blog Mejores Opiniones México
Las mejores opiniones sobre empresas, productos y mercados financieros mexicanos
Mejora tu formación y conoce a los expertos de la industria

¿Antropólogos en las empresas? Cómo y para qué

Ibero

 

Por Mtra. Patricia Alvarado, economista, geógrafa y experta en antropología social y colaboradora de Ibero Consultores Estratégicos de la Universidad Iberoamericana.

 

  • Aunque vaya en contra de la idea tradicional que tenemos de la antropología, es cada vez más frecuente que los antropólogos se incorporen en los equipos de trabajo de pequeñas, medianas y grandes empresas. Y sí, tienen mucho que aportar.

 

¿Qué no la Antropología se encarga de estudiar ‘ruinas’, comunidades alejadas, pueblos indígenas, fiestas tradicionales, o los huesitos de nuestros antepasados? Pues no, desde hace mucho tiempo la Antropología ya no hace solo eso. Por convención tiende ha hablarse de cuatro grandes campos de estudio en Antropología: la antropología física, la arqueología, la lingüística y la antropología social. Ésta última se ha diversificado a tal grado que existen hoy en día una infinidad de sub-campos que no pierden nunca de vista el objetivo primordial de la disciplina: entender mejor las formas del ser humanos en sociedad.

 

Solo por citar algunos ejemplos tenemos la antropología del futuro, de la música, de la muerte, del deporte, de la risa, de la innovación, de la religión, del espacio exterior, de la enfermedad y muchas otras. En este gran universo existe también la antropología de las organizaciones, las empresas, de los negocios o la bussiness anthropology, como también se le conoce. Gracias a estas especializaciones se puede entender mejor el comportamiento de los usuarios de un cierto bien o servicio, las formas en que los consumidores se relacionan con un producto, cuáles son sus expectativas y cuál su experiencia final.

 

Actualmente, la antropología permite ver hacia dentro de las empresas u organizaciones -sin importar su tamaño- y cuáles son los aportes de valor que con ello genera gracias a las herramientas teóricas y prácticas con que cuenta; entre ellas y por excelencia: la etnografía y la observación participante. Llevar la antropología a tu organización permitirá:

 

Conocer mejor a tus colaboradores: muchas empresas quieren conocer todo de sus clientes y, sin embargo, no se esfuerzan por conocer primero a sus empleados o colaboradores y cómo es su experiencia en el espacio laboral -employee experience-. Más allá de las entrevistas de fit cultural que se realizan, es importante conocer sus frustraciones, pain points, expectativas y necesidades, entender sus tiempos y ritmos y ser sensibles a los factores internos y externos que les pueden afectar. Por ejemplo, hay empresas que desde el temblor del 2017 en la Ciudad de México no han podido recobrar el ritmo de trabajo que tenían y no entienden porqué, pero, tampoco se han detenido a preguntar a sus empleados cómo el sismo les afectó a nivel personal. Es común que los jefes o dueños debido a su carga de trabajo simplemente no tengan el tiempo para ocuparse de estas cosas y que, si lo intentan, no obtengan respuestas sinceras debido a las asimetrías de autoridad. En cambio, un antropólogo puede generar dinámicas de empatía y ambientes de comunicación abierta y camaradería que permitan identificar los cuellos de botella o las dinámicas que están generando fricciones al interior de la organización.

 

Implementar, complementar o descubrir cuál es la “cultura organizacional”: ¿Cómo se gestionan las jerarquías y los liderazgos?, ¿cuáles son los valores que se promueven y cómo empatizan con los valores y creencias de los empleados?, ¿cuáles son las reglas formales e informales que organizan el funcionamiento colectivo de los espacios de trabajo? Un antropólogo en casa permite tener una perspectiva más cercana de esos procesos y de otras sutilezas que pueden complicar el trabajo en el día a día como, por ejemplo, las tensiones entre los objetivos de corto plazo que cada área o departamento debe cumplir y el objetivo y metas generales de la empresa. Por otro lado, es importante reconocer que la cultura es un proceso en el que todos los empleados participan y aportan -y no un manual de 300 páginas que solo debe leerse-.

 

Adquirir conciencia de la diferencia cultural a nivel local e internacional. México es muchos “Méxicos”, por ello es necesario tener conciencia de las imbricadas relaciones entre la cultura nacional y las diferentes culturas locales. En el caso de aquellas empresas u organizaciones que están buscando internacionalizar sus actividades, es común que realicen estudios para conocer a sus nuevos clientes o usuarios. Sin embargo, también es importante que exploren y diseñen estrategias para establecer diálogos entre la cultura corporativa -que tendrá un toque mexicano- y la cultura local, los idiomas, hábitos, etc., de los nuevos trabajadores. La diversidad cultural es fuente de riqueza en el más amplio de los sentidos, pero también plantea desafíos importantísimos para el trabajo en equipo. Los antropólogos pueden ayudar a establecer diálogos que fomenten la tolerancia y el respeto al interior de equipos interculturales.

 

Estar atentos al cambio: las empresas cambian y sus formas de hacer las cosas también. Ya sea porque se creará un nuevo producto, se incorporará una nueva tecnología o se renovará la imagen de la empresa, el manejo y administración del cambio es uno de los grandes retos en las empresas sin importar su tamaño. Se recomienda generalmente que los cambios sean graduales, incrementales, y se vean y vivan como procesos y no como rupturas. En esos momentos es pertinente tener un aliado que recoja el sentir de los colaboradores para identificar los puntos de fricción y los espacios que más oponen resistencia para entender las razones de dichas posturas, escuchar a los expertos y a las personas que están en ese puesto de trabajo todos los días.

 

Hace mucho tiempo que la Antropología trascendió las áreas tradicionales de estudio en las que se enfocaba. Hoy en día, los antropólogos deberían ser aliados estratégicos de todas las empresas y organizaciones para generar iniciativas más sensibles y humanistas, negocios que, desde adentro, aporten más valor a la sociedad.

¿Deseas sanear tus deudas?
  • Te mostramos cómo liquidar tu Buró de crédito, sin compromiso
  • Liquidalas con descuentos desde 40% hasta 90% sobre el monto total.