Según hemos podido comprobar a lo largo de los últimos días, el par EURUSD se encuentra encerrado en un fuerte rango comprendido entre 1,19-1,162. El tipo de operativa a realizar, a la espera de que la lateralización pueda terminar rompiendo, ha sido en las zonas de rechazo clave tratando de proteger inmediatamente las entradas y procurando sacar el máximo beneficio posible. Precisamente en este momento nos encontramos en un punto clave: la zona de rechazo ubicada en la resistencia de 1,19 anteriormente mencionada. Siempre y cuando confirme rechazos, lo más inteligente sigue siendo plantear operaciones bajistas.

Aunque de momento son pocos los factores que indican un rompimiento al alza por parte de este gráfico, solo este movimiento es el que nos permitiría pensar en largos hacia una siguiente proyección ubicada en 1,205. Mientras no lo logre, este tipo de rebotes nos permitirán pensar en opciones de venta. En este momento una de las claves más importantes, por otro lado, es que se anule la subida que ha tenido lugar en las últimas horas, tal y como podemos observar en el gráfico que adjunto, y se confirmen mínimos por debajo de 1,1896. De esta manera, la siguiente proyección máxima con la que trabajar podrá ubicarse en 1,182 a la espera de que finalice la lateralización.

Hoy es un día importante en el plano fundamental con la publicación del PIB en Estados Unidos a las 14:30 hora de Madrid, España, así como la publicación de los datos sobre política monetaria por parte de la Reserva Federal. Ambas noticias podrían provocar fuertes movimientos en el mercado.

¡Sé el primero en comentar!