Los últimos datos sobre el cambio de empleo no agrícola en Estados Unidos siguieron mostrando una mejora con respecto a los anteriores, información ya predecible si tenemos en cuenta que la campaña de vacunación sigue avanzando favorablemente, además de impulso fiscal por parte del gobierno de Biden. Mañana conoceremos la tasa de desempleo y las nóminas no agrícolas mientras observamos que el mercado permanece en una fuerte zona de lateralización pendiente de romper. Esta fase de lateralización sería debida principalmente a la incertidumbre de la información, a pesar de que esperamos que las cifras de desempleo sigan mostrando una evolución favorable, así como las nóminas. Por lo tanto, debemos tener en cuenta que la publicación de estas cifras podría ser clave para observar las rupturas y pasar a las fases de distribución de los siguientes activos.

En primer lugar, quiero hablar del par USDCHF, un gráfico que, tal y como indiqué el otro día, ha comenzado ya a mostrar un cierto impulso alcista tras buscar apoyo en la tendencia alcista de la imagen de largo plazo, la cual comenzó a formarse desde que comenzase el año 2021. A pesar de la imposición alcista del gráfico, este ha permanecido en una fase de lateralización constante con fuertes movimientos de volatilidad. Por ello, es necesario que nos mantengamos a la espera de que se produzca la ruptura de dicha fase para continuar con el posicionamiento alcista hacia cifras que podrían llegar a alcanzar, como primera proyección a tener en cuenta, la zona de 0,9231.

USDCHF, D1
USDCHF, D1


Por otro lado, también merece la pena tener en cuenta un activo como el par EURUSD, ya que recientemente estamos pendientes de observar si es capaz de anular la tendencia alcista formada desde el pasado mes de marzo y poder seguir cayendo, algo que tendrá mucho que ver con los datos que puedan publicarse esta semana en Estados Unidos. Tras la ruptura de tendencia, el gráfico ha marcado un retroceso, buscando lo que antes era zona de soporte como nivel de resistencia. Las compras, por el momento, quedan descartadas a no ser que se formen máximos por encima  de 1,2034. Sin embargo, para confirmar ventas y ruptura de la tendencia indicada es absolutamente imprescindible que podamos confirmar mínimos por debajo de 1,199, señal que marcaría una imposición bajista que nos permitiría confirmar cortos.

EURUSD, H4
EURUSD, H4


Y, por último, también quiero mencionar la lateralización por la que atraviesa el par USDJPY. Tras alcanzar el nivel de tendencia bajista con el que trabajábamos la semana pasada, el gráfico ha permanecido en un fuerte rango pendiente de ruptura para confirmar realmente qué posibilidades se pueden dar de que el activo continúe con la subida. Es absolutamente imprescindible que se rompa el nivel de resistencia de 109,67 para valorar nuevos impulsos alcistas que nos permitan entrar en largo hacia una siguiente proyección ubicada en 110,14. Por otro lado, algún retroceso mayor del que hemos visto hasta ahora nos permitiría pensar en la posibilidad de buscar apoyo nuevamente en la tendencia alcista más general para valorar nuevas entradas en compra en niveles inferiores pendientes de que se pueda confirmar el impulso al alza.

USDJPY, H1
USDJPY, H1
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!