Rankia Chile Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
2 recomendaciones

Una de las frases más famosas de Benjamin Franklin era aquella que decía que ‘no hay nada seguro salvo la muerte y los impuestos’. Es difícil saber qué nos va a ocurrir pero desde luego nos vamos a morir y pagar impuestos. De igual manera si aplicamos esta sentencia al trading podríamos decir que nos hay nada seguro salvo que vas a pagar comisiones. Puede que te vaya bien, puede que te vaya mal pero las comisiones caen seguro.

 

Las comisiones forman parte del trading y deben estar integradas en nuestro sistema de operación. El problema está en cuantificarlas adecuadamente. Puedes pensar que no es para tanto, ya están indicadas en el acuerdo que firmas para operar con el broker. El problema viene con las otras comisiones, esas a las que no se hacen mención en ningún lado pero que pesan tanto como las oficiales.

 

De esas comisiones escondidas vamos a hablar hoy

.

 

 

Lo que para ti es un gasto para el broker puede ser un beneficio. Dado que un broker medio puede mover un número ingente de operaciones diariamente es normal que analize con lupa todo el proceso para ver de donde puede arañar algunos céntimos que nos molestará pagar en estrategias ganadoras pero que disgustará más en la perdedoras.

 

Veamos algunos de estos costes escondidos:

 

  • Horquillas excesivamente anchas: La diferencia entre el bid y el ask es algo que debemos cubrir con nuestro bolsillo. Dependiendo del mercado y el momento que elijamos para abrir nuestra estrategia esta horquilla será mayor o menor. Sin embargo la capacidad de gestión de nuestro broker puede determinar que nos de la mejor horquilla disponible para nuestro subyacente.

 

  • Retardo en la ejecución: tú tienes su precio, lo has visto y has lanzado tu orden, pero cuando tu orden es ejecutada ya ha pasado el momento adecuado. Según tu estilo de operación este retardo puede echarte atrás una buena entrada.

 

  • Bloqueo de más garantías de las debidas: este problema sólo se aplica a las estrategias de crédito y resulta especialmente molesto. Como es sabido al introducir una estrategia de crédito el broker bloquea un importe de tu capital equivalente al riesgo que estás corriendo. Este capital bloqueado será el que determine tu cálculo de ganancias por lo que un bloqueo excesivo te genera un problema de lucro cesante.

 

  • Datos caros: es obvio que que se precisan información para poder operar. Se necesita no sólo información del cruce de precios de nuestros subyacente sino profundidad de mercado, servicios de noticias... Según trabajes precisarás de una cosas u otros. Y esto tiene un coste como es normal. El problema es cuando estos precios se inflan  como forma de alquiler de una plataforma de operación que se suponía gratuita.

 

Desgraciadamente no son los únicos, hay más. Diariamente nos encontramos con costes de cancelación, de transferencia, tipos de cambio de moneda sospechosos... Hay que mirar la cosas con cuidado y en ocasiones estamos más centrados en el desarrollo de nuestra estrategia que en cualquier otro tema.

Las soluciones no son sencillas pero tener un broker razonablemente serio ayuda. Sobre todo contar con alguien que tenga un servicio de reclamaciones digno de ese nombre.

Y después hay que usarlo. Si hay algo que no te cuadra, hay solicitar una aclaración y si la aclaración no es convincente o simplemente consideras que se están llevando una parte que no les corresponde planteate seriamente cambiar de broker.


Hasta la próxima.

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
2 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...