¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
La Vuelta al Gráfico

Economía y Mercados financieros desde otro punto de vista

De psicología va la cosa

No vengo a descubrir nada nuevo si afirmo que las finanzas conductuales o la parte psicológica de la inversión cada día es más importante en el mundo en el que vivimos. Ni que decir tiene que se considera estrictamente necesario unos conocimientos financieros profundos y una habilidad para entender y descubrir valor en ciertos negocios. Algo así como ser un Rafa Nadal de la gestión, una fuerza mental a prueba de bombas, pero con esto no sirve solamente, tienes que tener un buen saque, una derecha precisa y una condición física óptima sino de nada nos sirve una buena cabeza.

Hablando con colegas gestores percibo cada vez una mayor consideración sobre la importancia en la parte psicológica a la hora de llevar el proceso inversor. Todo esto además de experimentarlo personalmente cada día en los mercados, lo afirman cualquiera de los grandes super inversores de nuestros tiempos, véase Charlie Munger, Klarman or Rat Dalio.

Como muchos sabéis Tomás tiene una especial predilección por estos temas y del que he aprendido muchísimo, uno de los mejores post que he leído sobre sesgos conductuales es precisamente del gran Tomás, francamente completo y muy fácil de leer, a veces estás cosas no son tan evidentes.

Me gustaría dejar mi pequeña aportación sobre alguno de los sesgos que más condicionan una inversión, sería interesante que cada uno hiciera una pequeña reflexión para cada caso particular, es la forma de empezar a mejorar nuestro proceso, aunque ya te anticipo que a pesar de conocer estos sesgos seguimos cayendo en ellos. Y es que es un ejercicio que podemos hacer en casi cualquier decisión que tomemos en el día a día, solo necesitamos pararnos un poco más. Vamos al lío:

El efecto bandwagon o efecto arrastre; este es un fenómeno en el que la tasa de aceptación de creencias, ideas, modas y tendencias aumenta cuanto más han sido adoptadas por otros. A medida que más personas llegan a creer en algo, otros también se suben al tren independientemente de la evidencia subyacente.

Como os comentaba en post anteriores en las vacaciones he podido releer algunos clásicos, uno de ellos ha sido “Influence”  del psicólogo americano Robert Cialdini que describe lo poderoso que es este efecto; hay señales en todo el Parque Nacional Petrified Forest de Arizona que dicen a los visitantes: "Tu herencia está siendo saqueada diariamente por pérdidas de madera de 14 toneladas al año, una pequeña pieza cada vez".

Cialdini diseñó un experimento mediante la eliminación de la señal de un camino específico en el parque para medir las diferencias. El camino sin señal tenía un tercio menos de robo que el camino con el signo. Los visitantes interpretaron el mensaje de la señal como permiso. En otras palabras, los visitantes pensaron que era "normal" tomar pequeños trozos de madera por tanto que se robaba cada año.

Esto es muy común en la inversión hoy día. Escuchamos un nuevo consejo de un valor de moda en la prensa sobre el que todo el mundo está hablando por lo que ignoraros nuestros valores o principios que utilizamos para tomar decisiones de inversión debidamente fundamentadas. Seguir a la multitud es lo que suele acarrear resultados mediocres.

Negación: Este sesgo nos hace negar la realidad porque la verdad nos resulta un tanto incómoda. Pintamos una imagen distorsionada de la situación para convencernos de que no es realmente tan malo y hacernos sentir mejor a pesar de los hechos.

Nos aferramos a una mala inversión demasiado tiempo con la esperanza de que las cosas se giran y terminan en un agujero más profundo más tarde que el que podría haber dejado si nos salimos de la inversión cuando la realidad nos sugirió que lo hagamos.

Sobre influencia por parte de la autoridad: esta es la idea de que algo debe ser verdad porque alguien en las capas superiores está diciendo que es. Este sesgo nos lleva a negar lo que sabemos que es cierto en contra de nuestro mejor juicio, porque alguien que consideramos tener una mejor habilidad o conocimiento dice algo contrario a lo que creemos. A continuación, vamos con lo que la autoridad dice en lugar de lo que los hechos indican.

Un gurú dice algo que creemos. Por lo tanto, usamos nuestro dinero de inversión para seguir la estrategia de otra persona que podría resultar contraproducente o no contribuir en general a los objetivos específicos que hemos determinado por nosotros mismos.

En inglés nos referimos a él como liking distortion algo así como gusto por la tergiversación/distorsión.

Este sesgo está basado en confiar excesivamente en nuestro propio sistema de creencias. Esto nos hace pensar que la forma en que vemos las cosas es mejor que la forma en que los demás lo hacen, de modo que tendemos hacia nuestras propias inclinaciones a pesar de los hechos.

Elegimos inversiones basadas en nuestras propias creencias sin considerar el punto de vista de otra persona que nos lleva a tener una perspectiva limitada y, a menudo, a rendimientos también bastante limitados limitados.

Otro sesgo muy significativo en justamente el contrario del anterior, es decir, poco gusto por la distorsión o disliking distortion.

Mientras que el gusto por la distorsión hace hincapié en nuestras ideas sobre las de los demás, este prejuicio socava las ideas de otros que están por debajo de los nuestros. Dado que la persona que da los hechos es diferente de nosotros, reducimos la validez de lo que está diciendo y tienden hacia nuestros propios puntos de vista en lugar de las ideas que la persona está sugiriendo.

Perdemos la oportunidad de aprender algo que nos ayudará a progresar en nuestras metas. Nos quedamos atrapados por negarnos a cambiar o hacer mejoras a nuestros a veces sobre nuestros defectuosos planes.

Cambios inducidos por stress mental: esto es cuando la adrenalina y otras hormonas entran en acción y reaccionamos basándonos en el miedo y la ansiedad que sentimos mental y físicamente y no en la verdad de lo que sabemos. ¿A quién no le ha entrado el pánico ver alguno de sus valores día tras día vender a pesar de haber hecho un análisis pormenorizado de la compañía?

Tomamos decisiones precipitadas basadas en el mercado y no en principios. O bien comprar algo que no debe comprar, o en la mayoría de los casos, vender algo que no debo vender. La pérdida de este sesgo por sí solo es suficiente para interrumpir lo que son planes de inversión y estrategias de inversión.

Como hablábamos hay infinidad de sesgos  adicionales a los mencionados en este post.  Son algunos de los básicos que me he ido encontrando a lo largo de mi carrera y que me gustaría que tuvierais en cuenta definitivamente a medida que avanzamos nuestros objetivos de inversión.

Asegúrese de evitar el movimiento de las multitudes y aceptar la realidad tal cual es. Recuerde pensar por sí mismo, pero no tanto que usted sobrevalorar su propia opinión y/ o devaluar el consejo de los demás. Y lo más importante, tomar sus decisiones basadas en la estrategia y sus principios, no por situaciones puntuales del mercado.

Al mantener estos secretos psicológicos a mano cuando se invierte, estamos seguros de evitar muchas de las trampas comunes que los inversores noveles cometen. Y también plantea la posibilidad de que vea beneficios positivos en sus inversiones en un período de tiempo más corto que aquellos que ignoran estos principios.

Cada vez estoy más convencido de las palabras de Benjamin Graham: “el peor enemigo de la inversión eres tú mismo”. Téngalo  muy en cuenta y verán como mejoran sus registros, pero no lo esperen en una semana o un mes, a eso no se le puede llamar inversión.

Javier Flórez

@FlorezJav

---

Las opiniones, consejos, ideas, etc que leas en este blog, son sólo opiniones. En concreto las opiniones personales de Javier y de Tomás, no las de ninguna entidad.

Ningún post de este blog tiene en cuenta tus circunstancias personales y nada en este blog puede ni debe considerarse como asesoramiento de ningún tipo.Tampoco deberías considerarlo como una oferta o invitación de compra o de venta de ningún instrumento financiero. Invertir en los mercados no es un juego. Cada día se gana y se pierde mucho dinero y son tantos los factores que pueden influir las valoraciones que es imposible predecir sus movimientos con seguridad.

Podríamos tener exposición ya sea personal o a través de alguno de los productos que gestionamos en las entidades para las que trabajamos, en alguno de los activos que comentamos en el blog.


  1. #1

    Nega16

    Lo unico que me sobra, es meter a Graham en el articulo. Si alguien quiere tener la razon , crear buffetinos del mundo y descalificar todo lo demas, ese es Graham. El profesor visionario.Estaba leyendo y decia, no se lee ve el plumero a Javiflo, pero al final no has podido aguantar.
    Graham es producto de su epoca, gracias a Dios nadie que se preocupe de la realidad o de las ideas ,lo nombra, a no ser que sea un fan de esa epoca. O intente vender algo
    Te has cargado medio articulo con eso0

    Es broma

  2. #2

    Nega16

    en respuesta a Nega16
    Ver mensaje de Nega16

    Segun Graham , yo seria un ludopata descerebrado a evitar. Con eso te digo el respeto que me merece el proferor iluminado y lo mal que encaja con ese articulo

  3. #3

    Javiflo

    en respuesta a Nega16
    Ver mensaje de Nega16

    Jajajaj, su frase resume en si mismo los sesgos conductuales en la inversión.

    Hay muchas maneras de ganar dinero en los mercados, la de Graham y Buffett es una más.

    Mil gracias.

  4. #4

    Nega16

    en respuesta a Javiflo
    Ver mensaje de Javiflo

    Buffet es otra cosa,

    la frase no es mala, pero tiene otras de cuidado

  5. #5

    Rosa Estañ

    Excelente artículo, que no será bien venido por las personas que ignoran la influencia de la psicologia de las inversiones y de los mercados.

    La Neuroeconomia es una ciencia de reciente aparicion, nacida por la colaboración de 3 disciplinas: la economia, la psicologia, la neurologia. Es un milagro este trabajo en comun, que no ha hecho mas que empezar, pero que va a aportar mas claridad sobre el comportamiento humano y el origen de ciertas elecciones, de corte economico, claramente negativas.

    Una de sus aportaciones (tampoco nueva por cierto) es poner de manifiesto lo aleatorio de los mercados, fuertemente influenciados por la emocionalidad. Los mercados, si fueran eficientes, tendrian unas normas muy claras que todo el mundo aprovecharia para su beneficio; y no es asi.

    La evidencia es que los inversores profesionales saben de los sesgos emocionales de los inversores no profesionales y operan, en consecuencia, anticipando los movimientos bursatiles. Esto no es nuevo, se sabe en teoria. En la practica el inversor novato y no experimentado cae una y otra vez (lo que le permite el volumen de su cuenta y su temperamento) por el sesgo psicologico de "la ilusión del control".

Autores

  • TomasGarciap

    Gestor de carteras y fondos de inversión, especialista en divisas y materias primas. Sumo ya más de 11 años de experiencia en el sector financiero, la mayor parte en el Departamento de Análisis, Estrategia y Asesoramiento de un importante banco multinacional. Tengo la suerte de poder combinar trabajo en el sector financiero con actividad docente en varias universidades y centros de negocios. La Vuelta al Gráfico es mi pequeño rincón donde exponer mi opinión puramente personal.

  • Javiflo

    Javier Florez Garcia Javier Flórez es licenciado en Administración y Dirección de empresas por la Universidad de León y Master en Finanzas en Analistas Financieros Internacionales. Comenzó su carrera en entidades bancarias como asesor de banca privada y gestión de inversiones para posteriormente irse a Dublín y trabajar en BMW Irlanda. Ha desarrollado gran parte de su carrera en el grupo BNP Paribas en España primero como analista Macro y actualmente como Analista CIB Europe. Además, Javier ha sido futbolista profesional, en equipos como el Racing de Santander, Cádiz, la Cultural Leonesa o el Atlético Astorga.

Envía tu consulta

Sígueme en Twitter

Sígueme en Twitter

Acerca del blog

Las opiniones, consejos, ideas que puedas leer en este blog, son en todo momento mis opiniones. Esto significa que muchas veces no serán como las tuyas, muchas veces sí lo serán, a veces serán correctas, otras veces equivocadas, pero siempre argumentadas, aunque puede ser que la información (pese a estar recogida de fuentes que considero fiables) puede ser incorrecta o incompleta.
Invertir en los mercados no es un juego. Cada día se gana y se pierde mucho dinero y son tantos los factores que pueden influir las valoraciones de los diferentes productos que existen de inversión/especulación que es imposible predecir sus movimientos con seguridad.
Ningún post de este blog tiene en cuenta tus circunstancias personales y no será en ningún caso una oferta o invitación de compra o de venta de ningún instrumento financiero: si decides lanzarte al mercado basado en cualquier idea aquí vertida es sólo bajo tu responsabilidad.


Sitios que sigo

Creative Commons License
Este Blog está bajo licencia Creative Commons