar.

 

Simulador de tarjetas

Vamos a hacerle algunas preguntas para poder ayudarle a tomar la mejor decisión al elegir una tarjeta. Comparamos entre más de 30 tarjetas de 20 bancos diferentes. Es una simulación gratuita y sin compromiso. Cuando esté listo ¡empezamos!

Empezar simulación