Rankia Chile Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Gestión del portfolio o porque Alemania no conquistó Rusia (II)

En la entrada anterior vimos que el desafío que debe resolver un portfolio equilibrado y un ejército en contienda tienen puntos en común. El ejército precisará de diferentes grupos con roles distintos para ser eficaz. De la misma manera a un operador le puede ser muy útil compaginar diferente modos de operar para ser tener más estabilidad, con menores ganancias pero con unas pérdidas más controladas. Como se suele decir tradicionalmente: no meter todos los huevos en la misma cesta.




 

Nuestra primera intención al empezar a operar puede ser que lo principal es tener el máximo beneficio en el menor plazo posible. Hasta que llegan las pérdidas y se cambia el orden de prioridades. La primera prioridad es no perder el capital con el que cuentas para operar. El primer objetivo pasa a ser tener un portfolio vivo.

Ahí es donde aparece el control del riesgo y la necesidad de diversificar. ¿Cuanto riesgo puedo asumir sin arruinarme? Eso está determinado por la máxima pérdida implicada en tu operativa. Si tu operativa es de alto riesgo, y alto beneficio, será muy fácil que llegues a esa pérdida máxima asumible aún sin utilizar todo el capital disponible. Usando diferentes estilo de operación, con diferentes niveles de riesgo, podrás poner todo tu capital a funcionar sin que por ello puedas perder más de lo que te puedas permitir.

La diversificación no sólo se puede realizar con diferentes tipos de operación, hay otras alternativas como emplear distintos tipos de subyacentes. Por ejemplo me puedes decir: ‘si yo realizo un único estilo de operación pero lo aplico en subyacente muy diferentes también estaré diversificando el riesgo’. Pues si, pero encuentro dos pegas:

  • La diversificación en subyacentes en ocasiones no es real. Primero por la correlación que se realizan entre diferentes subyacentes, de forma que el movimiento de unos es prácticamente idéntico al de otro aunque no debería ser así. En este caso aunque se usen distintos subyacente no se produce una diversificación real puesto que las pérdidas de unas operación no se pueden compensar con las ganancia en otras. Segundo, aunque si hay valores complementarios en ocasiones no son los más adecuados para nuestro estilo de operación por su volatilidad, escaso movimiento u otra característica específica de ese producto.
  • Hay un riesgo que es inherente a la operativa. O dicho de otra manera. Si operas con un estilo de alto riesgo da igual la diversificación que hagas de subyacentes, el nivel de riesgo es más alto de lo que te deberías permitir.

¿En qué caso me valdría esta diversificación en subyacente como complementaria de la diversificación por estilos? Pues en el caso de que:

  • Mi estilo de operación tuviera un riesgo bajo o medio (tirando a bajo).
  • Que tuviera un capital lo suficientemente alto como para que con ese estilo cumpliera con mis objetivo de beneficios.
  • Que pudiera usar subyacentes suficientemente complementarios. Es decir que si pierdo con unos no pierda con otros o, mejor aún, se cubrieran las pérdidas en unas operaciones con las ganancias en otras.

¿Es este tu caso? Realmente no es el perfil más común
.
Por lo expuesto hasta aquí parece que la diversificación en varios estilo de trading mediante el portfolio hace aportaciones útiles, a pesar de lo cual no es sistemáticamente utilizado. La razones son varias:

  • No siempre se es consciente del nivel de riesgo que se está asumiendo. Relacionando  riesgo máximo con la mayor pérdida tenida hasta ese momento y no con la mayor pérdida posible. Este argumento también se puede denominar como:  ‘si eso no pasa nunca’. Similar al ‘si el precio de la vivienda nunca baja, lleva subiendo los últimos 30 años’. Determinar el riesgo real de una operativa a veces se encuentra con trabas de tipo mental aparte de las meramentes contables.
  • Se cree que el uso del portfolio diversificado sólo es de utilidad para grandes capitales. Es verdad que a partir de un cierto capital es imprescindible, pero el portfolio se puede organizar de distintas maneras y puede ayudar a aumentar nuestro capital a partir de cifras pequeñas.
  • Para usar distintos tipo de operativas hay que saber manejarlas. No es poca cosa. El problema se complica por la necesidad de una especialización en una operativa para ser eficaz. ¿Cómo puedes especializarte es operativas diferentes? Yo creo que siempre se tiene un estilo de operación que te sale mejor, con el que estás más cómodo y seguramente con el que tengas un mejor rendimiento. Pero eso no quita para que puedas operar de otras manera o cuentes con terceros para hacer esa operativa que te es ajena. Un esfuerzo en formación o en búsqueda de productos interesante pueden ayudar a resolver este tema.

Cada operador tiene en mente unos objetivos distintos. En unos casos la idea es aumentar el capital para operar, en otros es vivir del trading o complementar otras fuentes de ingreso. Unos cuentan con $200.000 para sus operaciones, otros sólo con $10.000. En cada caso y con cada objetivo el portfolio puede ser de utilidad de distinta manera. Este es el tema de la siguiente entrada.

  1. en respuesta a Kotelnikovo
    #2
    Theta Positivo

    Hola kotelnikovo he leído con interés tu comentario. Es cierto que las actuales plataforma de operación y el uso de productos derivados permiten una gran variedad de subyacentes a nuestra disposición , pero esa variedad no será de mucha utilidad sino no conocemos el producto que estamos usando. Cada producto tiene unas características propias que lo hacen más útil para un tipo de estrategia u otro y este debe ser el criterio que nos sirva para elegirlo y no las preferencias personales, como bien apuntas.
    Sugieres diferentes estilos de diversificación. La de estilos es la mencionada aquí por lo que no diré nada más. en la sectorial hay que tener en cuenta la correlación de precios que se vemos en sectores sin una unión orgánica aparente, es una consecuencia de la globalización de los mercados. Con la geográficas te diría que yo más bien diferenciaría estadios de desarrollo económicos, normalmente emergentes vs desarrollados, en caso contrario veo más complicada una diversificación efectiva. Aunque aquí surge el problema de la experiencia, ¿conoces lo suficiente el mercado brasileño como para abrir operaciones?
    En el punto tres supongo que te refieres al hecho de operar simultáneamente a favor y en contra de la opinión predominante en el mercado ¿es así?
    Mencionas el uso del oro o del VIX, pero creo que en ese caso lo que tendremos encima de la mesa será más bien un caso de cobertura en lugar de diversificación. Aunque también depende de como plantees la estrategia, sobre todo en el caso del oro.
    Estoy deacuerdo contigo en el caso de las preferencias. La verdad es que siempre se tienen mayor afinidad por algunos subyacentes, bien porque lo conozcamos bien o porque hemos realizado buenas operaciones con ellos. Ninguna de estas dos razones nos indica que sean los más adecuados. Si nos queremos centrar en razones técnicas más convincentes screeners como el proporcionado por herramientas com Finbiz puede ser de ayuda.

  2. #1
    Kotelnikovo

    Hoy en día, con la tremenda variedad de activos a disposición del inversor retail, hay muy pocas excusas para no realizar una diversificación por pequeña que sea la cuenta, aunque sea más intuitiva que científica.

    Distinto es que incurramos en unos de los sesgos psicológicos más peligrosos del inversor, que es el afecto, ya sea a una acción, un sector o un determinado estilo de inversión, lo que suele manifestar en una inclinación a invertir siempre en lo mismo, independientemente de las condiciones de mercado. Cuando se combina con el sesgo de la autoconfianza, por muy bueno que se sea en algo en concreto, se corren más riesgos.

    En mi opinión, en un portfolio se puede diversificar por estilos, sectores, geografías, subyacentes, volatilidad y direccionalidad. Algunas de las anteriores clasificaciones se solapan, además.

    Por ejemplo:

    1) Long/Short acciones cointegradas - Diversificación direccional.
    2) Long/Short sectores - Diversificación sectorial.
    3) Portfolio contrarian/ Portfolio Momentum o seguidor de tendencias - Diversificación estilo.
    4) Portfolio Income / Direccional - Diversificación estilo y Direccional.
    5) Oro, VIX - Diversificación protección de riesgo de ruina- Diversificación por volatilidad.

    En cualquier caso, la construcción del portfolio es un tema muy personal en el que entran en juego muchos aspectos psicológicos y de preferencias. Yo personalmente siempre he desconfiado de esa frase de que tienes que estar "a gusto" con él, a no ser que siempre se entienda por eso un portfolio rentable, diversificado y manejable. Sorprendería ver como en numerosas ocasiones la gente está a gusto con una cartera desastrosa, muy arriesgada y nada diversificada, síntoma inequívoco de desconocimiento o de sesgos psicológicos no advertidos.

    Saludos.