¿Cuáles son los beneficios de tener una Cuenta Corriente?

¿Cuáles son los beneficios de tener una Cuenta Corriente?

La Cuenta Corriente es un producto financiero ofrecido por los bancos, con el objetivo de mantener el dinero del cliente seguro y de fácil acceso al momento de usarlo. Por lo que el cliente tendrá ciertas libertades a la hora de realizar algún pago, ya que dispondrá de varios beneficios que le ofrece el uso de este tipo de cuentas. A continuación conoceremos cuáles son los beneficios de tener una Cuenta Corriente

 

¿Cuáles son los beneficios de tener una Cuenta Corriente?

 

 

¿Cuáles son los beneficios de tener una cuenta corriente?

Una cuenta corriente es un contrato entre una persona y una Entidad Financiera (Banco), en el que el cliente deposita una cantidad de dinero en la cuenta, y el Banco es responsable de realizar los pagos que ordene el cliente. Recordando que el Banco cumplirá su parte siempre y cuando en la cuenta corriente el cliente mantenga dinero o saldo positivo.

Con el uso de  una cuenta Corriente,  el cliente tiene la disponibilidad de realizar los pagos de diferentes formas, como hacer  pagos mediante una tarjeta de debito, puede consignar o retirar dinero con cheques, realizar transferencias, entre otras operaciones. El uso de estas herramientas es parte de los beneficios de tener una cuenta corriente.

Es importante conocer que el artículo 69  Nº 1, de la Ley General de Bancos es la normativa que regula las cuentas corrientes bancarias y cheques en Chile.

 

Beneficios de tener una cuenta corriente

A continuación conoceremos detalladamente cuáles son los beneficios de tener una cuenta corriente:

  1. Tienes seguridad, orden y control en el manejo de los fondos depositados.
  2. Tener disponibilidad de manejar varios instrumentos para disponer de tu dinero: tarjetas de debito, talonarios de cheques y si negocias una  línea de créditos podrá disponer del uso de tarjetas de crédito.
  3. A través del uso de las tarjetas de debito puedes realizar compras y pagos, operar en cajeros automáticos (girar dinero en efectivo, consultar saldo, entre otras operaciones) y acceder a descuentos por su uso en establecimientos comercios asociados al banco en donde mantienes la cuenta.   
  4. Hacer giros bancarios, usado como un método de pago en el que una persona usa su dinero mediante un cheque bancario a nombre de sí mismo, o de otra persona para ser cobrado.
  5. Acceso  a Línea de Crédito Automática,  el cual es un respaldo financiero que le permite al cliente hacer frente a gastos imprevistos y emergencias, cubriendo sobregiros en la cuenta corriente. Es importante que tengas en cuenta que el interés por usar la línea de crédito es diario y por ello solo debes usarlo cuando sea realmente necesario.
  6. Comodidad para realizar operaciones usando el móvil y el internet, principalmente a la hora de realizar transferencias electrónicas de fondo, porque  puedes realizarlas  a cuentas propias, cuentas a terceros y cuentas pertenecientes a otras entidades.
  7. Utilizar el Pago Automático de Cuentas (PAC), a través del cargo automático a tu cuenta corriente podrás estar al día con el pago de tus cuentas de agua, luz, gas, y otros servicios.

 

Conocer sobre los beneficios de tener una cuenta corriente te permitirá tomar la decisión de contratar este producto bancario para tener mayor control y seguridad sobre tu dinero al momento de consignar o retirar el mismo, a través, del  uso de  varios instrumentos como tarjetas de debito, cheques, transferencias, PAC,  que te ayudarán a simplificar tu vida.

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!