blog Las reglas de la economía han cambiado
Un debate abierto sobre la economía actual

De mi ausencia

Hoy necesito ofrecer una explicación sobre mi ausencia. No es sencillo porque es una combinación de varios factores y la subjetividad. Sin embargo, lo voy a intentar.

Me gustaría pensar que la principal razón es que no acabo de encontrar la utilidad de estos post. En su momento trataba de evitar (a la desesperada) el colapso y no lo he conseguido. Esto ya lo he dicho otras veces y sigue siendo cierto. Ahora ya no hay nada que evitar. El desastre se ha consumado (pese a todos los mensajes optimistas) y ahora sólo quedaría construir.

Pero debo reconocer que quizás no sea del todo sincero; hay dos razones muy poderosas que pesan mucho cuando tengo que ponerme a juntar letras: aburrimiento y temor. Para intentar que no se me malinterprete (por lo menos aquellos que no tengan interés en hacerlo) voy a explicarlo.

El aburrimiento es comprobar que todo lo que vemos es, literalmente, un cuento. Un cuento y un sistema en el que todo es cada vez más gris y mediocre. En octubre de este año me ha tocado asistir (de una forma un tanto tangencial) a una especie de congreso sobre los sistemas de seguro en Italia y España. Allí coincidí con los “popes” (vips, expertos o como quieran llamarlos) de los dos países. No puedo decir que me sorprendiese nada; pero sí he de reconocer que me ha afectado comprobar la simpleza de estas personas que, en teoría, deben guiarnos y mostrarnos una realidad. La inmensa mayoría simplemente no tenía ni P. idea de lo que estaban hablando. Pero no importaba; de hecho es valorable. La inmensa mayoría de las presentaciones (hechas por “supuestos expertos” que se pasan la vida pidiendo financiación y dineros a las compañías de seguros) no decían nada. La del supuesto mayor experto era mejor que no dijese nada. Respecto a las conversaciones y las discusiones, no he visto más que tópicos sin sentido.

Se supone que todos debemos respetarlos, admirarlos o por lo menos asumir que las tonterías que sueltan son palabra del señor; lo malo es que yo no puedo. Eso es culpa mía. En todo caso no ahorré discusiones y la situación fue más surrealista aún. “Expertos” en planes de pensiones que se agobian por su plan de pensiones cuando les decía alguna cosa; “Expertos” en la situación económica que no se enteran de que la subida del consumo es completamente falsa (o por lo menos no responde a lo que se entiende como consumo…)… El caso es que nadie quiere rascar. No se quiere rascar porque tratar de explicar la realidad es un problema grave y no le interesa a nadie. Lo repito: muchos días me gustaría admirar, respetar y reproducir a estos personajes, pero no puedo.

Todo esto no es nuevo; es algo que vemos cotidianamente en los medios de comunicación, en la prensa y en lo que se ha venido a llamar “las redes sociales”. Ojalá fuese algo específico de España, pero tampoco lo es. Cada vez es más difícil encontrar algo con un mínimo de sentido o tan siquiera una reflexión con un mínimo de profundidad en un texto escrito.

En muchas ocasiones he alertado de otro efecto que va en esta línea. Durante mucho tiempo se han tratado de imponer una serie de dogmas a partir de simplificaciones, tópicos y unos supuestos métodos científicos tan versátiles que lo mismo demuestran una cosa que la contraria. Hace tiempo que un texto bueno no es el que explica la realidad, sino que los esfuerzos se tienen que dedicar a encontrar un modelo y unas variables que demuestren lo absurdo. Pero esto tiene un límite. Cuando nos acercamos al límite ya no hace falta convencer, sino que hay que usar la fuerza y el fascismo. Tampoco es la primera vez que alerto de esto; de hecho siempre fue mi mayor temor. No temo que existan personas malvadas que  se quieran convertir en dueñas y señores de nuestras vidas (ni los representantes de PP, ni los de Podemos, ni los de Ciudadanos ni Pedro Sánchez….). Es peor; el que gobierne tras las elecciones que se van a celebrar el domingo tendrá que adoptar estas tácticas. La situación es insostenible y los rendimientos que necesita el sistema financiero dependen de que los ciudadanos se los facilitemos. Sea quien sea tendrá que elegir entre ciudadanos y sistema financiero y, por tanto, habrá que imponer (y engañar tan sólo para mantener las formas y el discurso a sabiendas de que nadie se lo cree).

La alternativa es sencilla pero imposible. Los expertos han de arriesgarse a pensar, los políticos han de pensar y ha de triunfar la honestidad. Tan simple como esto. El aspecto positivo de una situación límite es que todo es más sencillo de ver; el negativo es que todo  es imposible de hacer.

Estos días estamos asistiendo en la campaña electoral a todo este proceso; los unos engañando y los otros dejándose engañar, y todo el esfuerzo en todos los medios para limitar al máximo las expresiones.

En el “cara a cara” de Pedro Sánchez y Mariano Rajoy se ha comprobado perfectamente esto. Pedro Sánchez acusó a Mariano Rajoy de “no ser una persona digna” en referencia a la corrupción. Mariano Rajoy ha  hecho lo único que podía hacer ante la mención a este personaje (aparte del “ya tal” que no procede en un debate): “ofenderse”. Como a Pedro Sánchez le interesa ofender y al otro sentirse ofendido ya tenemos toda la historia de las broncas. Y ya de paso tenemos a los dos nuevos partidos asumiendo el papel de responsables.

De alguna forma ya tenemos el rango en el que nos movemos: si no ser digno es un insulto agresivo todo el que diga algo peor insulta y desprecia. Y claro, aquí está mi temor; no se me ocurre un calificativo más suave para los hechos expuestos. Por lo tanto, siguiendo el razonamiento, es sencillo inferir la calificación que se me va a dar cuando opine sobre algo.

De repente esto sirve para explicar que un impresentable propine un puñetazo al presidente del gobierno. Da igual que hace tiempo vengo diciendo que en cualquier situación de  violencia vamos a perder los que somos carne de cañón; es indiferente que haya dicho muchas veces que en un conflicto lo primero que se va es la verdad y la honestidad (hace tiempo que ya no se ven) y es totalmente irrelevante que haya manifestado por activa y por pasiva que estas actuaciones sólo pueden degenerar en un desastre mayúsculo.

Tras las actuaciones encontramos los comentarios de todos los periódicos llenos de opinadores pagados de ambos bandos (estoy segurísimo de que ninguno de los que cobran declaran esos ingresos a hacienda, lo cual me importa bastante poco…) echando la culpa de un conflicto que supuestamente no desean  al otro. Tan sólo necesitamos un pensamiento básico para deducir que esto es precisamente lo que origina el conflicto. Tampoco es demasiado difícil encontrar contradicciones curiosas.

Y encontramos otra vez los comentarios de que los problemas de la gente son culpa de la gente, olvidando otra vez que si se han tomado unas cuantas decisiones que han destrozado el país (y el PP no ha sido ni el primero ni el único que lo ha hecho) eso significa que la sociedad ha sido víctima de estas decisiones. Es decir; si se toman toda una serie de decisiones desastrosas (y cada uno de los bandos afirma que las del otro lo son) esto tiene unos efectos que se llaman problemas.

Y, por tanto, aquí estamos reconociendo que tengo miedo a decir que las decisiones que  se han tomado han llevado a mucha gente al límite y a la desesperación. Reconozco que temo las consecuencias de decir que “ha destrozado España” significa “ha destrozado a los Españoles” y que “indigno” no me parece un insulto para ninguno de los que han destrozado España, ni tampoco para el que se conforma con ensayar ante el espejo tremenda frase con tanto arrojo.

Por estas razones me cuesta tanto escribir. Cuesta encontrar la utilidad en un entorno que está degenerando a marchas forzadas y que va a degenerar más. Todo ello porque el concepto “discutir” necesita el concepto “razonamientos” se ha sustituido por el “pelear” con “argumentarios”. Y eso me lleva a que hoy debería respetar a quien no puedo respetar. Me lleva a una situación en la que el desprecio está penado sin poder apreciar.

No sé muy bien cómo salir de esta situación. Me toca pensar más (irónicamente…)

 

Pd. publicado el post he detectado que hay un punto que puede  generar malentendidos:

Las personas a las que no puedo respetar no son la totalidad del público académico, ni la totalidad de la sociedad, ni la totalidad de los políticos; son la generalidad de los representantes. No creo que sean representativos de los colectivos; es decir: Hoy son personas de referencia en el mundo académico aquellos que cumplen una serie de características. Son precisamente estas características las que me cuesta respetar.

 

 

  1. #1

    Amparo Sisternes

    Debo de reconocer que para muchos de los rankianos tus mensajes aportan mucho valor, ¡no te desanimes! Entres todos haremos una sociedad más responsable financieramente hablando y esperemos que la elección entre ciudadanos y sistema financiero esté un poco más clara tras el 20D. Un fuerte abrazo,

  2. #2

    Uranio

    Personalmente, me has enriquecido mucho y siempre suelo estar alerta de tus nuevos posts.
    Un saludo .y no dejes de escribir que suelen ser muy acertados tus posts.

  3. #3

    berebere

    Te echaba de menos Tomás.

  4. #4

    masuso

    Gracias, gracias, grazie, me quedó una sensación muy agradable al leer este artículo que transmite veracidad, el que escribe te habla con absoluta sinceridad, me parece muy difícil conseguir esto.

  5. #5

    luisalfil

    Sin querer profundizar en tu dilema interno, simplemente me gustaría hacer un comentario respecto de tu texto, lo que Sánchez le dijo a Rajoy es que era un indecente, no indigno, y son dos cosas muy diferentes, si nos ceñimos a su definición académica encontramos que la dignidad hace mención a "Cualidad de la cosa que merece respeto", mientras que la decencia hace mención a "Honradez y rectitud que impide cometer actos delictivos, ilícitos o moralmente reprobables", así que no es lo mismo que alguien insulte llamando indecente a que lo haga llamando indigno, porque ser indigno de algo según la interpretación de otra persona no implica ninguna falta de honradez y rectitud moral, mientras que si alguien te acusa de indecente está diciendo expresamente que no eres honrado ni tienes la rectitud moral que impide cometer actos delictivos, y eso son dos cosas muuuy diferentes.

    Si me permites la comparación y sin ánimo de ofender, no es lo mismo que yo diga que tú eres indigno de escribir en Rankia, a decir que eres indecente por lo que escribes en Rankia, espero que el ejemplo no se malinterprete, por favor.

    Ese nivel de violencia verbal y gestual al que nos han acostumbrado desde cualquier medio de comunicación es al final el que termina calando tanto en el ánimo como en la conducta, sobre todo en los más jóvenes, y banaliza actitudes reprobables convirtiéndolas en el pan nuestro de cada día.

  6. #6

    Oscarpit

    Hola Tomás.
    Para mi, tienes razón en tu análisis, pero das la sensación de estar en una duda existencial.
    Tranquilo, no eres el único, pero por si te sirve de algo, he de decirte que tus textos no indican la intención presuntuosa de mostrar conocimientos, sino al contrario, más bien transmiten la preocupación de intentar usarlos para ayudar a los demás.
    Tu obligación, si la hubiera, no es otra que intentar exponer lo que sinceramente crees y nada más.
    Que no te desanime la sensación de estar luchando contra molinos de viento y no te culpes de una carga de la cual no eres responsable.
    Bastante haces perdiendo tu tiempo en aportarnos a los demás, sinceramente te agradezco tu dedicación, este mundo es mejor gracias a personas como tu.
    Si supieras lo mucho que a mi me cuesta escribir estas pocas líneas, entenderías que tienes un don que debes aprovechar.
    Un fuerte abrazo y gracias por compartir.

  7. #7

    Trifasik

    Tomás, muchos lectores apreciamos lo que escribes incluso cuando a veces no estemos de acuerdo contigo, y sin más te animo a que continúes.¡Ánimo, nunca fue fácil nadar contra corriente!

    Saludos

  8. #8

    sergiu93

    Pero a ver una cosa, porque no entiendo nada.
    Para arreglar "algo" se ha de tener autoridad y soberanía para arreglarlo, verdad ?
    España la tiene ? Yo diría que poca y cada vez menos.
    Esto es la globalización señores.
    Y la gente ilusionada en si fulanito o menganito.
    Señores salga quien salga ganador tendrá que ir a Bruselas,Alemania o donde sea a que le digan cuáles son las líneas a trazar.

    Pero bueno, España sigue con su ilusión.

  9. #9

    Solrac

    Querido Tomás:

    Que te parezca que el analfabetismo funcional y la falta de ética sean la norma no significa que necesariamente lo sean. Pero aún admitiendo que sea así, recuerda que existe una gran proporción de personas que te leen en silencio y consideran de mucha utilidad tus escritos, entre los cuales me hallo.

    A veces me desespera encontrar lo mismo que tú, pero luego hablo con mis vecinos, entre los que hay de todo, parados, con carrera, sin carrera, extranjeros, nacionales, rentistas... y todos tienen el mismo concepto común de ética y honradez. Entonces recuerdo que, en realidad, somos mayoría, no sólo "una gran proporción". Quizás es hora de dejarlo claro en las urnas como dice Amparo.

    Si tú paras, ellos ganan.

    Saludos.

  10. #10

    Juanmmaza

    Tus análisis han sido siempre interesantes y originales. Se nota que el discurso y los comentarios salen de tus pensamientos y no de cosas que se pueden leer de otros. Esa originalidad tiene para mi al menos un valor.
    En tu post no obstante hablas de multiples cosas con un denominador común un desencanto de como el mundo funciona, y dudas en que
    creer y en quien. Eres joven seguro y en la búsqueda de un mundo lleno de valores, eres pienso idealista y te tropiezas con la simpleza de un mundo que nunca será perfecto.
    Yo que la vida me ha hecho realista y se con que puede aspirar ,metas claras internas y personales.
    Creo como hago yo con mis comentarios en mi blog solo me gusta compartir alguna idea , algo que pienso, mis experiencias etc pero sin esperar ninguna aplauso porque la vida es una mezcla de luces y sombras y debemos aceptar que lo que busco y quiero a veces es inalcanzable. Pero lo mas importante es que haga lo que haga y pase lo que pase debo buscar la felicidad en mi vida. Solo unas ideas.Felices fiestas Juan Ma

  11. #11

    Yo mismo

    en respuesta a luisalfil
    Ver mensaje de luisalfil

    Tienes razón: ha dicho que no es decente en lugar de no es digno.

    Aclarado este error, sigo manteniendo el resto de la argumentación, entre otras cosas por lo siguiente:
    - Ha sido Negligente en muchísimas ocasiones (no sólo respecto a la corrupción).
    - Ha mentido en numerosas ocasiones.
    - Ha tratado de engañar, sin mucho éxito, lo cual nos lleva a incompetencia.
    - Ha manipulado en el sentido de presentar la realidad de una forma distinta a lo que es para tratar de salvar, entre otras cosas, su imagen.
    - Las decisiones han sido un desastre y tan sólo la ausencia de decisiones durante una buena temporada hacen que la caída se disimule.
    - Etc…

    En mi opinión, por lo tanto, en ningún caso se podrá decir que es decente; desde luego hay mucho más.

    Dicho esto Pedro Sánchez (y otros) han hecho exactamente lo mismo con el cachondeo de situar el punto de la decencia en la corrupción (por motivos electorales) y pasar de subidas de IVAS (los dos hicieron lo mismo), reformas laborales (los dos en el mismo sentido), apoyos a bancos, (los dos hicieron lo mismo), pasar de los intereses generales (los dos hicieron lo mismo), el engaño en el 135 (venderlo como una regla de estabilidad cuando la clave está en la entrega de la prioridad de pago que los dos ocultan….)… etc…

    El nivel para los políticos parece haberse situado en el “no han podido demostrar nada en un juzgado” de tal forma que a partir de ahí todo vale y ya se debe respetar absolutamente todo.

    Hablas de violencia verbal. Negligencia me parece poco para un país en el que se han aprobado casi una decena (o la decena) de reformas laborales para la estabilidad del empleo en condiciones… todas ellas con unas medidas que introducen “flexibilidad” y luego sorprenderse que no se introdujo ni una pizca de estabilidad… Negligencia me parece poco para que los Bancos Centrales saquen toda una serie de “soluciones definitivas” para “restaurar el crédito” que he ido comentando en el mismo día que ni era solución definitiva, ni restauraba el crédito ni iba a mejorar la situación. Negligencia me parece poco cuando se presume de “un gran crecimiento espectacular” que viene de imputaciones de consumo y renta, y cambios metodológicos…. Etc, etc….

    Esta semana, Pedro Sánchez, explicaba que la reforma del 135 de la constitución era introducir la estabilidad presupuestaria y que ahora buscaba introducir un cierto blindaje a “determinados derechos sociales”. La reforma del 135 no fue eso, sino que fue otra cosa; si lo sabe nos está engañando; si a estas alturas (y después de supuestamente haberlo estudiado para votado y haberlo estudiado para replanteárselo) no lo sabe es que es tonto.

    Decir esto hoy es violencia verbal y no tardará en ser perseguible (si no lo es ya) porque evidentemente muestra a las caras una realidad: el que aquí escribe le tiene nulo respeto (lo confieso). Cómo resulta que algunos se han acostumbrado a parapetarse en las instituciones (lo cual tiene bastante poco de “decente” por aquella persona que lo haga)
    ¿sabes qué ocurre? Un impresentable le da un puñetazo a Rajoy y nos encontramos con que todo el que vote a la izquierda son unos impresentables, Otro impresentable dispara a Podemos y todos los que voten a la derecha son fachas… El domingo tendremos campañas organizadas, planificadas y pagadas haciéndose pasar por ciudadanos espontáneos que se preguntarán ¿Cómo puede haber tantos inútiles que votan a Fachas/Comunistas/Bolivarianos/ IBEX/ZPedos…? Pero no pasará nada.
    Cada cual votará en función de sus circunstancias, opiniones…. Sinceramente creo que no tengo demasiados argumentos para convencer a nadie de que vote a una determinada alternativa. Tampoco para hacer cambiar a nadie de opinión (ni tan siquiera a los que no van a votar…)

    Pero tras todo esto, el resumen es que:

    - No creo que haya un problema de violencia, ni verbal ni física en la mayoría de las personas.
    - Si creo que existen minorías de personas en todos los sitios, estamentos y credos que creen en la violencia. Esto sí que es un problema.
    - Creo que existen grupos que, amparándose precisamente en el rechazo de la violencia, están favoreciendo la confrontación y abonando el campo para el problema anterior.
    - No creo que los representantes sean representativos (son palabras distintos) de los anteriores.
    - Creo que hay puestos institucionales (por ejemplo: presidente del gobierno), personas que ocupan esos puestos (por ejemplo Mariano Rajoy) y personas que les votan. Se puede y debe respetar el puesto; para respetar el puesto hay que exigir el máximo a la persona que lo ocupa; los votantes de esa persona traicionados no son iguales a este, son (al igual que el cargo) los mayores damnificados.

  12. #12

    viscovich

    Esto de tratar de cambiar el mundo hay que tomarlo deportivamente... si te lo tomas muy en serio te achicharrarás tu solito, lo cual no es practico.
    Animo¡

  13. #13

    alpibardos

    en respuesta a Yo mismo
    Ver mensaje de Yo mismo

    Por unos intereses o por otros nos llevan a tomar las elecciones por lo que no son.
    Se trata de elegir unos representantes en algún sitio, el sistema habitual de elección es por votación y la otra opción es por sorteo.
    Cuando elegimos, o sorteamos, obtenemos los representantes y debe quedar claro que todos los representantes representan a todos los representados, incluidos los que no tienen derecho a voto, lo que no van a votar, los que votan a opciones que no salen...
    El voto es secreto y anónimo, el representante sea del partido que sea representa a todos los ciudadanos y no tiene manera de saber quien le ha votado. Cerrada la mesa no hay ninguna diferencia entre los que han votado a un partido, a otro partido, no han votado, no tenían derecho a voto...
    Luego nuestros representantes deberán representarnos a todos donde corresponde, y puede suceder que no nos representen si no defienden nuestros intereses, los de todos; la posible traición no es a sus votantes, es a todos los representados.

    En las circunstancias de la última legislatura he llegado a sospechar si estaríamos mejor representados si la elección fuese por sorteo pues el sistema electoral por un lado y la abstención por otro parecen favorecer que se conviertan en cortesanos.
    Europeas 15 tocaba 1 diputado por cada 600000 votos
    Podemos con 1.200000 le tocaban 2 y tuvo 5 por tanto 3 son de 1.800000 que no votaron o votaron a los que no salieron. 2+3=5

    ¿A quien votar? Pues cada uno a quien le parezca que le representa mejor y sea más fiable en la representación... Y si van a tener representante mejor que no se abstengan y que cada uno vote el suyo (voto) y no delegue en los partidarios de los partidos...
    Y al tanto si tienen 4 representantes no se les ocurra ponerse de acuerdo y sacar cinco, solo hay 4. Cierto que en otros sitios tenemos mucho más donde elegir... pero cada uno tiene lo que tiene según su circunscripción.

    Y cuando ya tengamos electos habrá que estar al tanto de reclamar si nos dejan de representar, sean del partido que sean.

  14. #14

    luisalfil

    en respuesta a Yo mismo
    Ver mensaje de Yo mismo

    Aquí la cuestión no es lo que tú pienses y expreses de mejor o peor manera en este artículo, sino lo que un líder político dice por televisión en un debate para las elecciones generales, tú eres libre de pensar lo que quieras pero alguien con el presunto poder mediático y social como el jefe de la oposición no debería de permitirse caer en el insulto (y sigo afirmando que esas conductas terminan teniendo su reflejo en todos los ámbitos sociales, sobre todo entre los más jóvenes que son los más moldeables, todos hemos tenido esa edad y hemos pensado, afortunadamente, que había que cambiar esto o aquello, pero no recuerdo ni por asomo que nadie en mi entorno se manifestara con ese odio) y te digo el político de turno como te digo el periodista tertuliano de turno (que ojito también con los hooligans que hay que sufrir al encender la tele) y es que hoy más que nunca tengo la percepción de que sólo hay una verdad y está en posesión del opinador de turno ¡qué miedo me da eso!

  15. #15

    Cambioyev

    Hola Tomás, me alegra poder leerte de nuevo.

    Comprendo tu desazón, pero tus aportaciones no caen en saco rato. Para las personas que suelen reflexionar con tus pots, ya compartan tus puntos de vista o no, la calidad de tus pensamientos contribuyen a mejorar sus propios razonamientos. Quizás no seamos muchos lectores y tu influencia a nivel del conjunto de España quede por debajo de lo que sería deseable... pero sí consigues que algo cambie, por lo menos en el modo de pensar de quienes te leen.

    Posiblemente no sea suficiente para producir un cambio, pero todo es confluencias de fuerzas. Y la inercia de la fuerza de un determinado sistema financiero y político a escala mundial es muy poderosa. Difícil cambiar el rumbo cuando la supervivencia de cada una de las personas componentes de ese sistema depende de que sigan las normativas legales y las instrucciones y órdenes de sus superiores jerárquicos, aunque algunas supongan un dilema moral.

    Pero esta dificultad no debe crear la sensación de darlo todo por perdido, de qué le vamos a hacer, de que el mundo es así y ya está, yo a lo mío... aunque es comprensible que una mayoría de personas pueda llegar a este punto. Porque estoy convencido que la mayoría de personas que sobreviven y viven para el sistema que tenemos, preferiría que el conjunto de las instituciones y de los agentes de los mercados fueran más transparente y honestos.

    Los cambios no se producen a corto plazo, ni siquiera a medio plazo. Necesitan que pase el tiempo, que se igualen las fuerzas de la inercia de un determinado sistema instaurado y los deseos de la población de cómo le gustaría que fuese ese sistema.

    Te digo que quizás yo y otros muchos no veamos esos cambios, pero la historia se ha ido construyendo a través de la suma de los deseos y esfuerzos de las personas que habitan la Tierra.

    Por eso, tu deseo y esfuerzo y el de otros muchos para alcanzar un mundo mejor es importante. No cae en saco roto, sino que viaja por el mundo sin que sepamos dónde va dejando su semilla. Y algún día, gracias a ese esfuerzo, algo cambiará.

    Un abrazo

  16. #16

    Elfester

    Hola Tomas. Com estàs?
    Ante todo decirte que Feliz Nochebuena.
    Me alegra poder leerte de nuevo, me preguntaba que te había pasado. A veces lo hago pero no suelo escribirte.
    Empiezo a leer cosas de economía otra vez desde hará unos meses. Intento aprender algo, como siempre.
    Compré Abengoa, lo cual quiere decir que sigo sin saber nada ja ja ja
    A mi me da miedo que los dos que nombras eche la culpa al otro cuando los dos nos ha y está endeudando hasta las cejas.
    Cuando los mirába pensaba: ¿ Entre los dos se podrá hacer uno bueno?
    Después de las elecciones ese miedo se ha incrementado ya que me da la sensación de que buscan tener poder personal, de ir a la de su partido....cuando si hace falta, se tienen que bajar del caballo y escuchar al otro partido, o a los ciudadanos que no los han votado porque simplemente dudan o están hartos.
    Salutacions

  17. #17

    Merkurio

    Este blog ha sido una referencia durante todos estos años y quiero expresar mi agradecimiento por compartir tus conocimientos y visión de la realidad más allá de la economía. Espero que sigas publicando, aunque sea esporádicamente, en Rankia o en cualquier otro blog. Me siento muy identificado con la visión de la realidad y la deriva a la que inevitablemente se llegará en no demasiado tiempo; no obstante, sigo confiando en las personas que día a día aportan, siembran y hacen germinar revoluciones dormidas de la que quizás no veremos los frutos a corto plazo, pero que cambiarán la sociedad . Tú eres una de esas personas que aporta su pensamiento crítico y por ello te doy mi agradecimiento

  18. #18

    solyplaya

    Buenas Tomás,

    ¡Ante todo, Feliz 2016!

    Luego decirte que tu blog, desde que le conozco, me ha dado animo. Por sentir que hay más gente en este mundo, cada vez más decadente, que mantiene un pensamiento realista y basado en la buena fe.

    También decirte que ningún ser humano puede parar o cambiar la evolución, aunque en los libros de historia tendemos a dar este mérito a ciertas personas ( Aristoteles, Cesar, Kopernikus, Napoleon, Washingtón, Tesla,etc...; de hecho hay miles y según patria cambian).
    Pero realmente no fueron ellos, sino eran la expresión tanto de sus tiempos, como de la forma de pensar, que seguimos teniendo, sobre los acontecimientos.

    Esta fuera de duda que está acabando una época, pero el problema no son las economías, la falta de moral y altruismo, la renovada negación del humanismo, etc.. Todos ellos son problemas de una sociedad en plena decadencia, decadencia que podría durar cien años más.

    El problema real que tenemos se expresa con este verano invernal; en el hecho de que deberíamos haber cambiado nuestros costumbres allá por los años ochenta para evitar los cambios en nuestra hábitat que, ahora y en adelante, ineludiblemente nos sobrevienen.
    Quiere decir, un problema que a estas alturas no tiene solución ninguna y que apenas entendemos.

    Siempre he estado a gusto leyendo tu blog y espero, de corazón, que encuentres ánimo para seguir escribiendo.

    un abrazo

Autor del blog
  • Yo mismo

    Mi nombre es Tomás Iglesias, y como todo el mundo sabe, no es fácil describirse a uno mismo. En mi caso es muy sencillo. Soy una persona que ha tenido la oportunidad y la suerte de estudiar Económicas y acabar apasionandome por una disciplina que entiendo como algo que ha de servir para que mejoremos todos.

Envía tu consulta


Sitios que sigo