Rankia Chile Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

¿Cómo suscribir o vender una OSA?

Las Opciones de Suscripción de Acciones (OSA) son instrumentos bastante recurrentes en el mundo de la Bolsa. En este artículo vamos a conocer qué es una OSA y cómo suscribirla o venderla en el mercado. 

como suscribir o vender una osa

 

 

Índice

 

¿Qué es una OSA?

Las empresas para financiar sus proyectos futuros tienen, generalmente, 3 vías: la primera, es hacerlo con los propios recursos que genera el negocio; la segunda, es pedir prestado el dinero al banco; y la tercera, es hacerlo mediante un aumento de capital.

En Chile, cuando una empresa aumenta de capital, emite nuevas acciones, las cuales tienen los mismos derechos que las anteriores. Pero, por ley, estas nuevas acciones deben ser ofrecidas en primer lugar a los actuales accionistas de la empresa.

Entonces, se abre un período de suscripción de las nuevas acciones donde a los actuales accionistas se les da un derecho a comprarlas a un precio especial (generalmente, más bajo que el precio de mercado). Este derecho es transable y se llama OSA, que significa Opción de Suscripción de Acciones. 

Por tanto, la OSA es un derecho, no una obligación, a comprar una acción a un precio determinado por la compañía. 

Cada accionista recibe una cantidad de OSAs proporcional al porcentaje de propiedad que éste tiene sobre la empresa. 

Una vez se encuentra en el período de suscripción, el accionista tiene tres caminos: 

  1. Vender la OSA a un tercero y recibir, a cambio, una remuneración económica. 
  2. Suscribir el aumento de capital, es decir, comprar las nuevas acciones al precio de suscripción establecido. 
  3. No hacer nada. En este caso, pasado el plazo para suscribir, la OSA vence y se pierde el derecho a comprar las nuevas acciones al precio preferencial. De esta forma, el accionista conserva las mismas acciones que antes de la ampliación pero, dado que han entrado nuevas acciones, su porcentaje de participación en la propiedad de la empresa se ve reducido. 

Un ejemplo de empresa que ha acudido en diversas ocasiones a la financiación mediante ampliación de capital, utilizando las OSAs es la compañía naviera chilena Vapores, teniendo lugar la última de sus ampliaciones a finales de 2017. 

A continuación analizaremos cómo realizar las dos primeras vías: suscribir la OSA o venderla , ya que seguir la última es la menos recomendable.

 

¿Cómo suscribir una OSA?

Para suscribir las opciones, lo primer que se tiene que hacer es ponerse en contacto con la compañía que está llevando a cabo la ampliación de capital en el plazo señalado para la suscripción, solicitando la cantidad de opciones que se desea suscribir. 

Una vez solicitada la suscripción, la operación finalizará con el pago del precio señalado por la compañía. Hecho esto, las OSAs se transformarán inmediatamente en acciones de la compañía, sin necesidad de esperar al día límite de la suscripción. 

Desde el momento en que la entidad te acredita tus acciones, ya las puedes transar en el mercado sin problemas. 

 

¿Cómo vender una OSA?

Las OSAs se transan como cualquier otro instrumento financiero. Para venderlas, es necesario dar la orden de venta al intermediario financiero. Una vez se encuentre contrapartida, es decir, exista alguien dispuesto a pagar el precio fijado por la acción, el accionista recibirá un ingreso por la venta de la OSA pero su porcentaje de participación en la propiedad de la compañía se verá reducido. 

Debes tener en cuenta que, a diferencia de la suscripción de OSAs, vender una OSA lleva aparejado el pago de impuestos por la transacción.

 

En este artículo has podido conocer qué es una OSA y qué operaciones puedes realizar con ellas. Si tienes alguna pregunta o requieres de más información, no dudes en comentar y te responderemos con la mayor brevedad posible. 

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar