Rankia Chile
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Negocios rentables en internet
En este blog analizaremos las tendencias rentabilidad de los negocios en la red.

El negocio de la salud al servicio de internet

 En torno al título de este artículo, muchos son los que han encontrado una nueva forma de economizar diferentes segmentos relacionados con la salud, consiguiendo gracias  a su presencia en la red, generar negocio a partir de este cambio en la relación existente  entre salud e internet, poniendo a ésta cada vez más en tela de juicio por el auge del número de pacientes que utilizan la red para obtener mayor información sobre dolencias concretas o, incluso, para tratarlas.

Y es que cada vez son más los españoles que priorizan la información encontrada en buscadores sobre las diversas patologías. En concreto, más del 40% de las búsquedas que se hacen en nuestro país relacionadas con el tema salud son acerca de enfermedades concretas y, en un tercio de los casos, esta búsqueda se realiza antes de considerar la consulta médica.Pese a que los datos dejan clara la situación de cambio, ésta es solo una de las muchas modificaciones que internet ha generado en relación con el tema sanitario.

Comunicación médico-paciente: información sobre salud de calidad

Si hablamos de las altas cifras de usuarios que confían en internet para buscar información sobre enfermedades concretas, también es necesario hablar de la gran cantidad de datos erróneos o confusos que llevan a los pacientes a auto-diagnosticarse falsamente.

Lo cierto es que resulta prácticamente imposible evaluar el contenido sanitario en internet, aunque cada vez son más los organismos que están tratando de facilitar sellos de confianza a las páginas comprometidas con la creación de contenido veraz.

Los usuarios son conscientes de este amplísimo margen de error y por eso acuden a webs, en su opinión, de confianza. Muchas clínicas privadas ya han descubierto este segmento de mercado y facilitan una consultoría online con un médico cualificado, para dar respuesta a los interrogantes de los usuarios; una forma de optimizar las búsquedas relacionadas con una dolencia en concreto, fácilmente convertible en compra o, en el caso del sistema sanitario, en pacientes.

Lo cierto es que, si bien es una oportunidad de negocio clara, también es una manera de aumentar y mejorar la comunicación entre médico y paciente, tan maltratada en el pasado. Los usuarios de estos canales son ciudadanos activos, con una inquietud clara sobre el proceso de enfermedad y cuidado de la salud, que rechazan una actitud paternalista por parte del facultativo.

 

El riesgo de comprar fármacos por internet

Según la encuesta internacional de salud Bupa Health Pulse 2010, el 68% de los usuarios orienta sus búsquedas sobre salud en internet a los fármacos. Con estos datos no parece extraña la proliferación de farmacias online dedicadas a la venta de medicamentos.

Este tipo de compras, además de considerarse “no segura” según datos de la OMS -más del 50% de los fármacos comprados por Internet son falsificadas- están prohibidas, en parte, en nuestro país. Aunque desde el 8 de noviembre del año pasado, gracias a la aprobación del Real Decreto 870/2013, se permite la venta online de medicamentos de uso humano no sujetos a prescripción médica, lo cierto es que aún son muchas las limitaciones que la normativa vigente establece para el comercio online de este tipo de productos.

Además de la limitación de la prescripción médica, quedan excluidos de la venta online los preparados oficinales y los medicamentos veterinarios. A su vez, destaca la necesidad de contar con farmacia física, de manera que la plataforma online sea solo un complemento más de la primera.

El objetivo es la regularización de un mercado que en los últimos años ha crecido gracias a la supresión de las fronteras físicas gracias a internet. Aunque las aduanas españolas han marcado una dirección clara, prohibiendo la entrada de medicamentos a nuestro país de webs afincadas en países como China o Estados Unidos, con normativas más laxas que la española, no siempre han podido frenar la compra de este tipo de productos.

 

Productos de parafarmacia en internet

Si bien es cierto que la compra-venta de fármacos vía online ha estado claramente limitada por la legislación de nuestro país, otros productos de parafarmacia han tenido una comercialización más sencilla en España. Productos para bebés, de protección solar, cosméticos o relativos a la sexualidad son comercializados en nuestro país con la normalidad teniente por otros productos.

En una categoría especial cabe citar la venta de complementos alimenticios online. Aunque, a priori, no hay limitaciones semejantes a la de los fármacos, sí es cierto que la comercialización de este tipo de suplementos alimenticios debe ajustarse a una normativa propia que pocas tiendas online de nuestro país cumplen.

La ficha de producto de los complementos alimenticios debe destacar si tiene “la propiedad de prevenir, tratar o curar una enfermedad humana”, la denominación de categorías de nutrientes o sustancias incluidas en el producto, la dosis diaria recomendada  y la advertencia de no superar esta dosis máxima y la afirmación literal “los complementos no deben utilizarse como sustituto de una dieta equilibrada.

En 2012, Ceaccu denunciaba que, al menos 36 webs y 60 marcas incumplían esta normativa; a día de hoy, muchas son las que siguen vendiendo un supuesto poder curativo de enfermedades que, en ocasiones, resultan inexistentes.

Lo que queda patente es que la salud es un negocio más y, pese a las limitaciones estructurales y coyunturales del segmento sanitario, la salud sigue importando, y mucho, a los usuarios, que han visto en las nuevas tecnologías un aliado, no siempre tan beneficiosos como parece.

 

 

  1. #1

    sftb1961

    a la vez a faltado decir que mucha gente se hace los seguros de salud a través de la red.

  2. #2

    Javier Gázquez

    en respuesta a sftb1961
    Ver mensaje de sftb1961

    Coorecto, llevas razón. Termnaremos viendo consultas médicas convencionales por video conferencia antes de lo que nos esperamos.

    Gracias por el comentario

  3. #3

    sftb1961

    Lo importante no es lo que nos venden o compramos por la red, sino quién hay detrás y la calidad del producto o servicio que recibimos.