¿Cuál es el impuesto territorial?

Los impuestos es una cantidad de dinero que una persona, bien sea jurídica o natural, da al estado en calidad de pago por incurrir en un acto jurídico que permite el comienzo de una obligación tributaria. El impuesto territorial, exige al propietario una suma de dinero por un bien raíz a causa del incremento de su valor comercial.

 

¿Cuál es el impuesto territorial?

 

 

¿Cuál es el impuesto territorial?

El Impuesto Territorial grava la riqueza que las personas tienen en forma de propiedades en bienes raíces, agrícolas y no agrícolas. Una vez que se suscita el gravado, se origina la obligación del pago del impuesto territorial.

Sin embargo, este impuesto aplicado a la propiedad, recae de alguna forma en el propietario, se considera al ocupante, el sujeto pasivo de la obligación fiscal. Bien sea usufructuario, arrendatario o tenedor, sin perjuicio del compromiso que afecte al dueño.

La base imponible que define la tasación del impuesto territorial en Chile, es constituida de acuerdo a un avalúo del suelo y las bienhechurías dentro de la propiedad. Su recaudación se destina en un 60% al Fondo Común Municipal, y el 40% restante es su mayor fuente de ingresos propios.

 

Cuando se paga el Impuesto Territorial

Este impuesto debe ser liquidado de forma anual en cuatro cuotas que vencen en los meses de abril, junio, septiembre y noviembre. Las propiedades se reevalúan semestralmente y se actualizan de acuerdo con la variación del IPC del anterior semestre.

Y en cada modificación de la propiedad, se hace un nuevo avalúo.

 

Tasas anuales según el bien raíz

Las tasas anuales del Impuesto territorial son las siguientes:

  • Bienes raíces no agrícolas, no habitacionales, sin bienhechurías, abandonados o pozos lastreros, poseen una tasa anual del impuesto territorial de 1,204%
  • Bienes raíces habitacionales se aplica una tasa 0,98% de impuesto territorial.
  • Bienes raíces no agrícolas ubicadas en áreas urbanas, con o sin urbanización y que conciernen a sitios sin bienhechurías, propiedades abandonadas o pozos lastreros, pagan una sobretasa del 100% de la tasa vigente del impuesto territorial.
  • Los bienes raíces no agrícolas de uso habitacional, quedan exentos del pago de contribuciones hasta $22.394.368 de avalúo al segundo semestre del año 2016.

 

¿Este impuesto es justo y necesario?

Existe un debate con respecto a la inconstitucionalidad del impuesto territorial por haberse convertido en la actualidad, un impuesto al patrimonio. Pero es más importante ver su consistencia, justicia y racionalidad.

Es evidente que es necesario aumentar el pago de los impuestos territoriales en Chile a los hogares que han quedado exentos para que esto permita que las comunidades de menores ingresos generen una fuente local.

De esta manera, se generará una relación entre la demanda por servicios públicos y la oferta ocal de los mismos. No obstante, aunque se celebre que el avalúo sea aproximado al valor tasado en el mercado de los inmuebles, la racionalidad es discutible por ser las contribuciones, un porcentaje de este monto.

Hay quienes sugieren que el impuesto territorial debe tener un mayor grado de independencia para cada comunidad. Reduciendo la tasa sobre el avalúo, e implantando montos fijos en relación con los gastos comunales.

 

Se considera necesario puesto que es un ingreso importante para el fondo común municipal, siendo una herramienta indispensable de redistribución y una fuente de ingresos para municipalidades más pobres. Sin embargo, sería mucho mejor si esto pudiese ser financiado en mayor medida con los impuestos generales.

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!