Participaciones del usuario Mónica L. - Contenidos recomendados

07/11/13 20:18
Ha respondido al tema GOWEX
Mira, guapo, cuando aprendas a utilizar las preposiciones en español, tal vez te conteste. Mientras tanto, vete a Primaria, que buena falta te hace, so pelota ignorante. En España, desde luego, hay la mitad del paro que debiera haber. Yo, por mi parte, que no necesito papaítos ni mentores, responderé a quien me salga de las narices cuando quiera y daré mi opinión sin prejuicios, desde lo que piense. porque, por fortuna -a diferencia de tí, so borrego y por mis bemoles- pienso. razón por la cual tiendo a creer que alguien con varios nicks lo normal es que sea un farsante. Su esclavo moral (tú) ya ni siquiera te digo lo que es. Pero, tranquilo, que para el próximo besahuevos ya te llaman, hombrecito.
Ir a respuesta
08/05/13 10:48
Ha respondido al tema ¿Qué estudiar?
Sí, soy Mónica Luna. Ya dije una vez que mi nick procuraba ocultar lo menos posible. El segundo aplellido no lo pongo más que nada por si está Montoro en la sala. Ya en serio, como sugiero en el último comentario a ese post, de repente, tras leer a Paco -y ver más videos de debates de la Universidad de Verano del año pasado a la que, por desgracia, no pude asistir- empecé a plantearme que, de verdad, aun con patrón estable (oro u otro cualquiera) ¿cómo podrían hacer negocio decente los bancos sin reserva fraccionaria? Vamos que encaré la idea y aquí sigo, dándole vueltas. Y, en fin, al final llego a la idea mencionada de que, aun con banca libe, ausencia de bancos centrales -y por tanto, de moneda de curso forzoso- y patrón oro, tal vez convendría separar de una vez por todas ambos negocios: la banca de depósito, con coeficiente del cien por cien y capacidad -ésta sí- para crear moneda, medios fiduciarios (cuidado que no es lo mismo que fiat) siempre respaldados en un activo estable (creo que se llama fractal en vez de fiat, aunque no me hagas por ahora mucho caso), a salvo de los manejos de arbitrista alguno; y, por otro lado, la banca dedicada declaradamente al préstamo y la deuda, que podría tener reserva fraccionaria,... siempre que el cliente lo supiera y consintiera, como primera premisa; y siempre que, además, no existiese prestamista de última instancia (léase banco central), con lo cual el riesgo moral (moral hazard) de los bancos no tendría más remedio que aumentar y con él su aversión al descalce de plazos y riesgos. No digo yo que no tras tres o cuatro quiebras, pero al final aumentaría. De todas formas, aun agradeciendo mucho tu interés y sintiéndome de sobras recompensada por haber contribuido siquiera un poco a encender tu curiosidad (bendita curiosidad) he de decirte que yo el verdadero debate conmigo misma sobre estos asuntos lo aplazo para las vacaciones. Entonces puedo estudiar en serio, no a salto de mata. Hasta entonces, no paso de intentar establecer juicios provisionales. Y este año, para colmo, he conocido el bitcoin que, de acabar de monetizarse de forma exitosa -en esta u otra versión posterior más refinada- podría cambiarlo todo. De todas formas, tenga o no tiempo para profundizar, he de reconocer que me encanta que me provoquen intelectualmente: me priva; además no hay otra forma de enriquecer el pensamiento. Y -créeme- ese enriquecimiento me resulta preferible al patrimonial.Subjetividad del valor de nuevo. Además, juzgo que es extremadamente necesario para introducir enfoques nuevos y muy fructíferos en filosofías de invesión como la Value. Un cordial saludo.
Ir a respuesta
07/05/13 15:10
Ha respondido al tema ¿Qué estudiar?
Ahí hay un acalorado debate hoy en día interesesantísimo. Paco Capella, en su línea provocadora, plantea así la cuestión: el problema sería más el descalce de plazos y riesgos que la propia reserva fraccionaria. http://www.juandemariana.org/comentario/5716/descalce/plazos/riesgos/1/ http://www.juandemariana.org/comentario/5744/descalce/plazos/riesgos/2/ Rallo, también partidario de la no necesariedad del coeficiente de caja del cien por cien, repara, de forma más sosegada, en un elemento de arbitaje poco estudiado, como es la letra de cambio: http://www.juandemariana.org/comentario/1477/letra/cambio/ El debate sigue vivo. No sé que dirá Huerta. Yo, modestamente, pienso que existen dos negocios indebidamente mezclados: el del mero depósito y el financiero del préstamo. Lo de la necesidad de eliminar los bancos centrales y operar con banca libre emisora de su propia moneda referenciada a algún activo tangible y estable, sigue en pie. Lo demás, me lo cuestiono. Los matices, en las universidades de verano del IJM, donde se puede debatir de todo. Y encima en Lanzarote. Yo este año no me la pierdo. Y esto no es la escuela neo austríaca, como no existe el neoliberalismo. Dentro de un determinado paradigma -corriente de pensamiento que no sea una secta- hay debate y, por tanto, la teoría evoluciona. Más cuando -como es el caso- se rechaza de entrada el cientismo propio de querer aplicar los principios de las ciencias "duras" a las que se ocupan de la acción humana. Aquí no hay econometría, no hay equilibrio perfecto ni óptimo paretiano ni walrasianismo: hay estudio dinámico de la acción, por naturaleza cambiante y creativa. Hay hombres que actúan. Nada más ni nada menos. Mises nos enseñó que la Historia en realidad no enseña nada. Sólo que, ceteris paribus, es muy probable que se produzcan tales efectos. Pero nada impide que a partir de ahora, en unas nuevas condiciones, con una información que antes no estaba ni siquiera creada y que por definición está dispera, es inarticulable, informal y práctica, actúe de una nueva forma, movida por la empresarialidad (de prendus prensi: agarrar, darse cuenta).
Ir a respuesta
04/05/13 13:48
Ha respondido al tema ¿Qué estudiar?
Agradezco tu preocupación por mis finanzas, aunque no olvides nunca que el valor es subjetivo. La caña, por supuesto, dala por hecha. Ahora, considérala como el principio del fin, pues me precio de ser algo más que rocosa respecto a la defensa de aquellas cosas en las que creo. Por supuesto que en el referido máster todos los profesores han bebido de las muy refrescantes aguas del profesor Huerta de Soto, al igual que lo he hecho yo. ¿Dónde si no? Pero, precisamente por ello, la mayoría se han atrevido a cuestionar desde dentro del propio paradigma enseñanzas tan medulares como la propia obligatoriedad del coeficiente de caja del cien por cien, para venir a refinar con sus aportaciones acerca de otras posibles fórmulas para evitar el descalce de plazos y riesgos la teoría del ciclo, sin perder nunca la seminal huella de nuestros escolásticos de la Escuela de Salamanca. Pero, como sea que -con el profesor Huerta- me reafirmo en la idea de que nada hay más práctico que una buena teoría, infiero que es el Value Investing el que en este maridaje puede verse fecundado por la visión dinámica y subjetivista metodológica de los austriacos. Descubrir antes que nadie qué recursos están mal asignados respecto a las preferencias reveladas de los consumidores y saber rectificar a tiempo errores de inversión, reasignando correcta y urgentemente dichos recursos, es una de las principales virtudes del empresario excelente; conviene, por tanto, que los capitalistas que quieran enriquecerse respaldándolos tengan también en su mano las mismas herramientas teóricas. Al fin y al cabo, el capitalista no es más que el empresario que con su ahorro (con su diferir el consumo hacia el futuro, que es tanto como ir contra la preferencia temporal natural) compra y hace fructificar el tiempo y el conocimiento ajenos. Vamos que la cerveza, como te descuides, te puede salir por un ojo de la cara...:) Hay que ver: y todo por pura curiosidad... Cosas de la Acción Humana (de Ludwing von Mises, lectura que, por cierto, vale en sí misma por mil sesiones de chorradas varias).
Ir a respuesta
01/05/13 07:10
Ha respondido al tema ¿Comprariais Arcelor o Acerinox (ACX) ahora mismo para largo?
Yo todavía, después de haber estado observando los mercados durante año y pico –el tiempo que hace que fui consciente de que recaía sobre mis hombros la tarea de tener que aprender a gestionar una cartera familiar tan importante como dejada de la mano de Dios- la verdad es que no sé cómo se llama el sistema que sigo. Tampoco es que me importe. Después de un tiempo prudencial leyendo y haciendo demos, hace unos quince días empezaron a entrar las órdenes que tenía puestas, con mi propio dinero. Y poquito, pues me considero en fase inicial de aprendizaje. Tendré que aumentar mis volúmenes para confirmar que la línea seguida es correcta. Algo del todo necesario antes de considerarme en condiciones de empezar a meterle el diente a la cartera gorda familiar. Junto a la filosofía value que trato de asimilar, el análisis de esa cartera familiar de muy largo (treinta años a veces) creo que me está marcando algunas pautas: tenemos ferroviales compradas a 6,105 y enagases a 7,610. En cambio, los supuestos blue chips, las telefónicas, las Repsol, los Santander y los BBVA están, cuando no en pequeñísimas pérdidas, en magras ganancias; sin haber compensado apenas la inflación. Conclusión que saco: los valores mediáticos y de mayor capitalización bursátil sirven para especular a medio plazo, pero el valor a largo -la inversión genuina, la capitalización de empresas excelentes- no se encuentra en ellas. Las verdaderas joyitas a largo son más discretas, menos dependientes de modas y de regulaciones, con gestores más prudentes y capaces de anticiparse a los ciclos. Una vez seleccionadas, miro sus gráficos a diez años y trato de buscar niveles de entrada que parezcan casi inalcanzables por pesimistas. Pongo la orden y a partir de ahí me siento a esperar. En principio, para no plantearme siquiera vender. Defino y apunto mi decisión y la mantengo. A sangre fría. Pero lo mismo tienes razón y tengo que aprender a ser algo más flexible. Gracias por la aportación. Lo de aprender a salir lo voy a ir haciendo con la cartera familiar, para rehacerla casi por completo. Y procuraré hacerlo con idéntica disciplina, pero sin olvidar tampoco tu visión, sobre todo en ciertos valores, esos supuestos blue chips comprados a destiempo y no vendidos en su momento. Lo que tengo claro es que nunca dejaré -como los dejaba mi padre- estos asuntos en manos de terceros. Y menos de ningún banco. Suerte a ti también. Y nunca dejes de aprender.
Ir a respuesta
01/05/13 05:44
Ha respondido al tema ¿Comprariais Arcelor o Acerinox (ACX) ahora mismo para largo?
Yo también me subí a ACX a 7,55, con el resultado que dices. Y eso que es una cíclica. Me arrepiento -eso sí- de no haber comprado más; es lo que tiene se novata. Pero, como la quiero para muy muy largo, esperaré alguna hecatombe general para acumular. Lo de vender, ni me lo planteo.
Ir a respuesta
27/04/13 07:25
Ha respondido al tema TEST inversor de bolsa Rankia (PARTICIPA)
¿Como te llamas? Lo dice mi nick. Soy confiable hasta ese extremo. ¿Edad? Eso no se le pregunta a una dama pero en esto de la bolsa soy muy joven. ¿Cuánto tienes invertido actualmente en bolsa? ¿Cuánto has llegado a tener invertido? Míos, la friolera de setecientos euros, con liquidez para –llegado el momento- pasar a los 10.000. Familiares, me ha tocado la cruz de gestionar más de 200.000. Socorro. ¿Qué clase de inversor eres respecto al riesgo y el tipo de inversión? Para mí, tengo mi propia estrategia: en general voy a muuuy largo plazo pero me gusta encontrar valores que a medio plazo me puedan financiar las inversiones a largo. ¿Cuáles crees que han sido tus beneficios o pérdidas entre dividendos y ganancias/pérdidas patrimoniales y el porcentaje medio anual desde que comenzaste a invertir? Mi inversión propia tiene escaso recorrido, pero su revalorización media supera el seis por ciento. ¿Qué rendimiento obtuviste el último año (porcentaje)? ¿Y este año? No llevo un año en bolsa con mi dinero. ¿Por qué comenzaste a invertir en bolsa? ¿Cuándo? Porque comprendí que lo juicioso dentro del cuadrante del flujo del dinero era adquirir activos. Lo comprendí antes pero esperé un momento bajista: y aún lo espero para incrementar bastante mis posiciones. ¿Cómo calificarías tu experiencia en la bolsa? Como iniciática, abierta a un aprendizaje continuo. ¿Podrías contar alguna experiencia interesante que has tenido con algún valor de tu cartera? Todos los comprados por mí están en positivo, aunque en todos espero poder promediar a la baja en futuras correcciones. Habitualmente, elaboro estrategias a muy largo. ¿Qué valor te ha causado las mayores ganancias en bolsa? Acerinox, en mi cartera propia. Ferrovial y Enagás en la familiar. ¿Con cuál has tenido más perdidas? Con ese chicharro de Deoleo que le colocaron a mi padre; desde entonces me decidí a aprender a tomar por mí misma mis propias decisiones. ¿Cuál ha sido tu valor favorito en los últimos años? Inditex. ¿Cuál es tu valor favorito a día de hoy? Duro Felguera. ¿Qué valor o sector recomendarías para invertir en bolsa? Los cíclicos. ¿Cuál no recomendarías? El bancario. ¿Podrías aportar 2 consejos a los foreros? 1º) Que se formen lo más posible. Básica la formación teórica acerca del ciclo. 2º) Que piensen en el largo y no echen excesiva cuenta a los análisis y fluctuaciones a corto.
Ir a respuesta
25/04/13 12:51
Ha comentado en el artículo Austeridad, crecimiento, fe.
Más que su carácter físico, lo que dota al oro de su capacidad no mejorada hasta el momento para funcionar como patrón monetario es lo estable de su precio, que se autorregula, por no depender el mismo más que de la oferta y la demanda, sin intervención externa de los gobiernos. Las ingentes inversiones necesarias para extraer (minar) más oro sólo son rentables cuando el precio sube. Y, justamente, cuando las nuevas extracciones hacen que, al haber mayor oferta de oro, su precio baje, dichas inversiones dejan de ser rentables, por lo que cesan, impulsando de nuevo al cabo de un tiempo el precio al alza. Es así como, pese a las naturales fluctuaciones a corto, el precio a largo es estable. Por eso es la reserva o el depósito de valor por excelencia. Cuando las divisas se anclan a él de forma incontaminada (como fue al principio, en la Inglaterra de mucho antes de la Ley de Peel), se elimina la arbitrariedad de los bancos centrales, tendentes a favorecer orgías crediticias, derivadas de tipos artificialmente bajos. Sin esa intervención arbitraria, cuando la economía necesita ahorro –como ahora-, los tipos suben. Y cuando las inversiones han madurado, los tipos bajan. Se envían así las señales correctas a los agentes económicos: señales coordinativas, y no los trampantojos políticos, las señales falsas que hoy encontramos y que son las verdaderos causantes del ciclo económico. Bancos que, al expandir artificialmente el crédito ( tipos bajos combinados con descalce artificial de plazos y riesgos en los bancos, merced a la reserva fraccionaria: crédito barato, en suma, cada vez con menor respaldo en ahorro real) mandan a los empresarios la señal equivocada de que, con crédito a corto (depósitos a la vista) pueden acometer inversiones que madurarán a muy largo plazo (hipotecas a treinta años, por ejemplo). Tarde o temprano, el mercado descubre la insolvencia de esas inversiones y empieza a colapsar. Es el origen de las crisis. Crisis que, por cierto, en ausencia de la falta de flexibilidad propia del estatismo, no serían más que el comienzo de una rápida reasignación de recursos a los fines más demandados por los consumidores.Rápidas. De golpe. Y claro que ha habido defaults con monedas sedicentemente respaldadas en oro. Pero el envilecimiento de la moneda era ya una práctica generalizada entre aquellos gobernantes, deseosos de financiar sus guerras a costa de crear inflación, el impuesto de los pobres, y ya compinchados con bancos autorizados por el poder a violar el derecho de propiedad –según estaba establecido desde el derecho romano, con base iusnaturalista- al confundir el contrato de depósito con el de préstamo a través de la reserva fraccionaria. El patrón oro de verdad era el que funcionaba con banca libre, emisora de su propia moneda, siempre respaldada en oro y con coeficiente de caja de cien por cien o, al menos, plazos y riesgos calzados mediante la letra de cambio. Disclaimer: quien suscribe no tiene, por el momento, ningún porcentaje de su patrimonio invertido en oro. Lo que no quita para que sea capaz de efectuar un humilde acercamiento teórico al mismo.
ir al comentario
21/04/13 18:30
Ha comentado en el artículo Austeridad, crecimiento, fe.
Lo que respalda a las actuales divisas de curso forzoso ya no es fe sino dirigentes insensatos, irresponsabilidad, miedo, ignorancia, coacción estatal y estupidez. Para la casta, es un chollo. La gente de a pie, en cambio, no sabe que menos del ocho por ciento de la masa monetaria que figura en libros en el mundo existe en realidad. El resto de unidades monetarias no son más que meros apuntes contables, multiplicados innúmeras veces merced a la reserva fraccionaria y a las políticas expansivas de gobiernos y bancos centrales: deuda respaldada sólo y exclusivamente por más deuda. Monetización de deuda ad infinitum, pues los gobernantes ni pueden ni quieren dejar de gastar bienes aún no producidos. Lejos de permitir el ahorro real, estas divisas-deuda día a día van degradando la capacidad de ahorro y capitalización de los individuos. Y sin posibilidad de acumular capital, sin ahorro real y sin inversión no puede haber crecimiento sano. El patadón hacia delante sólo camufla el problema y, según se va prolongando en el tiempo, hace más difícil su solución. Es necesario detener urgentemente esta espiral de deudas sobre deudas cada vez más impagables. Lo que está intentando Merkel, en la estela de los expertos partidarios de la ortodoxia monetaria preponderantes en Buba, es poner cierto coto a la borrachera de deuda y a la locura expansiva tipo Bernanke. Ralentizar la carrera hacia el precipicio. Pero está claro que ni a ella ni a ningún político le interesa de veras acudir a la raíz de los asuntos, porque eso sería tanto como admitir la auténtica naturaleza fraudulenta de su castillo de naipes estatista, bankslans incluidos. La solución está –lo ha estado siempre- en el uso por parte de los agentes económicos de activos que no sean pasivos de nadie y cuyo valor no dependa de los arbitrios de ningún burócrata. Tanto el oro como el bitcoin lo son. Por ahora, por hallarse en incipiente proceso de monetización, el bitcoin parece tener serios problemas para actuar como unidad de cuenta y como depósito de valor. El oro, por su parte, presenta dificultades para ser por sí mismo medio de intercambio: necesita medios de pago fiduciarios (nunca fiat) anclados a él; los gobiernos han conseguido hasta el momento que tales medios fiduciarios sean extremadamente poco flexibles, al imponer draconianas regulaciones a sus casas de cambio. Pero, en caso de necesidad, el Bitcoin puede quedar absolutamente al margen de esos intermediarios y, por ende, escapar de las regulaciones. Su validación es descentralizada, peer 2 peer. Cada uno de sus usuarios puede ser su propio banco y, de ahí, contribuir a la estabilidad del propio bitcoin. Paradójicamente, en su ausencia de necesidad de control central –pues ya se controla destralizadamente a través de multitud de nodos- reside la mayor de sus fortalezas. Es mercado libre en estado puro. Nadie dijo que los comienzos fuesen fáciles. Toda institución social realmente útil nace, no por decreto, sino a base de un lento proceso de prueba y error. Y parece claro que las actuales divisas de curso forzoso, con su imprescindible correlato de sistema bancario jerarquizado y con plazos y riesgos necesariamente descalzados, ya han cubierto con mucho su cupo de errores. Compítase. Sólo así podrán corregirse los posibles fallos. No podemos saber si ésta será la buena o si habrá que esperar al Bitcoin 5.0 o a varias divisas electrónicas especializadas en competencia. Lo que parece claro es que el meme está aquí para quedarse. Naturalmente, el Leviatán tratará de resistirse a perder su omnímoda capacidad de control de la única forma que sabe: mediante la coerción. Y es ahí donde habrá de entrar en juego la fe; pero no la fe en la palabra de ningún burócrata, sino la confianza en la supremacía de la natural capacidad emprendedora de los seres humanos actuando de forma descentralizada, en pro cada uno de sus propios fines, sobre la paquidérmica rigidez de los estados. Considero un verdadero privilegio poder asistir a los primeros balbuceos de lo que sin duda habrá de ser el germen de un cambio de paradigma. Afortunadamente, el futuro no está escrito.
ir al comentario