Impuesto a los Súper Ricos (Parte II: ¿Cómo y a quién aplicaría?)

Impuesto a los Súper Ricos (Parte II: ¿Cómo y a quién aplicaría?)



Esta es la segunda parte de la publicación que denominé como “Impuesto a los Súper Ricos”. Si no has leído la primera parte aún, te invito a hacerlo AQUÍ. En caso de que ya hayas leído la primera parte, continuaremos con ésta donde me encargaré de entrar en detalle a la propuesta que fue debatida y aprobada por la Cámara de Diputados el pasado 21 de abril del presente año 2021. Proyecto que viene con el apoyo político desde la Democracia Cristiana (DC) hasta los sectores más duros de la izquierda como son el Frente Amplio y el Partido Comunista (PC) pero no siendo del gusto del “oficialismo” (partidos de Centro-Derecha y Derecha)

¿De qué trata el proyecto de Ley?


El proyecto es simple; Aplicar un impuesto al Patrimonio de los denominados “Súper Ricos” con un 2,5% por única vez además de acompañarlo con la eliminación de exenciones tributarias y la aplicación de un aumento transitorio por 2 años de la tasa de impuesto que pagan las “Grandes Empresas” (clasificación acorde a lo determinado por el Servicio de Impuestos Internos de acuerdo a su nivel de facturación) de un 27% a un 30% y reducir el IVA en algunos productos específicos considerados de primera necesidad (de este interesante tema me referiré en el próximo artículo). Todo esto con el fin de recaudar impuestos haciendo frente a la difícil situación que ha conllevado la situación sanitaria en casi todo el mundo donde Chile no ha sido la excepción afectando a través del quiebre de pequeños negocios, cierre temporal de otros y una cantidad más que importante de pérdida de empleos a lo largo del territorio nacional.

¿Quiénes son los “Super Ricos”?


De acuerdo al proyecto de Ley discutido y aprobado en la cámara baja; los “Super Ricos” serían todas las personas naturales que tengan un Patrimonio sobre los $22 millones de dólares o en su equivalente. Esto incluiría evidentemente a los TOP más ricos como el actual Presidente de la República Sebastián Piñera Echeñique, Andrónico Luksic y Familia, a los hermanos Patricia y Roberto Angelini, a Alvaro Saieh, a Julio Ponce Lerou, al presidente de la CPC (Confederación de la Producción y el Comercio) Juan Sutil o al magnate de Grupo Cencosud Horst Paulmman por nombrar a algunos de los billonarios más reconocidos del país.

De acuerdo al Servicios de Impuestos Internos (SII), serían unas 5.840 personas naturales las que entrarían en la clasificación de “Súper Ricos” (suena a superhéroe jaja) sin embargo el Director de esta entidad, Fernando Barraza indica que se hace sumamente difícil poder determinar el patrimonio de cada persona y de acuerdo a la legislación poder hacerle tributar de acuerdo a este tomando además en consideración que muchos de las personas que entrarían en este tramo tienen una parte importante de su Patrimonio en diferentes países, países en los cuales no podría alcanzar la Ley por lo que las estimaciones de recaudación no están tan claras y podrían no superar en la práctica los $3.000 millones de dólares (hay mucho debate con la estimación de la real cifra que se recaudaría). Cifra que aunque parezca muy atractiva, no representa muy significativa considerando que sólo en ayudas sociales por parte del Gobierno desde el año pasado, supera con creces este número. 

Es decir, podríamos estar ante un proyecto que tenga más ruido que efecto.

La Fuga de Capitales


Otro de los temas que siempre sale a la palestra cuando se presentan posturas de este tipo es el del peligro de fuga de capitales. No es un misterio que en diferentes ocasiones cuando se tienden a aplicar medidas de este tipo los capitales tienden a huir buscando un lugar donde sean “mejor tratados”. El dinero se mueve ante los sentimientos del miedo y la codicia y si el dinero siente miedo, escapa de donde lo siente hacia el lugar donde deja de sentirlo.

Los paraísos fiscales siempre han sido una eficiente “casita” para los grandes capitales de inversionistas, grandes empresarios y hasta de políticos que por un lado buscan protegerse de los impuestos como también buscan esconder parte total o parcial de su patrimonio de cara al público.

La pregunta que nos nace es… ¿Si se llega a materializar este impuesto provocará una fuga de capitales en Chile? No lo sabremos hasta que lo veamos en la práctica.

Diferencia con Biden en Estados Unidos


La idea de legislar aumentando impuestos a los que más recursos económicos tienen no es una idea aislada de Chile en el mundo sino que más bien dada la coyuntura económica internacional han sido varios los Gobiernos que han hecho este tipo de llamados siendo Nueva Zelanda un país donde ha comenzado a aplicarse e incluso con llamados desde el propio FMI (Fondo Monetario Internacional) a través de su Directora Gerente Kristalina Georgieva

Por su parte, el Presidente de Estados Unidos, Joe Bidden llamó igualmente a sacarle a los que más dinero tienen sin embargo no se puede desconocer que la aplicación del impuesto en Estados Unidos es diferente a la que se propone en Chile aplicándose sobre las ganancias de capital y no sobre el Patrimonio como es en nuestro caso. Esto hace una diferencia importante aunque en Estados Unidos esto empiece desde el millón de dólares en ganancia de capital se calcula que no llegaría a más de 500.000 personas del país más rico del mundo.

En palabras simples, en Estados Unidos se gravaría sobre nuevos ingresos en cambio en Chile se estaría gravando por segunda vez estos ingresos ya que el Patrimonio implica ingresos que ya tributaron anteriormente (ya pagaron impuestos al obtenerse) por lo que sería una “doble cobro”. Algo que aunque suene extraño pero objetivo podría tomarse incluso como un abuso. Como si uno fuera a un Restaurant, pagara su café y luego el mesero volviese para indicar que debe pagar de nuevo porque es “muy rico”.

Conclusión


Estamos ante un momento interesante en el mundo, el fenómeno problemático a nivel económico que nos ha metido la coyuntura sanitaria que a su vez ha puesto en jaque a los diferentes gobiernos y fijado la mirada en los grandes patrimonios de sus respectivos países.

Veremos cómo se comporta el capital. Si se queda pasivo en casa dispuesto a que le amputen un pequeño miembro o si prefiere mantenerse lo más íntegro posible escapando a esas islas del caribe, reconocidas por sus palmeras, piñas, cocos, mujeres y bancos al servicio del capital...

Por lo pronto, yo no tendré que preocuparme por este impuesto, ¿y tú?

Rodrigo Aguila Bahamonde
Rankia Chile



Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!