Rankia Chile Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
2 recomendaciones

No somos máquinas, sino personas. Somos personas cuando comemos, cuando dormimos y, por supuesto, cuando operamos. Y como personas que somos cometemos errores que son específicos de las personas. Errores que entran dentro de esa faceta de la operación tan importante y que en ocasiones no se valora lo suficiente: la sicología de la operación.

Todos lo hemos sentido la tentación de alargar la estrategia ganadora para ganar un margen adicional, aunque sabemos que no merece la pena esos dólares de más frente al incremento del tiempo de exposición al mercado.

 

También nos hemos intentado convencer de que había que seguir con un trade que ya era un trade perdedor. Sabemos que es muy difícil salvarlo, que lo más probable es que sólo se sumen más pérdidas, pero cuesta asumir las pérdidas y queremos seguir.

 

Y es que las pérdidas son difíciles de digerir. Por eso hoy vamos a hablar sobre ellas. Sobre las pérdidas y cómo la contabilizamos.

 

 

Los números rojos forman parte de la operación en bolsa. Todos perdemos alguna vez por la sencilla razón de que no podemos ganar sin correr algún riesgo, Y si arriesgas alguna vez pierdes.

 

Si las pérdidas forman parte de la operación no nos deberían molestar tanto, al menos no nos deberían molestar si las hemos integrado en nuestro sistema de operación.

Si lo hemos hecho hay algunos aspectos que deberíamos tener resueltos, como por ejemplo:

  • Saber que porcentaje de nuestra cartera podemos perder antes de preocuparnos. Y no hablo de un ‘lo menos posible’, que resulta tan obvio como inútil. Si tenemos un sistema de operación también debemos tener un porcentaje de pérdidas asociado. De forma que cuando lleguen los número rojos podamos saber si el sistema sigue adaptado al mercado o no.
    El seguimiento de esta cifra es la que nos permitirá esquivar una ruina total. Es como una válvula de seguridad que nos proporciona una salida de emergencia. Cuando lleguemos a un cierto punto el sistema de operación deberá quedar en suspenso para ver qué está pasando. Nada de ‘ponerse a recuperar’ porque lo más probable es que vengan nuevas pérdidas.

  • Asumir el protagonismo que nos corresponde en las pérdidas.
    La ganancia siempre se deben a nuestra pericia, pero las pérdidas es otra historia. Una excusa habitual es la maldad del mercado. El mercado manipulado, el mercado imprevisible... En fin, el mercado que se empecina en no hacer lo que nos conviene. Como vimos en la entrada anterior el mercado no es tan neutral como debería, pero no es algo que nos deba sorprender y que ya sabemos antes de entrar. Por tanto si no estamos preparados es cosa nuestra.
    Lo mismo puede decirse de otros clásicos de las excusas como brokers incompetentes, comisiones abusivas, horquillas excesivas....

  • Asume nuestra cartera esas mismas pérdidas. Y aquí entramos en una cuestión con más de un enfoque. Si hemos asignado una cierta cifra para realizar un estilo concreto de operación y perdemos ¿qué debemos hacer?

    • Seguir operando con una cantidad inferior, lo que hará más difícil llegar a nuestro objetivo de ganancias.

    • Añadir capital nuevo tomado desde el capital de reserva permiento las estrategias con el formato original.

Lo cierto es que si queremos mantener el nivel de riesgo no deberíamos añadir dinero procedente de otras partidas, porque entonces el riesgo asumido será mayor. Pero también se puede considerar que si las ganancias han ido al capital general las pérdidas también deberías ser asumidas por ese capital en vistas de mantener la rentabilidad del conjunto.

Sea la solución que sea, tiene que estar definida de forma previa y respetarse después. Asumiendo siempre un porcentaje máximo de pérdidas.

 

Comparto el dicho según el cual quien no arriesga no gana pero también creo que el que no controla las pérdidas está arriesgando demasiado.

 

Hasta la próxima.

 

  1. en respuesta a Amparo Sisternes
    #2
    Theta Positivo

    Hola Amparo.
    tu comentario me parece importante. Por eso he decidido dedicar la entrada de esta semana a este tema precisamente.
    Espero que te sea de utilidad.

    1 recomendaciones
  2. #1
    Amparo Sisternes

    ¿Cuál creéis que es el mejor método para ir controlando las pérdidas y el nivel de riesgo alcanzado, a través de un propio Excel? ¿Hay alguna plantilla disponible?
    Saludos,

    2 recomendaciones
2 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...