¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Schroders

¿Por qué algunos sectores supuestamente 'seguros' podrían no serlo tanto?

Muchos inversores se sienten atraídos por la estabilidad percibida de ciertos sectores. Pero esta seguridad proviene del precio que se paga, no de la dinámica subyacente de las empresas que compra.


Logo de Schroders en Rankia

Definición de empresas defensivas y cíclicas

Los inversores en renta variable agrupan a las empresas en sectores con el fin de medir su rendimiento probable en diferentes momentos del ciclo económico. Por ejemplo, los productores de alimentos, bebidas y tabaco caen dentro de los productos básicos de consumo, un sector que a menudo se llama "defensivo". Esto se debe a que la demanda de alimentos, cigarrillos, etc., por lo general se mantiene estable independientemente del rendimiento de la economía en general. Por lo tanto, los ingresos y los beneficios de este tipo de empresas tienden a mantenerse, incluso si la economía en general está sufriendo una desaceleración.

Como resultado, estas compañías defensivas a menudo se perciben como inversiones seguras y en las que se puede confiar. Dichas empresas pueden ser de particular interés para los inversores que buscan obtener rentas regulares, ya que, en general, sus beneficios estables a menudo les permiten pagar dividendos consistentes.

Por el contrario, los sectores "cíclicos" son los que tienen mejor desempeño cuando los tiempos económicos son buenos, pero tienden a ver la caída de la demanda cuando la economía se desacelera. Los automóviles y los minoristas son sectores clásicos de consumo cíclico porque las personas gastan más cuando confían en las perspectivas económicas. Las materias primas y las acciones de compañías industriales caen en el mismo nivel, ya que las empresas invierten más cuando esperan que aumente la demanda.

Sin embargo, los ingresos y beneficios y, por lo tanto, los precios de las acciones de estas empresas cíclicas pueden ser volátiles a medida que la demanda fluctúa y fluye junto con el desempeño de la economía en general.

¿Qué significa realmente el riesgo?

El error que cometen muchos inversores es equiparar esta volatilidad del precio de las acciones que se produce día a día con su riesgo. "Riesgo", en términos de inversión, significa el riesgo de perder permanentemente el capital invertido. Numerosos estudios apuntan al hecho de que el precio que se paga es el factor clave de las rentabilidades que obtiene. El riesgo más crítico, por lo tanto, es el riesgo de pagar de más por una inversión.

El siguiente gráfico muestra los rendimientos que históricamente habríamos obtenido de una inversión teniendo en cuenta el precio que se pagó inicialmente. Comprar acciones que están muy baratas, específicamente hasta 7 veces más baratas que el PER de Shiller Ajustado Cíclicamente (en el lado izquierdo del gráfico), ha obtenido históricamente mayores rentabilidades durante el siguiente período de diez años que comprar acciones en el tramo más caro (a la derecha del gráfico), que ha resultado en una péridida.

El gráfico también muestra qué sectores del mercado caen hoy en día en cada rango del PER. Después del repunte global en los mercados de valores en los últimos años, no hay sectores bajos en valoración. Sin embargo, hay varios sectores en los siguientes dos tramos más baratos. Lo que es notable es que muchos de estos son sectores cíclicos "arriesgados", como por ejemplo los bancos, las materias primas y los automóviles.

 

CAPE por Sectores - Schroders

El valor de las inversiones y los ingresos derivados de ellas pueden subir o bajar, y es posible que los inversores no recuperen las cantidades invertidas. El rendimiento pasado no es una garantía para el rendimiento futuro y puede no repetirse. Las referencias a sectores son solo para fines ilustrativos y no como una recomendación para comprar y / o vender.

La tecnología, en cambio, que se encuentra en el extremo derecho del gráfico, cae en el tramo más caro, en el que típicamente se ven pérdidas en un plazo de diez años. Luego hay varios sectores en el segundo tramo más caro. Dos de estos – las compañías de bebidas y sanidad- son sectores típicamente percibidos como defensivos. Pero son sus modelos comerciales los que son defensivos, no los precios de sus acciones. La historia sugiere que los inversores en estos sectores, si tenemos en cuenta  los precios actuales, podrían estar en riesgo de tener un rendimiento inferior en comparación con otros sectores.

Ciertamente, algunas acciones son baratas por una buena razón y es una tarea difícil filtrar aquellas que son realmente baratas y además tienen potencial de recuperación. Aquí es donde los beneficios de la selección activa de acciones pasan a primer plano. Los inversores activos dispuestos a realizar una labor de análisis pueden encontrar compañías dentro de esos sectores no queridos que operan a precios atractivos y tienen suficiente fortaleza en el balance para enfrentarse a períodos difíciles.

Esto no quiere decir que se garanticen mejores rentabilidades si se invierte en compañías más baratas: no hay garantías en la renta variable, su valor puede ser volátil y es posible que los inversores no recuperen las cantidades originalmente invertidas. Puede llevar tiempo, y una paciencia considerable, que el mercado aprecie el verdadero valor de una acción, por lo que la inversión en renta variable es la más adecuada para aquellos que pueden adoptar una visión a largo plazo.

La visión del gestor - Andrew Evans, Equity Value, dice:

"No hay acciones que sean siempre seguras o siempre arriesgadas. Solo hay acciones que son demasiado baratas o demasiado caras. Una empresa podría tener el flujo de caja más volátil del mundo, pero si la compras con un descuento del 90% respecto a su valor intrínseco, te estás dando una gran oportunidad de ganar dinero con esa inversión".

"De la misma manera, podrías identificar el negocio que cuenta con el flujo de caja más estable de la historia y, sin embargo, si pagas 10 veces más de lo que vale en realidad, es muy poco probable que ganes dinero. De hecho, es más probable que termines perdiendo dinero. Para nosotros, esa es la definición de riesgo y no tiene nada que ver con la supuesta predictibilidad y estabilidad de un activo, si no que se refiere únicamente al precio que pagas por él".

Adoptando un enfoque basado en rentas totales

Para los inversores que buscan rentas, estas son consideraciones importantes a tener en cuenta. Los dividendos consistentes ofrecidos por las compañías de salud, alimentos y bebidas son claramente atractivos. Sin embargo, pagar un precio demasiado alto por las acciones que ofrecen tales dividendos significa que puede perderse el crecimiento o incluso sufrir una minusvalía en el capital.

Una forma de tratar de mitigar este riesgo es adoptar un enfoque de "rentas totales". Esto implica tener en cuenta el precio pagado por una acción, así como el dividendo. Los inversores que siguen una estrategia de este tipo prestarán mucha atención no solo al dividendo actual de una acción, sino también a su capacidad para aumentar ese dividendo. En algunos casos, incluso pueden poseer acciones que hoy en día no pagan dividendos, pero que se espera que lo hagan en el futuro.

Adoptando este enfoque puede que no tengas acceso a los dividendos más altos hoy en día, pero puede permitirte hacer crecer tu capital, así como los ingresos por dividendos a largo plazo.

El valor de las inversiones y los ingresos derivados de ellas pueden subir o bajar, y es posible que los inversores no recuperen los montos originalmente invertidos. El rendimiento pasado no es una guía para el rendimiento futuro y no puede repetirse.

Autor del blog