¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
SII: Servicio de Impuestos Internos

Declaración de Renta, Formulario 22, RUT

Elige tu broker y recibe un manual de regalo

Regímenes tributarios ¿Cuál es el que más conviene?

Como ya sabrás, existen varios regímenes tributarios al que se puede acoger tu empresa para pagar los tributos que le corresponden por su actividad económica. Pero, ¿cuál es el que más te conviene?, ¿cuál debe elegir tu empresa para resultar más beneficiada?

regimen tributario mas conviene

Las personas que son dueñas o tienen participación en la propiedad de empresas que generan ganancias tienen la obligación de pagar impuestos a través de sus empresas y como personas naturales. Los impuestos que pagan las empresas se denominan impuestos de Primera Categoría (IDPC) y los impuestos que pagan las personas se denominan Personales o Finales. 

 

Hasta el 31 de diciembre de 2016, las empresas que debían declarar las utilidades o “rentas efectivas”, lo hacían en un régimen único en el que todas las empresas pagaban una tasa del 24%. Además, los dueños de estas empresas debían pagar impuestos personales por las utilidades que retiraban de sus empresas.

Sin embargo, a partir de la Reforma Tributaria existen dos nuevos regímenes (el de renta atribuida y el semi integrado) y la posibilidad de que las empresas elijan bajo qué régimen van a tributar. Así pues, de junio a diciembre deben decidir entre el régimen de tributación simplificada (art. 14 Ter Letra A), el de renta presunta (art. 34), el de renta atribuida (art. 14 A), el semi integrado (art. 14 B), e informárselo al Servicio de Impuestos Internos (SII).

A continuación, analizamos cada uno de estos régimenes y destacamos a qué tipo de empresas le conviene más elegir cada uno.

 

Regímenes tributarios: régimen de renta atribuida

El régimen de renta atribuida es el régimen de tributación en base a contabilidad completa con imputación total de crédito del Impuesto de Primera Categoría a los socios. Este sistema tiene obligación de realizar la contabilidad completa y todos los registros que corresponden (Libros Caja, Diario, Mayor, Inventorios, Balances, Libros auxiliares y registros de RAP, FUF y REX). 

El beneficio de este sistema es que puede deducir hasta un 50% de la Renta Líquida Imponible (RLI) gravada con el IDPC que se mantenga reinvertida en la empresa.

¿Cuando me conviene elegir el régimen de renta atribuida?

El sistema de renta atribuida es más conveniente para los contribuyentes cuyos socios o accionistas decidan retirar o distribuir la mayor cantidad de las utilidades generadas, porque la tasa impositiva es menor y obtienen un mayor crédito asociado a sus impuestos personales que con el régimen semi integrado. 

Este régimen también conviene a empresas que perciben un bajo nivel de renta. 

Por tanto, si tu empresa es pequeña y se retiran todas o gran parte de las utilidades es mejor que optes por este sistema.

 

Régimenes tributarios: régimen semi integrado

El régimen semi integrado es el régimen de tributación en base a contabilidad completa con imputación parcial de crédito del Impuesto de Primera Categoría a los socios. Este sistema tiene obligación de realizar la contabilidad completa y todos los registros que corresponden (Libros Caja, Diario, Mayor, Inventorios, Balances, Libros auxiliares y registros de RAI, FUF, SAC y REX). 

El beneficio de este sistema es que puede deducir hasta un 50% de la Renta Líquida Imponible (RLI) gravada con el IDPC que se mantenga reinvertida en la empresa.

Hay algunos tipos de empresas que no pueden elegir el régimen tirbutario y tienen que aplicar obligatoriamente este régimen semi integrado. Es el caso de las sociedades anónimas abiertas, sociedades anónimas cerradas y sociedades en comandita por acciones. 

¿Cuando me conviene elegir el régimen semi integrado?

El régimen semi integrado es conveniente para empresas que tienen proyectado invertir sus utilidades en proyectos de largo plazo, porque el menor pago de impuestos aumenta la disponibilidad de recursos para invertir y reduce el costo de financiamiento asociado a fuentes externas. 

Por tanto, si tienes una empresa con perspectivas de crecimiento a largo plazo, que invierte en capital, es recomendable que elijas el sistema semi integrado. 

 

Regímenes tributarios: régimen de renta presunta

El régimen de renta presunta es el régimen de tributación que paga impuesto sobre la base de una renta presunta. Se aplica cuando no se lleva un control exhaustivo sobre lo que se gana con un negocio o empresa.

Se pueden acoger preferentemente al mismo Micro y Pequeñas empresas (agrícolas, de transporte y de minería). 

Para poder permanecer en el mismo, el ingreso máximo anual debe ser de 9.000 UF en el sector agrícola, 5.000 UF en el del transporte y 17.000 UF en el de la minería. 

Las obligaciones contables y de registros de este régimen se reduce a llevar un libro de compra venta si se encuentran afectos a IVA, o, en caso contrario, llevar un sistema de control de sus ingresos que cumpla con los requisitos establecidos por el SII. 

Este sistema paga el impuesto de acuerdo a los porcentajes según actividad que establece la LIR. 

¿Cuando me conviene elegir el régimen de renta presunta?

El SII atribuye el porcentaje de impuesto sobre un factor de la actividad económica, por tanto, el régimen de renta presunta es más conveniente para aquellos que obtienen más beneficio de lo que este factor indica. 

Por ejemplo, si eres una persona que maneja un camión o que arriendas terrenos agrícolas, Impuestos Internos te atribuirá una renta presunta sobre el valor del camión o del terreno. Te conviene elegir el sistema de renta presunta si obtienes más ganancias por el factor que lo que la ley fija. 

 

Regímenes tributarios: régimen de tributación simplificada

El régimen de tributación simplificada es un régimen simplificado que libera al contribuyente de algunas obligaciones tributarias.

Los segmentos que se pueden acoger preferentemente a este sistema son las Micro, Pequeñas y Medianas empresas, siempre que su ingreso máximo anual promedio de los últimos 3 años comerciales sea de 50.000 UF. 

Las obligaciones contables y de registros de este régimen son: llevar obligatoriamente un libro de caja y, o bien un libro compra venta (se si encuentran afectos a IVA), o bien, un libro de ingresos y egresos, si no se encuentran afectos a IVA. 

El beneficio de este régimen es que puede eximirse del pago del Impuesto de Primera Categoría (IDPC) desde el 1 de enero de 2017.

¿Cuando me conviene elegir el régimen de tributación simplificada?

El régimen simplificado está dirigido a pequeños empresarios para poder facilitar sus aportes tributarios de acuerdo a sus ingresos. 

Te conviene acogerte al régimen simplificado si eres persona natural y tienes un pequeño negocio que se base en la venta de mercaderías o servicios a consumidores finales (restaurantes, comercios minoristas, zapaterías, panaderías, etc) o si desarrollas un oficio (electricista, gasfitero, etc).

 

En definitiva, para saber que régimen tributario es más conveniente para tu empresa los expertos recomiendan analizar detalladamente las características de tu empresa, sus proyecciones de futuro, desempeño financiero, el plan de inversiones y la política que tendrá la empresa en un horizonte temporal de 5 años. 

Por último, te dejamos con un breve video en el que el Centro de Conocimiento Tributario (CCT) informa sobre diferentes aspectos y normas aplicables a los nuevos régimenes tributarios:

 

 

¡NOVEDAD! Operación Renta 2018

¿Aún no has presentado tu declaración? Descarga de forma gratuita la guía con los pasos para realizar la Operación Renta. ¿Qué vas a encontrar en la guía?

  • ¿Cómo presentar mi declaración de impuestos a la renta?
  • ¿Cómo saber si tengo devolución de impuestos?
  • ¿Cómo obtener rebaja por beneficios tributarios?
  • ¿Cómo hacer que me salga a devolver?
  • ¿Cómo corregir y rectificar mi declaración?

Descargar guía 

 

Autor del blog

Envía tu consulta