Australia sigue sufriendo las consecuencias de haber tenido que imponer nuevas medidas preventivas por nuevos rebrotes surgidos en el país, hasta el punto de que económicamente sufrirá una cierta afección. El par AUDUSD ha mostrado en el largo plazo nuevas lateralizaciones, y aunque dio oportunidades de entrada en venta como indiqué en redes sociales, es muy cierto que en el largo plazo necesitaremos imposición de mínimos para poder entrar.

Siempre y cuando AUDUSD respete la resistencia de 0,70, nivel psicológico de gran importancia, las mejores oportunidades serán en venta, y podemos aprovechar cada rebote para entrar a la baja. Sin embargo, como ya he mencionado anteriormente, para ver una clara imposición bajista necesitaremos que la lateralización termine rompiendo, y para ello hay dos suelos que nos servirán de ayuda. El primer nivel lo encontramos en la cifra de 0,6936. Aunque la tendencia alcista que representa la subida que ha ido realizando desde  mediados del mes de marzo, es cierto que el gráfico no ha sido incapaz por el momento de realizar mínimos más bajos e indicarnos la imposición bajista. Por ello, este soporte será la clave principal para entender que si es capaz de consolidar a la baja empezaremos a trazar objetivos mayores entendiendo que AUDUSD podría comenzar a caer con más fuerza.

De esta manera, nuestra primera proyección estaría ubicada en 0,6829 como otro suelo de gran importancia. Será cuestión de tiempo que el precio termine rompiéndolo, y de ser así las caídas podrían ser mucho mayores. Según el gráfico pueda confirmar nuevas ventas, iré indicando qué tendencia bajista nos puede corresponder en ese caso para aprovechar mejores beneficios con los impulsos.

Por otro lado, también deberemos prestar especial atención a los datos sobre política monetaria que saldrán publicados en Australia el próximo martes, 21 de julio.

¡Sé el primero en comentar!