El Banco de Canadá se convierte en el primero en señalar la salida del programa de estímulo

El Banco de Canadá se convierte en el primero en señalar la salida del programa de estímulo

El Banco de Canadá dio el paso más grande de una economía importante para reducir los niveles de emergencia de estímulo monetario, ya que elogió una recuperación más fuerte de lo esperado tras la pandemia.


Los funcionarios del Banco Central de Canadá, liderados por el gobernador Tiff Macklem dijeron el miércoles que reducirían sus compras de deuda pública en un cuarto hasta los $3 mil millones por semana (US $ 2,4 mil millones) y acelerarían la agenda para un posible aumento de las tasas de interés en la segunda mitad del 2022.

El giro optimista hacia la planificación de un regreso a una política más normal ha sido resistido por contrapartes en otros lugares, incluida la Reserva Federal de EE. UU. Los inversores reaccionaron impulsando el dólar canadiense a su nivel más alto desde enero.

"Este es un mensaje bastante agresivo emitido por el Banco de Canadá", dijo por correo electrónico Simon Harvey, analista senior de divisas de Monex Canadá. "Parecen bastante seguros de que una vez que la ola actual de infecciones disminuya, la recuperación económica será sólida".



El banco central reiteró su orientación de que no aumentará su tasa de interés de referencia, actualmente en 0,25 por ciento, hasta que la recuperación sea completa y la inflación sea sostenible en al zona del 2%. Pero cambió sus proyecciones sobre cuándo sucedería eso...


Nuevo marco temporal

En las nuevas proyecciones económicas trimestrales, el BdC revisó al alza su estimación de crecimiento para 2021 en más de dos puntos porcentuales, a 6.5 por ciento, y adelantó sus pronósticos de cuándo se absorbería la horquilla.

"Según la última proyección del Banco, ahora se espera que esto suceda en la segunda mitad de 2022", dijo el banco en su último Informe de Política Monetaria.

En una conferencia de prensa posterior, Macklem enfatizó que el compromiso del banco central es no aumentar las tasas de interés antes de que la economía se recupere por completo, y que cualquier aumento futuro reflejaría las condiciones económicas en ese momento.

La Reserva Federal, por el contrario, dice que no comenzará a reducir el ritmo de sus compras de bonos por valor de 120.000 millones de dólares al mes hasta que vea un "progreso sustancial adicional" en el empleo y la inflación. Economistas encuestados por Bloomberg antes de la marcha de la Fed no esperaban que eso sucediera hasta 2022.


Gráfico 1. Compra de Bonos del Estado Canadiense por parte del BdC
Gráfico 1. Compra de Bonos del Estado Canadiense por parte del BdC



Las revisiones de crecimiento de Macklem acercan a los funcionarios del banco central a las proyecciones de los economistas. Los mercados ya habían fijado un precio en un aumento de tasas para el año 2022 antes de los cambios del miércoles. Los inversores también han anticipado que el banco central de Canadá sería más agresivo que la Reserva Federal en su camino de normalización monetaria.

El comercio de swaps sugiere alrededor de un 50 por ciento de posibilidades de una subida de tipos del CAD en esta época del próximo año. Casi tres subidas tienen esperadas en total en los próximos dos años y cinco subidas en los próximos tres años; todo esto son proyecciones por supuesto.

Por su parte, el presidente de la FED Jerome Powell, ha tenido cuidado de evitar poner una fecha para comenzar a reducir las compras de activos en los EE. UU., aunque su número dos, el vicepresidente Richard Clarida, ha dicho que no espera que esos umbrales se alcancen este año.


Powell advirtió a los inversores de que los miembros de la FED están comenzando a debatir el momento de un cambio. Ha dado un paso adelante para evitar sorprender a los mercados y que no se repitiera el Taper Tantrum de 2013, cuando surgieron noticias inesperadas de que la Fed estaba pensando en reducir sus compras, las noticias provocaron un espasmo en los mercados financieros con consecuencias económicas perjudiciales.


El 'loonie' canadiense por las nubes

El dólar canadiense subió más de un 0,8 por ciento a $1,2510 por dólar estadounidense. El consenso del mercado era que el Banco de Canadá redujera sus compras de bonos del gobierno de acuerdo con la nueva guía del banco, sin alterar las expectativas de que no haya subidas de tipos antes de 2023.

Incluso antes de la declaración del miércoles, los inversores anticipaban que el Banco de Canadá estaría entre las economías avanzadas más agresivas para deshacer el estímulo. Una razón puede ser que el mercado laboral de Canadá ha recuperado el 90 por ciento de las pérdidas durante la pandemia, frente a poco más del 60 por ciento en los Estados Unidos



Aún así, los responsables políticos se mantienen cautelosos a pesar del tono más positivo, diciendo que hay más incertidumbre de lo habitual que podría afectar sus estimaciones de holgura. Los funcionarios también destacaron la preocupación por la recuperación desigual y el potencial de cicatrices en el mercado laboral.

Solo por motivos técnicos, las compras de bonos del gobierno canadiense por parte del banco central deben reducirse a medida que disminuyen los requisitos de financiamiento del gobierno. Ahora posee más del 40% de los bonos en circulación y está en camino de superar el 50% en unos pocos meses dado que el gobierno del primer ministro Justin Trudeau reduce su emisión en aproximadamente $ 90 mil millones este año.



En realidad, es la segunda vez que el Banco de Canadá reduce el programa durante la pandemia. Macklem redujo las compras semanales mínimas del banco en octubre, que inicialmente habían sido de $ 5 mil millones. Pero en ese momento, los funcionarios caracterizaron la reducción como neutral en términos de estímulo, porque al mismo tiempo, desplazó las compras hacia bonos a largo plazo.

Esta vez, el banco central reconoce que su reducción de compras tendrá un impacto “incremental” sobre el estímulo...

Esperamos que el dólar canadiense se mantenga fortalecido y continúe su tendencia alcista contra la mayoría de divisas. Esto por consecuencia también podría dar fuerza al petróleo y algunas materias primas.

Carlos Valverde @ Tickmill Español,






Descargo de responsabilidad: El material proporcionado es solo para fines informativos y no debe considerarse como un consejo de inversión. Los puntos de vista, información u opiniones expresadas en el texto pertenecen únicamente al autor y no al empleador, organización, comité u otro grupo, individuo o empresa del autor.



Advertencia de alto riesgo: los CFD son instrumentos complejos y conllevan un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 73% y el 65% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero al negociar CFD con Tickmill UK Ltd y Tickmill Europe Ltd, respectivamente. Debe considerar si comprende cómo funcionan los CFD y si puede permitirse asumir el alto riesgo de perder su dinero.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!