SAGE: una experiencia negativa

0 respuestas
SAGE: una experiencia negativa
SAGE: una experiencia negativa
#1

SAGE: una experiencia negativa

Tengo una pequeña empresa y quise introducir el programa de nóminas de SAGE. Al principio todo parecía fácil y dentro de un precio razonable. Tenemos un sistema informático propio y queríamos que el programa de Nominas de SAGE se convirtiese en un motor de cálculo que pudiese no sólo generar y gestionar las nóminas sino alimentar, con sus resultados, nuestro sistema.

Iniciamos, después de las valoraciones pertinentes y de la definición del alcance del proyecto, nuestra andadura con SAGE. Se nos instaló el programa en nuestro ordenador y, tal como se nos había comentado, se hizo un curso para que nos familiarizáramos. Lo primero que no nos gustó fue que el curso no consistió en que viniese un profesional de SAGE a nuestras oficinas sino que se trató de un curso on-line en el que no estábamos solos, pues había otros clientes que habían adquirido el producto. El curso se hizo a toda velocidad y sin que nosotros pudiéramos rentabilizarlo, pues era de carácter general y nuestro sector necesitaba un curso específico. Tuvimos que tragarnos una semana entera sin por ello sentirnos realmente acompañados.

Posteriormente, sin embargo, otro formador muy poco formal con los horarios (se equivocaba de hora y hasta de día), intentó centrarse más en nuestras peculiaridades, si bien no llegamos a generar ni una sola nómina, algo para lo que era necesario ampliar el curso (pagando más, naturalmente).

El coste global llegó casi a los 5.000€, y, si bien en nuestras conversaciones iniciales con las comerciales se había hablado de una carga inicial (datos de clientes y trabajadores), llegado el momento lo  presupuestaron como algo adicional, si bien todo el trabajo lo teníamos que hacer nosotros, pues ellos nos facilitaban el formato que tenía que cumplir las tablas excel en las que nosotros debíamos volcar los datos para que ellos, dándole a un botón, incorporasen estos datos al paquete SAGE. Esta carga inicial se presupuestó en unos 800€, pues consideraron una dedicación que cobraban a 100€/h y a 85€/h, según si se trataba de Jefe de Proyecto o de Analista-Programador, además de una pequeña formación que ellos consideraban necesaria, y nos informaron de ello cuando nosotros ya habíamos hecho todo el trabajo de volcado de datos de nuestra BD a las tablas Excel.

Teniendo en cuenta que una andadura que se inició alrededor de noviembre del 2017 y que en abril del 2018, después de tener que perseguirlos por varios motivos, todavía no se habían puesto con la carga inicial de datos, puede entenderse que nuestro hartazgo y la sensación de que, como clientes, no les importábamos en absoluto, estuviese alcanzando niveles que nos producían un total desencanto y desasosiego. Ellos ya habían cobrado sus casi 5.000€.

Al ver el coste de desarrollo según el coste hora que impone SAGE, entendimos que el resto de desarrollo podria superar con creces el del propio paquete y también el coste de adaptación de nuestro sistema propio a través de algún freelance.

Hay, actualmente, paquetes parecidos a SAGE que considero mucho más económicos y recomendables, pues son de código abierto y hay una lista de empresas que se ofrecen para adaptarlo a las propias necesidades, con lo que el cliente no depende de un único proveedor que impone el coste/hora y que establece la fecha en la que le irà bien efectuar las adaptaciones, sino que puede escogerse entre muchos proveedores en función del presupuesto y de la disponibilidad para el trabajo.

En este sentido, creo que SAGE va a tener que empezar a rebajar el coste de sus desarrollos o se quedará fuera de mercado.