Denario Mercader

Rankiano desde hace casi 6 años
2
Publicaciones
23
Recomendaciones
1
Seguidores
Posición en Rankia
Posición último año
Resumen
Comentarios 2
Recomendados 1
10/03/14 13:44
Ha comentado en el artículo El Enemigo a las Puertas
Gracias jpenadi En alguna ocasión me han rebatido estos planteamientos defendiendo que todo el "problemón" comenzó en 1913 con la creación de la FED, es decir, con el “nacimiento” del intervencionismo estatal en la economía, por medio de los bancos centrales. ¿La crisis de 1920-1921 puede achacarse a ello? ¿Las medidas de austeridad tomadas fueron realmente eficaces? ¿Se puede defender que toda medida política proteccionista es errónea por definición? ¿No hay consenso todavía sobre qué llevó a la crisis del 29? ¿Fue o no fue el New Deal el responsable de la salida? ¿Se puede defender que, en realidad, fue la causa de que la salida se retrasase? ¿Qué contestar a quien defiende con vehemencia que con tres medidas concretas se arreglaba todo: Primera: Retorno al patrón oro. Segunda: Coeficiente de caja 100% para los depósitos a la vista. Tercera: Eliminación de los bancos centrales, al menos como prestamistas de último recurso para la banca. Tal vez es que yo no lo acabo de entender. No soy ningún experto y él sí… Cuando me dice “que la banca debe volver a su negocio tradicional y respetar la regla de oro, o lo que es lo mismo, evitar el descalce de plazos”, como toda solución… yo me pierdo completamente.
ir al comentario
08/02/14 10:24
Ha comentado en el artículo El Enemigo a las Puertas
La solución Glass Steagall, al menos… - ¿Sabes diferenciar un banco comercial de uno de inversiones? - preguntaba la guapa encargada de economía a su productora jefe, en el capítulo 5 de la exitosa y valiente serie de televisión "The Newsroom". Resulta que la productora jefe no sabía nada de economía… pero nada de nada… o sea como el común de los mortales… Resultaba que tenía que asistir a un debate importante sobre el tema, y su encargada de economía, con dos carreras y seis años de experiencia, debía "formarla" en media horita… - No… - reconocía la jefa... - Los de inversiones, literalmente… juegan… apuestan. Los comerciales son los que tienen nuestros ahorros. Tras la Gran Depresión del 29, el Gobierno de los EEUU dispuso un cortafuegos entre unos bancos y otros… Si Wall Street se volviera a hundir, no se llevaría consigo a los contribuyentes. Para eso aprobaron la ley Glass Steagall. Un banco podría ser una cosa u otra, pero no las dos… - Y eso ¿sirvió de algo? - Bueno, parece que ayudó a mantener el mayor periodo de crecimiento económico en la historia de los EEUU, una expansión que duró sesenta años y un gran incremento en productividad y en ingresos medios… Ganamos la Segunda Guerra Mundial, llevamos al hombre a la Luna y generalizamos el uso del ordenador personal… ¿Sabes lo que paso después y antes de que la crisis financiera estallara? - No… - La ley fue derogada. - Fin de la lección. Cambio de plano y de asunto… Eso es todo… Lista para ir al debate, princesa… Excelente guión el de esta serie en general, y el de este capítulo en particular: claro, conciso, directo, divertido… y hasta veraz y formativo a la vez. La Ley Glass Steagall puede haber salvado la economía mundial desde la Gran Depresión hasta que fue derogada en 1999, por el senado de los Estados Unidos, despreciándola como un “vestigio de los años 30”. Esta ley fue derogada al mismo tiempo que nacía Citigroup, la mayor empresa de servicios financieros. Un año antes, los bancos Travelers y Citibank querían fusionarse para constituir la mayor entidad bancaria del mundo, y se las apañaron para hacer que Bill Clinton derogase la ley. ¿Tal vez la mano invisible a la que apelan cuando dicen que hay que respetar las leyes de mercado? Normalmente las grandes entidades financieras aliadas con el poder político se aprovechan de que estas leyes no son conocidas o no son de uso común. Cuando fue derogada esta ley nadie protestó, entre otras cosas porque poca gente sabía para qué servía. El público, en general, no tiene los conocimientos técnicos necesarios para comprender el alcance de aprobar o derogar leyes financieras como estas. Al ser derogada la ley Glass Steagall la banca de depósito o de ahorro se unió con la banca de inversión o de valores. Antes dos claramente separadas, ahora eran una grande y libre… La primera consecuencia directa fue que los especuladores dispusieron, de repente, de cantidades ingentes de dinero para especular, procedentes de los ahorros de la gente que trabajaba y producía. A partir de la fusión de las dos bancas, los brokers o jugadores, acudían al casino de la bolsa avalados por riqueza real, no virtual… el dinero de la clase trabajadora… Todo cubierto y aprobado por el gobierno con luz, taquígrafos y las leyes correspondientes… Esto quería decir que por muy mal que lo hicieran y por mucho dinero que perdieran nunca los iban a dejar caer, porque desde la fusión de las dos bancas, si los dejaran caer, la gente… el pueblo… perdería sus ahorros… La jugada era perfecta: los ahorradores tendrían que pagar con su dinero las apuestas de los especuladores. ¿Por qué los gobiernos no dejan caer la banca…? Porque la gente en general perdería sus ahorros y la banca-rota nacional estaría asegurada. Pero si la ley Glass Steagall siguiera en la actualidad en vigor, si los especuladores se equivocaran, sólo caerían ellos con sus empresas, la economía se resentiría al desaparecer algunas empresas repentinamente, pero no habría riesgo de una banca-rota nacional porque la gente seguiría conservando sus ahorros. La restauración de una ley que separa la banca de ahorro de la banca de inversión y valores es clave para superar la crisis actual, y esto lo saben los especuladores que no quieren dejar que los ahorradores ni los estados dejen de avalar sus juegos de casino reivindicando las leyes del libre mercado. Se está produciendo una situación de auténtico terrorismo financiero - o tercera guerra mundial - en donde la gente tiene miedo a perder sus ahorros, su trabajo, verse en la calle sin recursos, ver su nación en banca-rota… y se siente amenazada por brokers y especuladores financieros, como por talibanes, francotiradores, tanques, misiles o minas antipersona. Por otra parte, los gobiernos dan palos de ciego intentando atajar los ataques especulativos, creando bancos malos - buen nombre para empezar a crear confianza… -, y otras maniobras de distracción que se han demostrado lentas y altamente ineficaces… cuando con esta sencilla ley, los especuladores internacionales no tendrían absolutamente ningún poder sobre ahorradores ni estados. Asistimos boquiabiertos al espectáculo patético y bochornoso de ver a los políticos - nuestros representantes - secuestrados por "los mercados" y con un alarmante Síndrome de Estocolmo amalgamado con incapacidad manifiesta, cobardía y ausencia de liderazgo. ¿Exagero? Sólo diez años después de ser derogada la ley, ya teníamos encima la mayor crisis financiera de la historia… Blanco y en botella. ¿Y en España? Parece que aquí nunca ha existido una ley parecida… ¿O sí? ¿Cual era el espíritu de Las Cajas de Ahorro y Montes de Piedad? Allí tu cartilla estaba más segura que en un banco privado ¿no? Tendríamos que preguntar a algún experto como... ¿Rodrigo Rato? O ver una vez más, ahora con otros ojos, "¡Qué bello es vivir!" de Frank Capra, y aquel pequeño banco de empréstitos comprometido con sus ahorradores, que dirigía el inigualable James Stewart… Sí, yo también prefiero lo segundo. En cualquier caso no existe actualmente una ley así, y así han ocurrido desastres como el de Bankia. Al final la codicia es lo que trae, si no existen políticos valientes y leyes que sirvan de freno a la avaricia. De lo primero, políticos valientes, vamos bastantes escasos. Y de lo segundo, leyes que protejan al ciudadano…en fin. No obstante parece que en Estados Unidos hay ya un gran movimiento que pretende volver a decretar la ley Glass-Steagall. Desde congresistas y senadores, hasta el propio asesor político de Obama, Paul Volcker, abogan por su re-instauración. Y no sólo eso, desde Wall Street se oyen voces en este sentido. Además hay un movimiento llamado La Rouche Political Action Committee que aboga abiertamente por la vuelta de la ley Glass-Steagall, incluso tienen web en castellano. El movimiento está impulsado por Lyndon H. La Rouche, que es un personaje controvertido y vilipendiado por una docena de lobbys, digno de ser estudiado en profundidad… Líder del partido Laborista Americano, ha peleado por la nominación demócrata a la presidencia del país en varias ocasiones: en 1976, 1980, 1984, 1988, 1992, 1996, 2000 y 2004… En España PP, PSOE, CiU, PNV y seguro que algún otro… compran - con todas las comillas que queráis - directa e indirectamente… a periodistas, economistas, fantasmas, talabarteros, encantadores de serpientes, destripaterrones, rufianes, tertulianos apesebrados, gentes de mal vivir, y voceros sin oficio ni beneficio probado. Su objetivo no es que no quieran abogar por la Ley Glass-Steagall, no claro… Lo importante para ellos es que el pueblo siga aspirando a ver a Belén Esteban y a Kiko Matamoros, a Messi, a Cristiano Ronaldo y a Morante de la Puebla… Pan y Circo. Freno a la cultura y freno a la educación… "Si los preparamos mejor, antes nos verán el plumero, Baldomero…" Pero atención, que si falta el pan, con el circo no llegáis… y los enanos se pueden convertir en gigantes y cabezudos y que acabe la corrida como el rosario de la aurora… Cuidado a ver si no os habéis pasado de frenada, politiquillos… Antes de los recortes indiscriminados, antes de crear indefensión en la sociedad con unas injustas tasas judiciales, antes de cargaros la joya de la corona de la sanidad pública española, antes de cerrar los paradores nacionales y antes de ofrecer, sin pudor, la imagen de mediocridad que estáis dando, haciendo lo que decís que hay que hacer por poco que os guste… pensad en que los sacrificios de los que representáis sirvan para que la situación no se repita... como hizo Roosevelt tras el 29 negro… Él lo dejó bastante claro: “Prefiero rescatar antes a los que producen alimentos que a los que producen miseria”. Un día volverá a haber elecciones… Si por lo menos los votos en blanco significaran escaños vacíos durante toda la legislatura, los políticos empezarían a preocuparse. Una preocupación responsable… Si para cambiar cualquier ley hicieran falta tres cuartas partes de la cámara, las mayorías absolutas no se embriagarían de poder y educaríamos a los parlamentarios en el diálogo obligatorio entre posturas encontradas, y entenderían que cobran por consensuar, no por imponer… Si por ley, los periodistas tuviesen que separar claramente la información de la opinión, muchos medios que han abandonado la primera, deberían rescatar a periodistas que están en el dique seco, y sobrarían a cientos comentaristas de su propia y pobre opinión… Y el común de los mortales comenzaría a saber a qué atenerse… Hoy los medios no tienen público… solo adeptos, es decir, fans… es decir, fanáticos que desprecian el medio ajeno porque no comulga con su subjetividad… Y mientras tanto, la verdad le importa ¿a quién? Menos bromas, porque la cosa está calentita… Y todo menos que el pueblo decida un día que hay mejores soluciones, aunque no sean muy democráticas… Si la gente no respeta a los políticos, si les da la espalda, si les insulta… alguna culpa tendrán. Y si no debemos generalizar - que no debemos -, que los partidos se abran al pueblo y promuevan las listas abiertas… Y entonces no generalizaremos… Señalaremos con el dedo al que sí y al que no… Y si este político o este otro son el problema, necesitaremos a otros que se atrevan a servir al pueblo y no a servirse de él… ¿Dónde están los políticos que serán la solución? Ya están llegando tarde...
ir al comentario
No hay más resultados