Rankia Chile Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
2 recomendaciones

La semana pasada hacíamos una breve introducción al uso de ordenadores en la operación. Destacabamos sobre todo el reparto de tareas entre operador y ordenador en la introducción de operaciones. Hoy vamos a comentar un uso más completo de los ordenadores en la operación: el uso de sistema automáticos

.

 

 

 

Como es sabido un sistema automático de operación es una aplicación informática en la que delegamos la gestión de nuestra cartera. El sistema deberá:

  • Analizar el mercado esperando a que se den las circunstancias que tiene programadas para la apertura de una estrategia.

  • La introducción de la operación al precio adecuado.

  • Las modificaciones en la estrategia en el caso de que se sea preciso para adecuarla a las nuevas condiciones del mercado.

  • El cierre de la estrategia, bien sea con beneficios o con pérdidas.

 

Como es previsible la programación de un sistema de operación automático es una labor compleja que requiere especial atención a una serie de condicionantes:

 

  • La efectividad de un sistema automático de operación tiene en la base el mismo elemento que un sistema no automático: un buen sistema de operación. Si no somos buenos operadores de sistemas manuales no podremos diseñar un buen sistema automático.

  • Aunque de forma manual podemos operar casi cualquier sistema que nos proporcione un rendimiento adecuado cuando nos planteemos realizarlo de forma automática nos encontraremos con las limitaciones de nuestra plataforma de programación de sistemas.  Hay plataformas mejores que otras pero siempre van a suponer un condicionamiento.

  • El sistema de operación tiene a su vez dos substratos en los que se asienta: la base software y la base hardware. Ambos deben ser extremadamente fiables. Imagínate que tu operación entra en pérdidas y tu sistema da una orden de cierre pero el entorno que debería traspasar la orden al broker tiene un error y se cierra, o que el sistema operativo se reinicia, o que uno de los ventiladores de la fuente de alimentación de tu ordenador se bloquea por el polvo provocando que el ordenador se apague. Te aseguro que esas cosas pasan. Y da la sensación que siempre cuando más daño hacen.

  • Los sistemas automáticos, al igual que cualquier sistema de operación, nace con fecha de caducidad. Que haya funcionado bien durante un tiempo no significa que lo vaya a seguir haciendo ahora.

  • Dadas sus características es más fácil incluir elementos de análisis técnico que de de análisis fundamental o sentimental. Esto puede ser una limitación a la hora de crear un sistema eficaz.

 

Bueno, también tenemos que contemplar aspecto positivos:

  • La necesidad de representar nuestro sistema de operación personal en un algoritmo de programación hará que lo hagamos más sólido, dejando de lado ambigüedades o puntos no definidos.

  • El sistema no entiende de emociones, hará lo que le hayamos dicho que haga independientemente de que represente una ganancia o una pérdida.

  • La máquinas no se cansan, mientras el mercado esté abierto ahí estará buscando buenos puntos de entrada.

 

La idea es quedarnos con las ventajas obviando las dificultades. Un broker que nos permita funcionar con sistema automáticos de forma directa,  una plataforma de programación sólida y con un conjunto de comandos amplio además de una inversión adecuada en hardware nos allanan el proceso.

 

Aún así yo creo que la automatización no vale para cualquier sistema. No veo el problema en las entrada o las salidas sino en los ajustes. Qué ajuste es el adecuado, con qué strikes... hay que hilar fino, prefiero hacerlo yo.

 

Hasta la próxima.

 
¡Sé el primero en comentar!
Comentar
2 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...