blog Las reglas de la economía han cambiado
Un debate abierto sobre la economía actual

Y no soy Goebbels

En un comentario acerca de la WEB que plantea el Ayuntamiento de Madrid para rectificar informaciones que aparecen en medios de comunicación, el usuario OVERDOSE comenzaba insinuando (cómo tantos otros) que era de PODEMOS. Esto ya lo desmentí en otro post.

Afirmaba que aparecían insultos e insinuaciones que no podía dejar pasar; concretamente me refiero a un párrafo en concreto:

Pero bueno, ya lo dijo en su día Salvador Allende: el deber supremo del periodista de izquierda no es servir a la verdad, sino a la revolución. También lo dijo Goebbels: la propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentarlas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas.

Pero bueno, ya lo dijo en su día Goebbels: toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar.

Obviando los calificativos que no voy a escribir por las más elementales reglas de educación, me parecen unas insinuaciones insultantes, vacías, maliciosas, cobardes, hipócritas y absolutamente carentes de sentido.

¿Este blog se limita a un número pequeño de ideas? Una persona que habla continuamente del “eres vulgar, lo de siempre, podemita….” frente a cualquier idea ¿sugiere que soy un genocida por repetir incansablemente algo simple? ¿Qué busco una revolución? ¿Este blog es sencillo de leer? ¿Se ahorran argumentos y explicaciones? ¿Cree que post que tienen un gran número de palabras son para personas que no están dispuestas a realizar cierto esfuerzo mental? ¿Qué la constante referencia a post muy antiguos es para provocar que la gente olvide el pasado?   Pues esto todo se lo voy a poner de la simple forma que patentó Fernando Fernán Gómez: ¡a la mierda!

Sólo se me ocurre pues una razón para que alguien que crea esto lea estos post; ¿Cree usted que estamos en una guerra o algo así y que yo soy el enemigo? Pues, si es eso,  no se ha enterado de nada y demuestra una carencia absoluta de inteligencia. Se puede ahorrar la lectura de los post cuando quiera. Todo el mundo quiere lectores y visitas, pero yo tengo muy claro que sólo me interesan aquellos que quieran aprender y ayudar a aprender, discutir y buscar puntos de vista. En una palabra: ¡ampliar! Todo lo demás que viene no son más que indeseables efectos secundarios.

Y tras estas aclaraciones y rectificaciones (que entiendo que no gusten, pero que son necesarias) vamos a aclarar algunos temas del comentario que me deja que son matizables:

“ El Partido Popular, como entidad privada que es, puede hacer lo que le venga en gana con sus recursos. Compararlo con que lo haga una administración pública como es el Ayuntamiento de Madrid es tirar de demagogia.”

El Partido Popular no es la Coca-Cola. Es un partido político y, según la Ley Orgánica 6/2002,   “aunque los partidos políticos no son órganos constitucionales sino entes privados de base asociativa, forman parte esencial de la arquitectura constitucional, realizan funciones de una importancia constitucional primaria y disponen de una segunda naturaleza que la doctrina suele resumir con referencias reiteradas a su relevancia constitucional y a la garantía institucional de los mismos por parte de la Constitución.”. Por otra parte, dado que se financian con fondos públicos y están sujetos a la misma norma de transparencia debemos tener en cuenta que, aunque  no sean un ayuntamiento, están más cerca de un ayuntamiento que de una entidad privada en lo que se refiere a lo que hacen o deberían hacer.

En todo caso, considero IMPRESCINDIBLE, que el Partido Popular, los sindicatos, la CEOE, los ministerios y cualquier otro agente que nos podamos imaginar, tanto público como privado, puedan disponer de todos los medios posibles para que puedan transmitir lo que opinan. En el Post criticado por OVERDOSE aparecía una matización de Hacienda a una información de “el mundo” y manifestaba que estaba en desacuerdo. Muy bien; pues en mi opinión si Hacienda detecta que existe una noticia que le afecta que es errónea o incorrecta, yo considero que es su obligación aclararla. No sólo en el ejemplo de Hacienda.  Si el ayuntamiento de turno tiene un punto de vista determinado y los periódicos recogen otra cosa distinta, DEBE aclararlo  y punto.

Sigue diciendo:

Los periodistas sirven para controlar a los poderes públicos, no que los poderes públicos controlen a los periodistas. Los periodistas naturalmente que se deben enfrentar a lo que publican, para eso tienen los códigos deontológicos y las asociaciones profesionales. Y también se enfrentan al mercado, a sus lectores. Lo malo es que algunos piensan, pensáis, que los lectores son tontos, unos meros borregos, y que hace falta que alguien diga qué es verdad y qué no. Genial, la vaselina que no falte.”

En primer lugar me gustaría aclarar que su opinión sobre lo que yo pienso tan sólo puede servir como referencia del criterio del opinante. No voy a decir lo que piensan los demás, pero sí que me voy a molestar en aclarar lo que yo pienso (le importe o no le importe al personaje).

Tengo el firme convencimiento de que si un médico me proporciona una medicina inadecuada para mi enfermedad, el enfermo no es tonto ni borrego.

Si me subo a un avión y se cae por que el encargado de mantenimiento no hizo un buen trabajo, tampoco es tonto ni borrego.

Creo sinceramente que la inmensa mayoría de los lectores de este blog ni son tontos, ni borregos (incluso creo que la inmensa mayoría de las borregadas que de vez en cuando aparecen no se corresponden con un tonto ni un borrego sino que responden a otros parámetros). Soy perfectamente consciente de que estoy escribiendo en una página de contenido financiero, para personas que quieren hacer el esfuerzo de leer muchas palabras y que buscan ideas, razones y argumentos. Está claro que si pensase eso haría otros post y expondría otras cosas (que le comentaré a continuación). Pero no sólo pienso que precisamente los lectores de este blog son exactamente lo contrario a “tontos y borregos”; ¡es que me lo demuestran continuamente!

Pero ya que estamos en los periodistas voy a hacer un par de aclaraciones. ¿Se ha molestado alguien en saber cómo surge este blog? Pues verán; precisamente este blog es un spin-off de un espacio en expansión.com. En un momento dado surgió un proyecto con dicho medio de comunicación ¡porque los medios de comunicación no estaban reflejando la realidad! Lo curioso es que expansión, inicialmente nos facilitó a varias personas un espacio en el que comentar estas cosas; se llamaba “la cuarta pared” y comenzó con un post que ahora está publicado en Rankia:  “De consensos a mis intenciones”. Tanto la experiencia en expansión como este blog comienzan con las siguientes palabras:

El 5 de junio de 2008, a las 13.45, el Banco Central Europeo, de la boca de su máximo responsable Jean Claude Trichet, anuncia en rueda de prensa que deciden mantener los tipos de interés en la eurozona, y que probablemente suban 25 puntos en la próxima reunión.

En los periódicos ese día salen las siguientes noticias:

·         Tritchet dice que va a subir los tipos .25 para luchar contra la inflación

·         La ministra de vivienda dice que es buen momento para comprar piso si se necesita

·         Miguel Sebastián (Ministro de Industria), dice que un ministro en España hace política y no pronósticos

·         Miguel Sebastián pronostica que Tritchet no subirá los tipos de interés

·         Fruto del anuncio de Tritchet para luchar contra la inflación el barril de petróleo sube un 5%.

·         Miguel Sebastián llama Pesimistas a la OCDE, y les solicita IDEAS

·         Miguel Sebastián afirma que tendremos “sorpresas” que impidan al euribor subir

·         El euribor alcanza su máximo histórico en el 5,418%


Leyendo este resumen de la prensa, solo se me ocurre una pregunta: ¿Es que están de cachondeo?

 

Miguel Roig fue la persona que se ilusionó con el proyecto y nos ofreció la colaboración. Eso sí, con una serie de instrucciones; Tenían que ser post en torno a las 500 palabras, con ideas simples y lo más atractivo posible. Nosotros elegíamos los temas, pero ellos decidían si se publicaban. La cosa no duró.

Este blog surge del convencimiento de que los lectores son inteligentes pero que los medios de comunicación por diversos motivos no están transmitiendo la realidad, o por lo menos la realidad que yo veo. Comencé por tanto el blog  hasta que, un buen día,  recogí las noticias y análisis que aparecían en los medios de comunicación acerca de Zinkia en octubre del 2009. Pues cómo con tantos otros temas la prensa estaba realizando un seguimiento penoso y ofrecía una visión maravillosa de la compañía, cuando estaba claro, a la vista del más elemental análisis de la información oficial que estaba literalmente quebrada. Total; tocaron los post que decían que estaba quebrada, a cuenta del papelón que hacía la prensa que no era capaz de informar de lo más obvio.

Cuando Zinkia comenzó a tener problemas, resulta que Alberto Artero (McCoy) contactó conmigo desde Cotizalia y comencé a trabajar para ellos. ¿Normas? Más o menos las mismas que en Expansión; el máximo de palabras era de 1.000 (por encima se estima que no se leera) y las ideas de una en una. La temática era libre. De la breve colaboración (muy bien retribuida por cierto) saqué unas cuantas amenazas de denuncia y finalmente Alberto Artero, después de muchas presiones (la gota que colmó el vaso una farmacéutica pequeñita e inviable de la que he tratado en el blog, y que por cierto no denunció ni a Cotizalia ni a mí por poner el post),  me dijo que no podían seguir,  que no les compensaba. Cierto que nunca me impusieron ningún tipo de censura, pero también queda claro que en prensa hay cosas que no puedes decir.

Por tanto, puedo decir con pruebas y la frente muy alta que; me paso por el forro las supuestas normas de que la gente no va a leer más de 500-600 palabras; que relaciono ideas complejas en los post y que hago post que no podría (pude) publicar en prensa; Y no es por un problema de inveracidad sino de presiones.

Y con la frente muy alta digo que tengo tan alta la consideración de la libertad de prensa que he renunciado a dinero por ello. No acepto aquí lecciones, y en todo caso comprendo a los que no tienen más que aceptar; no era mi caso y pude elegir no ceder. Y por tanto, cualquier medio usado para aclarar la información por parte de quien la emita es bueno.

En todo caso, cuando se dedique a manipular información lo criticaré. Leo con estupor que muchos critican la web porque adoctrina, repite falsedades y demás… pero ¿alguna falsedad?

Y por cierto, y ya que estamos con desmentidos me gustaría dejar claro que cuando OVERDOSE está afirmando “ya lo dijo en su día Goebbels: toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa…”. Está cometiendo un error.

Es completamente falso que Goebbels haya dicho esto, (por mucho que se diga en todos los blogs, comentarios e incluso en periódicos que deberían decir de dónde sacaron esa información).  Goebbels usaba estas técnicas  y Goebbels criticaba a los adversarios por realizar estas prácticas. Pero evidentemente Goebbles, como ministro de propaganda nunca afirmó estas cosas; sería tan absurdo como que un manipulador dijese: “te estoy manipulando”.

Quien dijo esto fue Leonard  W. Doob en su obra: “Goebbels´s principles of propaganda” en 1950. Incluso cuando se quiere insinuar un insulto sería de agradecer que se hiciese correctamente.

Los usuarios también visitaron
Comentarios
20
Página
2 / 2
  1. #21

    Yo mismo

    en respuesta a Yo mismo
    Ver mensaje de Yo mismo

    Quería decir no banear en lugar de no babear.... El teléfono...

Autor del blog
  • Yo mismo

    Mi nombre es Tomás Iglesias, y como todo el mundo sabe, no es fácil describirse a uno mismo. En mi caso es muy sencillo. Soy una persona que ha tenido la oportunidad y la suerte de estudiar Económicas y acabar apasionandome por una disciplina que entiendo como algo que ha de servir para que mejoremos todos.

Envía tu consulta


Sitios que sigo