Rankia Chile Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Colombia Rankia España Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder
¿Qué son las tarjetas de crédito?

¿Qué son las tarjetas de crédito?

Las tarjetas de crédito son un instrumento de identificación bancaria que se ha posicionado durante las últimas décadas como una de las principales opciones de medio de pago. Se trata de una forma simplificada de concretar una operación de compraventa, que evita el desembolso inmediato de billetes, monedas o un cargo directo en la cuenta corriente. 

Es importante recalcar que, a partir de la crisis sanitaria, en que los comercios buscaron evitar el contacto, el efectivo, el plástico se convirtió en una alternativa más segura para poder llevar a cabo las transacciones. Adicionalmente, en contexto de pandemia, la transformación digital se aceleró de manera notable, registrándose durante los últimos dos años un incremento exponencial del comercio electrónico, en el cual el WebPay se transformó en una tendencia relevante. 

Tipos de tarjetas

Los productos principales que ofrecen las entidades bancarias y financieras en la actualidad son básicamente dos: la tarjeta de débito (que en la práctica equivale a un pago virtual con cargo directo a la cuenta corriente del usuario) y la tarjeta de crédito. Esta última tiene el atributo de que además de poder realizar un pago con dinero que no necesariamente se tiene en ese momento, este se puede aplazar hasta el mes siguiente, sin intereses asociados. 

De acuerdo con el informe de medios de pago publicado por el Banco Central a mediados de este 2022, el número de transacciones que se realizan con tarjetas de crédito en Chile se duplicó desde el 2018, alcanzando una cifra inédita. Este estudio da cuenta de una marcada tendencia hacia un uso más masivo de los plásticos, los cuales sirven para todo tipo de circunstancias. Hoy en día, hay millones de tarjetas emitidas en circulación que están diariamente generando movimientos de fondos. 

Funcionamiento de las tarjetas de crédito

El mecanismo de las tarjetas de crédito consiste básicamente en un préstamo de corto plazo, en cuanto se realiza el pago de un bien o servicio (ya sea en su totalidad o en cuotas) y luego el monto asumido se va sumando a la facturación que deberá pagar el cliente directamente a su banco en la fecha estipulada de vencimiento del período. 

Ventajas de las tarjetas de crédito

La ventaja que tiene esta forma de operar es que muchas veces, ya se han efectuado los pagos del mes y no se cuenta con los fondos para poder realizar una determinada compra, pero en el momento en que se deba saldar la deuda con la entidad bancaria, ya se va a haber recibido un ingreso que permitirá cerrar el ciclo de la operación y no tener que pagar una tasa de interés. Esto último solo podría ocurrir en caso de que exista un retraso en el pago del producto, lo cual funciona como una penalización. 

Diferencia con las tarjetas de débito

A diferencia de la tarjeta de débito, la de crédito tiene una serie de ventajas económicas, como lo son, por ejemplo, la posibilidad de pagar periódicamente, el poder realizar una transacción determinada en cuotas, que en muchos casos incluso alcanza el plazo de tres o seis meses sin considerar la acumulación de intereses y también, el poder llevar a cabo compras de más alto valor, en la medida que tenga un cupo más alto, lo cual está habitualmente relacionado con el cumplimiento de los pagos y/o el demostrar un cierto nivel de ingresos. 

Asimismo, juntar puntos que posteriormente se podrán canjear en diversos establecimientos comerciales constituye uno de los beneficios más relevantes para quienes hacen uso de este tipo de producto. En esta misma línea, muchas veces el cliente puede acceder a una serie de descuentos en negocios que estén asociados a esta.  

Por otra parte, resulta pertinente mencionar que el uso de tarjeta de crédito requiere un cierto grado de responsabilidad, en cuanto se hace necesario ser ordenado con los pagos y monitorear constantemente cuánto es lo que se ha facturado en el período, para no acumular una deuda que después no se va a poder pagar, o bien, pasar a tener una mora que, al trascender el período, acumulará un porcentaje de interés. 

En resumen, las tarjetas de crédito se han posicionado como una de las mejores alternativas de financiamiento, tanto para compras grandes como también, aquellas más pequeñas. El acceder a préstamos mensuales constituye una opción de gran atractivo para cualquier persona o empresa, sin perder de vista que, además, suele ser una modalidad más segura, siempre y cuando se utilicen de manera correcta y se sigan las recomendaciones de las entidades financieras, como, por ejemplo, no entregar claves o información confidencial. 

Finalmente, cabe señalar que, para poder conseguir una tarjeta de crédito, se hace necesario que acudir a un banco, casa comercial y otra entidad financiera que ofrezca este producto y solicitarla. Generalmente, se requerirá abrir una cuenta corriente, lo cual suele incluir una serie de servicios por un pago mínimo de mantención y el cumplimiento de una serie de términos de contrato. 


Simulador de tarjetas
  • Te ofrecemos los mejores resultados en base a tus respuestas
  • Te haremos preguntas sobre la tarjeta que quieres solicitar
  • Rellena nuestro cuestionario en menos de 2 minutos
  • Tarjetas
  • Tarjetas de crédito
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!
Simula y elige tu tarjeta