Enrique Gallego

Rankiano desde hace más de 14 años

Autodidacta que ha alcanzado el éxito en sus estrategias de inversión, hasta el punto de alcanzar su independencia financiera.

89
Publicaciones
475
Recomendaciones
79
Seguidores
Posición en Rankia
Posición último año
Resumen
Artículos 39
Respuestas 9
Comentarios 20
Recomendados 172
Guardados 93
Temas 1
01/08/19 07:21
Ha comentado en el artículo 123 Invierta otra vez (II) Las reglas del sistema, versión provisional
Me planteas un problema complejo, por eso no te contesté, porque estoy pensando soluciones. En principio, no es aconsejable llevar en paralelo las dos estrategias ya que están pensadas para dar respuesta a situaciones distintas. Kike Junior está pensado para gestionar una cantidad fija de dinero sin aportaciones adicionales. Al no disponer de liquidez adicional hay que ser muy prudente en niveles de exposición a riesgo aunque el plazo sea largo, porque la liquidez para afrontar situaciones de crisis y aprovecharlas tiene que salir de la propia inversión. 123 es lo contrario, partimos de una aportación inicial poco significativa y tenemos una fuente de liquidez regular, por lo que sólo necesitamos una reserva adicional relativamente pequeña destinada a ser utilizada en momentos de crisis y convertirlos en una oportunidad y no en un problema. El problema surge en las situaciones mixtas en donde tenemos una cantidad inicial relativamente importante y aportaciones periódicas posteriores. Si el horizonte temporal es muy amplio, de más de 20 años, la más sencilla y en muchos casos la mejor solución es dejar las 12 unidades de inversión como liquidez y destinar el resto a aportación inicial. Ahora bien, si partimos de una aportación inicial muy elevada en comparación con los flujos de dinero procedentes de las aportaciones periódicas posteriores, el peso de la inversión inicial en la rentabilidad final va a ser muy elevado, lo que es un factor de incertidumbre para bien o para mal. En este supuesto hay que evaluar en cada caso concreto la posibilidad de reducir la incertidumbre mediante el aumento de la liquidez inicial, asumiendo el lastre para la rentabilidad que puede suponer si la evolución del mercado en los primeros años de aportaciones es al alza. Puedes mandarme como consulta los datos de aportación inicial, aportaciones periódicas y horizonte temporal, para ver el caso concreto.
ir al comentario
31/07/19 14:22
Ha comentado en el artículo 123 Invierta otra vez (II) Las reglas del sistema, versión provisional
Se trata de un error en la entrada anterior que tendré que editar y corregir. La orden de 26-06-19 se ejecuto al precio de 172,62*19,378 participaciones=2.999,79. Probablemente el precio indicado no es el precio de compra sino el precio a 10 de julio cuando miré la situación, ya que estaba haciendo pruebas con ese precio para ver el comportamiento de los precios de suelo y techo y no me dí cuenta de borrarlo. La forma de calcular el precio de suelo y del techo no la he explicado con más detalle en espera de hacer la entrada en septiembre con todo el personal fresquito de mente tras las vacaciones. Pero no hay problema en adelantar la explicación. Tenemos un precio medio de coste de 172,62 que ahora coincide con el de la única operación hecha, luego se irá modificando con las sucesiva operaciones. Para el calcular el techo aplicamos la fórmula del interés compuesto al precio medio de coste con el tipo que hemos fijado como porcentaje de techo y el tiempo transcurrido entre la fecha de inicio y la fecha de la observación: 172,62*(1+0,07)^(26/365) Esto nos daría 173,45, pero la función FRAC.AÑO de Excel afina más teniendo en cuenta el efecto de los bisiestos y da como resultado 173,47. El mismo procedimiento se aplica con el suelo sustituyendo el porcentaje del 7% por el -3%. Son porcentajes que hemos definido como parámetros del sistema y que son modificables a voluntad, aunque es muy aconsejable que permanezcan estables toda la vida del plan de ahorro y sólo se modifiquen excepcionalmente. Cada plan puede establecer los porcentajes que se estimen según la expectativa de rentabilidad de nuestra inversión y lo agresivos o conservadores que queramos ser. El termino precio medio ponderado referido a suelo y techo puede llamar a confusión, por lo que voy a sustituirlo por referencia.
ir al comentario

Lo que sigue Enrique Gallego