Rankia Chile Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Colombia Rankia España Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder
Tasa de Interés en 11,25%: ¿Cómo impacta en los créditos hipotecarios?

Tasa de Interés en 11,25%: ¿Cómo impacta en los créditos hipotecarios?

Cuando el Banco Central decide subir la Tasa de Política Monetaria, o TPM, que actualmente se ubica en 11,25%, las tasas de los créditos comerciales también experimentan alzas, entre ellas, las de los Créditos Hipotecarios. ¿Es el momento de adquirir este tipo de compromisos?

Si estás pensando adquirir un crédito hipotecario en una entidad financiera, una de las variables más importantes que debes considerar es la tasa de interés. Si la tasa sube, endeudarse es más caro. En tanto, cuando la tasa baja, el costo de los créditos disminuye.

Las tasas de interés de los créditos hipotecarios se relacionada directamente con el comportamiento de la Tasa de Política Monetaria, o TPM, del Banco Central.

La Tasa de Política Monetaria establece el valor del dinero. Es la tasa con que el Banco Central presta dinero a los bancos comerciales, y el Consejo de la entidad se reúne ocho veces en el año para determinar si la tasa se mantendrá, subirá o bajará. Con esta referencia, los bancos fijan las tasas de sus captaciones, como depósitos a plazo, y sus colocaciones, como créditos de consumo, hipotecarios, y otros instrumentos que impliquen préstamos de dinero.

Dado que la TPM representa el valor del dinero, una TPM baja invita a consumir y a utilizar el crédito, ya que los intereses de las deudas serán más bajos. Al contrario, una tasa más alta incentiva el ahorro, ya que entregará rentabilidades más altas, y al mismo tiempo, provocará que endeudarse sea más caro. Esto impacta directamente a los créditos hipotecarios, operaciones de préstamo de largo plazo que otorgan los bancos y otras entidades financieras, que permiten comprar un inmueble, como una vivienda, un terreno, una oficina o un local comercial.

Para César Valencia, Analista de Alpari Research, cuando se tiene una TPM alta, “por lo general las tasas tienden a incrementarse, pero esto no es lo único que influye en las tasas de los créditos, especialmente en los hipotecarios, sino que tiene que ver también con otras condiciones económicas. Desde 2019 las tasas de interés comenzaron a subir por la incertidumbre interna, algo que después se agravó con la pandemia, a lo que debes sumar también la inflación. En este escenario, los hipotecarios a 30 años ya casi no existen”.

Entonces, antes de adquirir un crédito hipotecario, un elemento clave que se debería evaluar es si el momento actual, en una economía con mayores niveles de incertidumbre, es el adecuado para endeudarse, pensando en el alto nivel en el que se encuentran las tasas de interés.

¿Cuándo comenzará a bajar la TPM?


Ahora bien, cuando las tasas de interés están bajas, puede ser un buen momento para considerar tomar un crédito hipotecario, ya que el costo total del crédito será menos que en un contexto de tasas elevadas. Sin embargo, más importante que considerar la tasa de interés antes de endeudarse, es fundamental que se estabilicen otras variables económicas, como el crecimiento, la tendencia de la inflación y el mercado laboral.

De todas formas, cuando el Banco Central realizó su último incremento en la TPM, también anunció que el nivel de 11,25% sería el máximo para este ciclo alcista. Con esto, a juicio del Analista de Alpari Research, “ahora vamos a tener unos meses, probablemente el último trimestre de 2022 y el primero de 2023, donde el Banco Central no moverá la tasa, y ya desde el segundo trimestre comenzará a realizar recortes en la TPM, y la magnitud del descenso dependerá de la evolución de la inflación, que se proyecta termine este año en 12,5% y que para 2023 se ubique entre 4% y 4,5%”.

En definitiva, ¿cuál es el mejor momento para comprometerse con un Crédito Hipotecario?


Más que aprovechar una coyuntura económica, como un periodo de bajas tasas de interés, la principal recomendación para comprar una vivienda es reunir al menos el 20% del valor de la propiedad por concepto de pie. Esto permitiría acceder a mejores condiciones crediticias, ya que la cantidad de dinero solicitado será menor. La relación es la siguiente, a más pie, menor será el crédito por solicitar. 

Asimismo, como la compra de una propiedad requiere un importante compromiso en el largo plazo, es importante analizar si se cuenta con una situación económica estable, o al menos, con la capacidad de hacer frente a una eventualidad sin desestabilizar el presupuesto personal o familiar.

Además es recomendable que el dividendo mensual proyectado a pagar por el crédito, no supere el 25% del ingreso mensual, esto para cuidar que la proporción mensual total destinada al pago de deudas (créditos de consumo, tarjetas de crédito, cuentas varias) no supere idealmente el 50% de los ingresos. También es importante que el monto del dividendo no supere el 25% del ingreso, ya que si éste llega a ser mayor, disminuye el margen de maniobra para cubrir otros compromisos financieros, especialmente si se experimenta algún imprevisto económico.


Simulador de créditos hipotecarios

Simula tu crédito hipotecario, calcula tu cuota y consigue financiamiento con esta herramienta gratuita.

  • Te haremos preguntas sobre la vivienda que quieres comprar
  • Te ofreceremos los mejores resultados en base a tus respuestas
  • Te resolveremos cualquier duda que te surja sobre tus resultados
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!
Simula tu hipotecario