Rankia Chile Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

¿Cómo negociar una deuda de tarjeta de crédito?

Las tarjetas de crédito son un excelente instrumento de pago que te permite optar por financiamientos a corto, mediano y largo plazo para pagar por productos o servicios con dinero del banco a manera de préstamo rotativo. Pero si no sabeos controlar los gastos que hacemos con ella, las deudas con la tarjeta de crédito fácilmente pueden salirse de los límites de nuestro presupuesto. Por eso es importante saber cómo negociar una deuda de tarjeta de crédito a fin de saber qué hacer ante esta situación.

 

¿Cómo negociar una deuda de tarjeta de crédito?

 

 

¿Cómo negociar una deuda de tarjeta de crédito?

Al usar la tarjeta de crédito estamos haciendo uso del dinero del banco, el cual te lo presta a cambio de una tasa de interés. Pero puede pasar que, entre compra y compra, olvidemos que la tarjeta de crédito no es una varia mágica que nos permite pagar todo lo que queramos sin más. Sin darte cuenta, puedes tener una deuda bastante alta en tu tarjeta de crédito.

En ese momento te darás cuenta que pagarla se salió completamente de tu presupuesto y no puedes pagarla a corto plazo. Si te preguntas qué hacer, te alegrará saber que hay una opción: negociar la deuda de tu tarjeta de crédito. Pero ¿cómo harás esto?

Lo primero que debes hacer al percatarte que tus deudas se han salido de control es evitar que la deuda siga creciendo. Guarda tu tarjeta de crédito si es una tentación y evita seguirla usando. Luego podrás negociar tu deuda a través de varias alternativas:

  • Deuda congelada con cuotas fijas: Una de las opciones que ofrece el banco para negociar una deuda de tarjeta de crédito es congelar tu cupo de crédito y pactar el pago en cuotas fijas durante un cierto plazo. Esta es una de las formas más comunes de negociar tu deuda, y para hacerlo debes dirigirte al banco y presentar tu situación. Este método implica que no podrás usar la tarjeta de crédito hasta que hayas saldado tu cuenta.
  • Repactar la deuda: Otra forma de negociar tu deuda de tarjeta de crédito es repactándola, es decir, restableciendo los términos y condiciones originales para cambiar la modalidad y ampliar las cuotas para disminuir el plazo, o aumentar el plazo disminuyendo las cuotas.
  • Vender tu deuda: Puedes solicitar la venta de tu deuda a otro banco que tenga mejores condiciones en las tasas de interés. Esta es otra manera de repactar la deuda de la tarjeta de crédito.
  • Acudir a una administradora de deudas: Estas compañías son agencias de gestión que te ofrecen planes de administración de tus deudas y ayudarte a pagarlas con un cronograma detallado según tus necesidades.

 

Ventajas y desventajas de negociar una deuda de tarjeta de crédito

Al negociar una deuda de tarjeta de crédito accedes a mejores condiciones para pagar tu deuda, lo cual representa una gran ventaja y un alivio para ti, ya que te evita entrar en las listas de las centrales de riesgo y mantienes tu historial crediticio limpio. También impide que tu tarjeta de crédito sea cancelada por el banco a causa de los impagos.

Sin embargo, negociar una deuda de tarjeta de crédito también tiene sus desventajas:

  • Tu crédito puede quedar congelado hasta que pagues la deuda.
  • Tu puntaje de crédito y cupo pueden disminuir.
  • Será más difícil acceder a otros productos crediticios del banco.
  • Puedes terminar pagando más de la deuda original ya que los intereses aumentan.
  • Puedes incurrir en costos adicionales por honorarios de las compañías que administren la deuda, lo que te genera más deudas.

 

Negociar una deuda de tarjeta de crédito es una alternativa si tus deudas superan tu capacidad de pago. Sin embargo, la recomendación es:

  • No te endeudes más de los que puedes pagar,
  • Vigila tus gastos con la tarjeta de crédito,
  • Verifica cuánto es la tasa de interés de tu tarjeta y proponte pagar a corto o mediano plazo tus deudas,
  • Evita hacer avances de efectivo ya que los intereses pueden superar el 100% de lo que sacas,
  • No pagues sólo el mínimo ya que esos son sólo intereses y tu deuda seguirá intacta,
  • Evita tener varias tarjetas de crédito, con una o dos es suficiente, y
  • En caso de tener más de dos tarjetas, paga primero la que te genere más intereses.

De esta manera podrás hacer un uso eficiente de tus tarjetas de crédito y no tendrás que negociar la deuda.

 

¡Sé el primero en comentar!