Rankia Chile Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

¿Cómo contratar un seguro de vida?

Contratar un seguro de vida es una práctica que no está tan estandarizada en la sociedad como contratar un seguro para el hogar o para el coche. Por ello, podemos desconocer qué aseguradoras nos ofrecen un seguro de estas características. Aquí te contamos cómo podemos contratar el seguro de vida.

 

¿Cómo contratar un seguro de vida?

 

 

¿Cómo contratar un seguro de vida?

Para contratar un seguro de vida debes saber que no sólo se tratar de tener el dinero para pagarlo, ir a una compañía aseguradora y firmar el contrato. Debes cumplir con una serie de requisitos para poder ser un sujeto asegurable:

  • Edad: debes tener entre 18 y 65 años de edad (en algunas aseguradoras el límite es de 60 años). La edad límite es un requisito cuyas razones son evidentes: mientras más edad tenga el solicitante más probabilidad habrá de que la aseguradora deba hacer efectivo el seguro.
  • Antecedentes médicos: Para que una persona pueda contratar un seguro de vida debe gozar de buena salud y no tener un historial médico que indique operaciones o enfermedades graves. Además, en algunos casos se verifica el historial familiar para descartar antecedentes médicos negativos.
  • Profesión y actividades: En este punto, el precio de un seguro de vida puede variar mucho entre una persona y otra ya que mientras más riesgosa sea su profesión o el trabajo que desempeñe mayor será la póliza que deberá pagar. En el peor de los casos, la aseguradora puede definir como “no asegurable” a una persona cuyo riesgo de muerte es muy alto.

Por su parte, otra de las consideraciones que debes tomar en cuenta al contratar un seguro de vida es el objetivo para el que quieres el seguro. Debes analizar tus circunstancias y decidir qué tipo de seguro de vida es mejor para ti. Los seguros de vida tienen diversos objetivos dependiendo del asegurado:

  • Garantizar un ingreso para el cónyuge, hijos y demás beneficiarios por un tiempo.
  • Asegurar la continuidad de los estudios de los hijos.
  • Pagar saldos de deudas.
  • Pagar los costos incurridos en el funeral del asegurado.
  • Tener un fondo de ahorro para la vejez.

Luego de determinar que cumples con los requisitos y establecer qué tipo de seguro quieres contratar, corresponde hacer un análisis de las mejores aseguradoras que ofrezcan la póliza que has seleccionado. Recuerda que es la indemnización por tu fallecimiento lo que está en juego, por lo que debes escoger una aseguradora confiable y segura.

Cabe destacar que, legalmente, una misma persona puede contratar dos o más seguros de vida, ya sea porque quiere ampliar la cantidad de dinero que recibirán sus beneficiarios (la cual será independiente entre una y ora póliza), cubrir riesgos diferentes en diferentes aseguradoras, asegurar mayor cantidad del patrimonio familiar o diversificar la lista de beneficiarios.

 

Pasos para contratar un seguro de vida

Finalmente, tras elegir el tipo de seguro, la aseguradora y haber leído los requisitos que debes cumplir para asegurarte, deberás seguir los siguientes pasos para contratar tu seguro de vida:

  • Llena la solicitud de seguro: Algunas aseguradoras te ofrecen la solicitud vía internet, que podrás llenar y enviar fácilmente, tras lo cual se te asignará una cita en la oficina más cercana. En este formulario debes ingresar la información que utilizará la aseguradora para determinar si eres un sujeto asegurable. Por eso, verifica que cumplas con los requisitos. Si colocas información falsa, tus beneficiarios podrían no recibir la indemnización prometida.
  • Evaluación de riesgo: En esta etapa, la aseguradora realiza los exámenes médicos correspondientes y evalúa los demás aspectos que pueden influir en el precio de la prima, como ocupación del solicitante, edad, sexo, domicilio, etc.
  • Culminación del trámite e inicio de la cobertura: De acuerdo con la aseguradora, puede haber un plazo entre la firma del contrato y el día en el que este comienza a tener efecto. Otros tienen validez desde el mismo día, dependerá de la aseguradora.

 

Contratar un seguro de vida les dará a tu familia y beneficiarios respaldo económico en un momento difícil y te permite asegurar una parte de tu patrimonio en caso de caídas financieras fuertes. Recuerda que siempre podrás contratar más de un seguro si así lo consideras necesario.

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar